Empresas 100% digitales: cómo trabajar con la oficina en la mochila

Empresas 100% digitales: cómo trabajar en una empresa sin oficina

Si muchos de nosotros trabajamos todo el día delante de un ordenador, ¿por qué vivir pegados a la oficina? En los últimos meses, hemos asistido al mayor experimento de teletrabajo jamás realizado, que ha demostrado a multitud de empresas el potencial de aplicar esta práctica al día a día de sus trabajadores. Tanto es así que algunas de las grandes multinacionales tecnológicas, como Twitter, ya han anunciado que mantendrán el teletrabajo a tiempo completo para siempre, y otras como Facebook o Shopify anuncian que podrían seguir la misma línea. Pero esta no es una idea totalmente nueva: las empresas 100% digitales la aplican desde hace años. Son compañías sin oficinas, con empleados que pueden estar desperdigados por todo el mundo, con la única condición de tener una buena conexión a internet y alcanzar los resultados que la empresa marque. ¿Te atrae la idea? Descubrimos las ventajas e inconvenientes de teletrabajar a tiempo completo de la mano de profesionales que llevan años dirigiendo este tipo de empresas.

Cada mañana, tras levantarse en su pequeña casa frente a la playa de Gran Canaria, Shane Pearlman coge unas buenas olas con su tabla de surf. A la vuelta, enciende el ordenador para dirigir a un equipo de 135 empleados dispersos por todo el mundo. Hace casi 20 años, Shane fundó Modern Tribe, una empresa de diseño de aplicaciones y sitios web basada en la filosofía del trabajo remoto al cien por cien. “Entre mis empleados hay personas que educan a sus hijos en casa, que viajan en caravana todo el año, que se trasladan a vivir a un país distinto cada tres meses, pero también gente que quiere trabajar de 9 de la mañana a 5 de la tarde”, explica. “Mi objetivo es crear un entorno en el que la gente puede diseñar su vida, junto con su trabajo, de manera consciente”.

Santiago Muñoz-Chápuli también dirige una empresa remota al cien por cien. Cada mañana, su trayecto al trabajo le lleva solo unos segundos: lo que le cuesta pasar de la cama a la mesa de su despacho, en otra habitación de la casa. Hace 12 años que fundó ON Soluciones, una consultora especializada en el diseño y mejora de procesos de operaciones y de atención al cliente. Sus 20 trabajadores están distribuidos por diferentes lugares de España: Madrid, Barcelona, Sevilla y Álava. Pero en ninguno de estos lugares existe una oficina de la empresa. “Nuestra oficina es la mochila: el móvil y el ordenador”, afirma. Y si bien aprovecha la tranquilidad de su hogar para concentrarse en sus proyectos, análisis o presentaciones, este empresario explica que no está en casa muy a menudo, sino visitando a clientes o asisitiendo a reuniones: “Hay gente que confunde trabajar en remoto con estar encerrado en casa. Estamos donde está el cliente y dónde está la actividad”.

¿Te pica el gusanillo de este estilo de vida? Hemos hablado con ellos para que nos cuenten qué les llevó a crear empresas sin oficinas y qué debes preguntarte antes de lanzarte a buscar trabajo en este tipo de compañías.

¿Por qué trabajar desde casa?

Como en las empresas de Shane y de Santiago, los empleados de las compañías en remoto 100% no tienen una oficina a la que acudir. Lo más habitual es que trabajen desde casa, aunque algunos lo hacen también desde cafeterías o espacios de trabajo compartidos con otros profesionales. Esta modalidad de trabajo es una gran fuente de ventajas, tanto para el trabajador como para la compañía:

Ventajas para el trabajador

“El mayor beneficio de trabajar en remoto es que te permite diseñar tu vida, para poder vivir con propósito e intención. ¿Hay algo más importante que eso?”. Así resume Shane Pearlman la filosofía que le llevó a empezar a fundar una empresa en la que todos los empleados trabajan a distancia a tiempo completo hace casi dos décadas.

“El mayor beneficio de trabajar en remoto es que te permite diseñar tu vida, para poder vivir con propósito e intención. ¿Hay algo más importante que eso?” - Shane Pearlman, fundador de Modern Tribe

Pero atención: no se debe confundir el teletrabajo forzoso en periodo de confinamiento, en plena crisis sanitaria y en muchos casos sin las condiciones adecuadas (falta de espacio para trabajar, niños en casa, falta de herramientas para el trabajo online…), no resulta representativo de lo que supone esta modalidad de trabajo para quienes lo practican en su día a día.

De hecho, en condiciones “normales”, el 99% de las personas que trabajan desde casa, tanto si lo hacen de forma permanente como ocasional, desean seguir haciéndolo. Es el resultado de una encuesta con 2.500 trabajadores a distancia de todo el mundo realizada por Buffer, la empresa cien por cien remota que está detrás de uno de los gestores de redes sociales más populares de internet.

Pero ¿por qué gusta tanto el trabajo en remoto? Por orden de preferencia, los empleados a distancia valoran los siguientes aspectos:

  • Tener un horario flexible (40%)
  • Poder trabajar desde cualquier lugar (30%)
  • Pasar más tiempo con la familia (14%)
  • Trabajar desde casa (13%)
  • Otras razones (3%)

Otra gran ventaja: adiós a los atascos o a las horas de viaje en metro. “Es un tiempo que no aporta ningún valor añadido ni al empleado ni al trabajador. Únicamente se transforma en contaminación y en mal humor”, apunta Santiago, de ON Soluciones.

El auge de las empresas en remoto 100%

Mayor productividad

El hecho de trabajar lejos de una oficina tradicional o de un open space con otros compañeros permite a muchos trabajadores mantener más fácilmente la concentración, con lo que trabajan de manera más eficaz. La productividad se ve reforzada incluso si tienes un trabajo en el que tienes que colaborar con otros muy a menudo. Al menos, esa es la experiencia de Santiago, quien explica que la facilidad de compartir documentos y pantallas “permite que las reuniones a distancia sean incluso más efectivas que las físicas”.

Además, quienes trabajan desde casa disfrutan a menudo de más libertad para organizar su día y gestionar su tiempo de la manera que mejor consideren. La empresa de Shane, por ejemplo, solo exige a sus equipos que sus miembros estén conectados a la vez “durante tres horas al día”. Los empleados son libres para decidir cómo organizar el resto de su jornada y así encontrar tiempo para hacer deporte, dar clase a sus hijos…

Talento internacional

Al trabajar en remoto, se eliminan las barreras físicas que impiden contratar talento o conseguir clientes en cualquier lugar del mundo. El volumen de talento al que puede acceder una empresa de este tipo es cada vez mayor, ya que cada vez hay más personas interesadas en trabajar a distancia. La última vez que Modern Tribe abrió un proceso de contratación recibió 11.000 solicitudes para 20 puestos.

Las ventajas también se hacen notar en las economías de zonas rurales o más aisladas. Gracias al empleo a distancia, los talentos locales pueden encontrar un puesto estimulante sin tener que mudarse a las grandes ciudades.

La otra cara de la moneda es que las empresas con sede en zonas rurales, gracias al teletrabajo, también pueden atraer a teletrabajadores de todos los rincones del mundo. ¿Quién no querría darse un chapuzón en las playas de Canarias cada día o esquiar todas las mañanas de invierno en los Pirineos antes de entrar a la “oficina”?

Ahorro de costes

Es quizás la ventaja más evidente. Si los trabajadores de una empresa no necesitan acudir a una oficina, las empresas puedan permitirse alquilar espacios más pequeños y por lo tanto más baratos, para quienes opten por tener un espacio físico que utilizar como dirección fiscal, o incluso no necesitar tener un espacio físico en absoluto. Por no hablar del ahorro en costes como la electricidad o la calefacción, la limpieza, la reposición de material de oficina, etc. Esto es especialmente importante para compañías que operan en zonas céntricas de grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Un estudio de la Universidad de Stanford, basado en un proyecto piloto de trabajo a distancia en el que participaron 249 agentes de apoyo telefónico de CTrip (la mayor agencia de viajes de China), desveló que la compañía ahorraba unos 2.000 dólares por empleado al mes gracias a la reducción de las necesidades de espacio.

¿Cómo lanzarte a trabajar a distancia?

El teletrabajo no es la solución ideal para todo el mundo. Antes de lanzarte, evalúa si encajas en el perfil ideal del teletrabajador 100%. Te proponemos que te hagas las siguientes preguntas:

¿Es posible teletrabajar en mi sector?

En primer lugar, el empleo que quieras desarrollar tiene que estar vinculado de alguna manera con el entorno digital o los servicios a distancia. Para la práctica totalidad de estos trabajos es imprescindible trabajar a través de un ordenador o un teléfono. Entre los sectores en los que sí se puede trabajar a distancia:

Pero hay mucho más. Cada vez más empleos tienen un componente digital, con lo que incluso en sectores en los que a priori parecía imposible el trabajo a distancia, podría haber posibilidades. Un ejemplo es el sector del turismo: hay hoteles que permiten a sus operadores de atención al cliente trabajar a distancia y también se puede trabajar como profesor de hostelería en plataformas online. De nuevo, si para algo ha servido esta crisis en el terreno laboral, ha sido precisamente para demostrar que el teletrabajo es posible en multitud de sectores y de puestos distintos. Hoy en día, las posibilidades son casi infinitas.

¿Tengo la personalidad adecuada para el trabajo a distancia?

Tanto Shane Pearlman como Santiago Muñoz-Chápuli coinciden en que la principal característica que debe tener un trabajador a distancia es ser una persona responsable y tener capacidad de autogestión. “Hay gente que trabaja muy bien en un entorno estructurado y, con frecuencia, a esa gente a menudo le cuesta trabajar desde casa”, explica Shane.

“Hay gente que trabaja muy bien en un entorno estructurado y, con frecuencia, a esa gente a menudo le cuesta trabajar desde casa” - Shane Pearlman

En tu casa nadie va a estar vigilando si cumples tus horas de trabajo. Tienes que ser capaz de concentrarte aunque estés solo. Además, es importante mantener una actitud muy comunicativa y alzar la voz si algo no funciona, ya que al trabajar en remoto es más fácil que los problemas pasen inadvertidos y acaben siendo graves si nadie hace nada a tiempo. Puede parecer obvio, pero es importante que te preguntes con honestidad si este es tu caso. Dos de cada tres personas que dejan Modern Tribe lo hacen porque la estructura menos rígida de una empresa a distancia no encaja con su personalidad.

“Hay gente que echa de menos la máquina de café, personas que nos han confesado que quieren una oficina normal y un jefe normal. Quieren ir a trabajar todas las mañanas y encontrarse con el atasco”, comenta Santiago Muñoz-Chápuli, de ON Soluciones.

“Hay gente que echa de menos la máquina de café, personas que nos han confesado que quieren una oficina normal y un jefe normal” - Santiago Muñoz-Chápuli, fundador de ON Soluciones

¿Dispongo del entorno adecuado en casa?

Aunque puedas trabajar desde cafeterías de vez en cuando, necesitarás un lugar tranquilo en casa donde poder concentrarte. Si no tienes una habitación libre para montar una oficina en casa, es importante que al menos encuentres un rincón silencioso cuya función sea solo trabajar. Y si tienes familia, tendrás que llegar a un acuerdo con ellos para tratar que te interrumpan lo menos posible mientras estás trabajando. Estar en casa no significa estar siempre disponible y al principio puede ser difícil acostumbrarse a ello.

Y asegúrate de que tienes una conexión a internet rápida y estable, para no quedarte con la imagen congelada en medio de una reunión importante.

¿Cómo hacer frente a las desventajas del teletrabajo 100%?

Si bien el teletrabajo puede ser un modo de vida atractivo, también tiene su lado menos positivo. El estrés, la soledad y la falta de comunicación son algunos de los problemas que más a menudo encuentran las personas que trabajan en este tipo empresas. Conscientes de que la distancia puede ser un obstáculos para muchos, las empresas remotas ponen en marcha recomendaciones y estrategias como estas:

  • Marcar un horario para empezar y terminar de trabajar, para evitar echar muchas más horas de las que se trabajarían en una oficina.
  • Usar herramientas digitales, como Slack, para chatear o hacer videollamadas con los compañeros. Aunque sea solo para tomarse un café.
  • Definir de manera muy clara los objetivos de los proyectos para evitar los malentendidos que se pueden producir en reuniones no físicas.
  • Algunas compañías optan también por organizar encuentros en persona de vez en cuando para fomentar las relaciones entre los miembros del equipo.

En cualquier caso, antes de lanzarte al teletrabajo pregúntate si este tipo de contactos pueden ser suficientes para tí y si serías feliz colaborando de esta manera con tus compañeros.

Debido a la crisis del coronavirus, el teletrabajo está más en boga que nunca. “Hay muchas empresas que pensaban que no podían pero que ahora, al haber tenido la oportunidad de probarlo, se van a apuntar, si no todo el tiempo, al menos de modo parcial”, asegura Nacho Rodríguez, fundador de la conferencia Nomad City, que reúne a cientos trabajadores remotos cada año en Gran Canaria. Otras empresas, aunque no entiendan el teletrabajo como algo habitual, “sí lo tendrán como medida de emergencia en caso de que la situación se repita”, concluye.

Si crees que trabajar desde casa en una empresa totalmente remota puede ser lo tuyo, este puede ser un buen momento para intentarlo.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Ivo Cabral

Periodista freelance

Etiquetas

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

Julia Faure contra la 'fast fashion'

Julia Faure, creadora de la marca de ropa ética Loom, desentraña los trapos sucios de la industria textil y defiende que otra moda es posible.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: