Welcome to the Jungle - Logotipo

¿Qué impacto tiene el 'full remote' en la salud mental?

¿Cómo afecta a la salud mental el trabajar en remoto?

El teletrabajo ha llegado a la vida de millones de españoles sin que lo esperáramos. Son muchos los que, por causa mayor, han empezado recientemente a familiarizarse con las reuniones virtuales o con la flexibilidad de horarios. Mientras, otros hace ya tiempo que han integrado el teletrabajo en su día a día o quienes han ido un paso más allá y trabajan 100% en remoto. Analizamos los beneficios de este nuevo paradigma laboral y sus posibles perjuicios sobre nuestra salud mental, de dos profesionales que lideran empresas nacidas bajo esta fórmula.

Hasta ahora, apenas el 4,3% de los profesionales ocupados en España trabajaba más de la mitad del tiempo en casa, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y si bien el teletrabajo no está al alcance de todos, pues muchos puestos requieren de presencia física, la opción de trabajar desde nuestro domicilio de manera habitual nos permite ahorrar en tiempo y costes de desplazamiento y nos aporta beneficios evidentes, como más flexibilidad de horarios y mayores posibilidades de empleo en un mercado laboral que no entiende de fronteras. Pero, ¿son todo ventajas? ¿Cómo se consigue trazar una línea entre el trabajo y la vida personal? ¿Cómo se mantiene la motivación? ¿Cómo evitar sentirse solo o aislado?

¿Qué es el trabajo full remote?

El trabajo en remoto es aquel que se lleva a cabo en una ubicación no centralizada. Entre ellos hay quienes practican el teletrabajo puntualmente hasta aquellos que trabajan 100% en remoto (también conocido como full remote) durante todo el año. De hecho, cada vez son más las empresas que apuestan por tener empleados “deslocalizados”, que realizan sus tareas del día a día desde algún otro punto del planeta.

Esto es posible gracias al uso de internet, herramientas digitales, aplicaciones de mensajería y videoconferencia y software colaborativo. Para este tipo de trabajadores, es habitual trabajar por proyectos y objetivos con equipos que se dividen las tareas y se marcan plazos.

Tanto es así que algunas empresas han optado ya por que todos sus trabajadores sean full remote, lo que les permite prescindir de sedes y oficinas centrales (con el ahorro en infraestructura y gastos que esto supone), además de la posibilidad de construir equipos de profesionales que no tienen un puesto físico de trabajo y que trabajan desde casa o desde espacios de coworking. Son empresas que han superado las barreras del presentismo y que confían en la responsabilidad de los trabajadores y en la motivación de sus equipos.

Los inconvenientes

Aislamiento

Comentar la última serie que arrasa en Netflix o explicar nuestras peripecias del fin de semana es algo que solemos hacer con nuestros compañeros de oficina. Sin embargo, perder estas prácticas tan habituales puede hacer que sintamos cierta sensación de aislamiento y de soledad. “No tener el contacto físico de la oficina tradicional es lo primero que echamos de menos”, apunta Ana Pedroche, cofundadora de la agencia Tu Posicionamiento Web, cuyo equipo está integrado actualmente por ocho profesionales que trabajan en remoto desde diferentes puntos de España.

Cómo se soluciona:

Para suplir la carencia de cercanía física, puedes organizar llamadas y chats virtuales, para comentar el desarrollo de los proyectos. También es importante contar con canales de comunicación enfocados a la diversión, y no solo al trabajo. Para Eli Romero, que dirige una agencia de comunicación con nueve trabajadores repartidos por la Península, es fundamental: “Es bueno poder compartir las cosas del día a día, eso ayuda a que la gente se sienta a gusto dentro del equipo y que pueda incluso forjar amistades. Nosotros tenemos un canal específico para eso, para que no perdamos el momento ‘cafetería’”.

Sobrecarga de trabajo

Con frecuencia, los trabajadores full remote sienten que necesitan “demostrar” que están siendo productivos aunque trabajen desde casa, por lo que tienden a trabajar más horas de las que les corresponden o a asumir más tareas de las que tienen tiempo de realizar. Esta sobrecarga de trabajo puede aumentar los niveles de estrés y, en casos extremos, acabar provocando un burnout.

Paralelamente, existe otro miedo: el de trabajar más horas de lo estipulado por contrato. “Es algo más habitual entre los autónomos que trabajan solos. Ellos sí que suelen trabajar 24/7 y eso es una condena. Aquí formas parte de un equipo y puedes tener más libertad, alguien que te supla en vacaciones, etc.”, puntualiza Romero. A lo que Pedroche reitera: “En nuestro caso, no permitimos que los trabajadores hagan más de las horas estipuladas porque consideramos que baja la productividad y la eficiencia y pierden vida social. Hay que establecer unas directrices muy claras”.

Cómo se soluciona:

Para evitar que esto pase es importante que establezcas unas rutinas que debes cumplir:

  • Marca unos horarios de inicio y de fin de jornada y respétalos.
  • Durante la jornada, haz paradas y descansos, incluso sal a dar un paseo si puedes, así evitarás que te pasen las horas sin darte cuenta delante de la pantalla y pierdas la noción del tiempo.
  • Mantén los horarios de desayuno, comida y merienda que te sean habituales.

Frustración

El hecho de no tener el equipo de profesionales al lado también puede derivar en otra consecuencia negativa: la falta de agilidad. “Trabajar en remoto ralentiza algunos procesos de trabajo, es todo un poco más protocolario, y eso genera cierta frustración”, relata Romero.

Además, con frecuencia los trabajadores en remoto corren el riesgo de perder información, bien porque se ha mencionado en alguna reunión en la que no estaban presentes, o porque alguien olvidó avisarles de que la tenían disponible en cierta plataforma, o sencillamente porque se comentó durante la pausa para el café y quienes están en la oficina olvidaron comunicarlo luego a su compañero en teletrabajo. Tener la sensación de que no disponen de toda la información necesaria puede resultar también especialmente frustrante.

Cómo se soluciona:

Para evitar estas situaciones de frustración y de sensación de pérdida de información, conviene que, tanto las que los mánagers como el resto del equipo, dediquen más tiempo a comunicar los proyectos y las necesidades, a desarrollar exhaustivamente cada una de las peticiones. La comunicación interna es esencial.

Por eso, y para estar bien alineados, es fundamental que todos los miembros del equipo tengan acceso a la misma información a través de documentos compartidos y gestores de proyectos online como Slack o Basecamp. “Los trabajadores tienen que saber en qué está metida la compañía, aunque no se esté en el día a día de ese proyecto”, comenta Romero.

Así, si hay un proceso que te resulta tedioso o crees que no dispones de toda la información necesaria para realizar un buen trabajo, no dudes en comentarlo con tus compañeros de proyecto o con tu responsable para tratar de encontrar una solución.

El abandono

El miedo al “síndrome del pijama”, que puede derivar en una sensación de abandono o de desmotivación, es una de las grandes preocupaciones de los que trabajan desde su domicilio. Comenzar la jornada laboral en pijama dificulta que activemos nuestro “modo trabajo” e impide que establezcamos separación entre la vida personal y la laboral.

Cómo se soluciona:

Para evitar caer en ese bucle, oblígate a establecer una rutina antes de ponerte a trabajar, la misma que seguirías si tuvieras que desplazarte a una oficina: levántate temprano, dúchate, vístete con ropa cómoda (pero no en pijama), almuerza y siéntate delante del ordenador. La llamada virtual puede darse en cualquier momento y tienes que estar presentable. Valora ese tiempo que ganas evitando desplazamientos y aprovéchalo para tomarte estas rutinas matinales como un momento de bienestar personal.

Las ventajas

“Veía que el mayor activo que tenemos, que es el tiempo, lo estaba tirando a la basura”

Tanto Ana como Eli coinciden en que lo que las impulsó a trabajar en full remote fue la sensación de tener cierto desequilibrio entre la vida profesional y la personal. “Cada día pasaba dos horas de mi tiempo en el coche desplazándome hacia la oficina. Veía que el mayor activo que tenemos, que es el tiempo, lo estaba tirando a la basura”, dice Romero. Fue así como empezaron a disfrutar de algunas de las ventajas que aporta este nuevo paradigma laboral:

Mayor autonomía

El trabajo por objetivos permite que organices tu tiempo de trabajo de la forma en la que creas que vas a ser más productivo. Puedes decidir tus horarios y planificar tus tareas según tus necesidades, siempre que coincidan con la jornada laboral que haya establecido todo el equipo. Si hay una reunión virtual, tendrás que estar presente. Puede que no tengas un control directo de tu mánager, pero conviene que te impongas cierta autodisciplina. Organiza tu agenda con previsión y márcate tiempos concretos para desarrollar las tareas.

Concentración

Quizás en la actual situación excepcional de cuarentena, con más personas conviviendo en el mismo espacio, la capacidad de concentración se vea menguada. No es lo habitual en los trabajadores full remote que, al trabajar desde casa, evitan las distracciones y las interrupciones propias de la oficina, lo que les permite mantenerse enfocados en el trabajo y ser más productivos.

Y aunque hayas logrado llegar a un acuerdo con tus compañeros de piso, familiares o pareja para que respeten tu espacio y tu horario de trabajo, en el hogar también puede haber elementos distractores. Así que, durante la jornada laboral, evita:

  • Realizar tareas domésticas como poner la lavadora o cocinar.
  • Conectarte constantemente a las redes sociales.
  • Hacer llamadas que no sean de trabajo.

Libertad de movimiento

Cuando el trabajo condiciona nuestro tiempo y nos obliga a estar en un único lugar durante ocho horas diarias puede que acabemos sintiéndonos limitados. Con el trabajo full remote eso cambia, ya que un punto de conexión a internet y un ordenador permiten trabajar desde casi cualquier parte del mundo. “Cuando sientes de verdad que tienes libertad para ir donde quieras y poder seguir cumpliendo con tus obligaciones con clientes ya no hay vuelta atrás. El no sentirse atado absolutamente a nada es positivo para la salud mental. Vi los beneficios desde el primer día”, agrega Romero.

Conciliación entre vida personal y profesional

“Lo importante de esta modalidad de trabajo es que pueda contribuir a mejorar el estilo de vida de los trabajadores”, avanza Romero. Y eso incluye:

  • Flexibilidad horaria
  • Conciliación familiar
  • Tiempo para uno mismo

“El teletrabajo te permite adaptar tu horario a tus circunstancias personales y familiares. Si tienes hijos y necesitas empezar a trabajar a las 10h, puedes hacerlo. Si necesitas ir al médico un día, no tienes ni que pedir justificante porque ya habrás organizado el trabajo teniendo en cuenta esa circunstancia”, dice Romero.

Ese equilibrio entre vida personal y laboral es uno de los principales argumentos de seducción del trabajo full remote. Pero para que el teletrabajo 100% tenga éxito, establecer rutinas y equiparse con las herramientas adecuadas para estar conectado con nuestros compañeros de equipo y así eliminar distancias será esencial. Sentir que tanto nuestro equipo como nuestros responsables confían en nuestra responsabilidad y en nuestro trabajo, aumentará nuestros niveles de satisfacción personal y, en consecuencia, nuestra productividad y eficiencia. Un cambio de paradigma laboral en el que todos ganamos.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Laia Antúnez

Freelance Content Creator

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Teletrabajo

Todos recurrimos en algún momento al teletrabajo, aunque sigue siendo complicado lograr gestionarlo bien. Estos son nuestros artículos con consejos, …

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: