7 consejos para concentrarse en el 'open space'

Concentrarse en un open space

Cada vez son más los españoles que comparten con sus compañeros su espacio de trabajo en oficinas abiertas, de tipo ‘open space’. Aunque trabajar en este tipo de lugares presenta algunas ventajas (favorece la comunicación entre compañeros, crea un ambiente amigable, etc.), la falta de intimidad puede frenar rápidamente nuestra capacidad de concentración. Entre los teléfonos que no paran de sonar, las conversaciones en voz alta, el vaivén continuo de gente, las interrupciones de tipo “¿tienes dos minutos?” y las pequeñas (y molestas) manías de unos y otros, ¿hay manera de crear una burbuja y aislarse cuando se necesita cerrar un asunto complejo que, además, es urgente? Aquí tienes 7 consejos que te ayudarán a ser eficaz ¡incluso en el ‘open space’ más ruidoso!

1. Informa a tus compañeros

¿Necesitas hacer algo complejo y urgente que requiere mayor atención de lo normal? ¿Tienes que presentar en 24 horas las conclusiones de una auditoría a uno de tus clientes principales y todavía no has redactado ni una sola línea de la presentación? Cuando llegues a la oficina por la mañana, si notas que el ambiente es demasiado relajado y poco propicio para la concentración, no dudes en hablar con tus compañeros y decirles claramente que necesitas que el ambiente sea tranquilo. Seguramente a ellos también les ocurra regularmente y sabrán adaptar sin problema su comportamiento: evitarán hablar demasiado fuerte o interrumpirte si no es urgente.

¿Estás en pleno trabajo, claramente concentrado en tu tarea, pero uno de tus compañeros parece tener muchas ganas de contarte la última ruta de senderismo que ha hecho en los Pirineos? Dile amablemente que prefieres que te lo cuente cuando por fin hayas terminado tu trabajo. ¿Tus compañeros de oficina hablan demasiado alto mientras tú estás al teléfono? Avísales, así bajarán el tono o se alejarán.

2. Ponte unos auriculares

Si tu trabajo te lo permite, ponte unos cascos antirruido o unos auriculares. Te permitirán crear una burbuja y aislarte de las conversaciones y los movimientos del open space. Algunos prefieren extraer energía de sus canciones favoritas, mientras que otros optan por escuchar una playlist de música relajante. Si te pasas el día con los auriculares puestos, no olvides relacionarte con tus compañeros cuando hagas pausas durante el día (comparte un café, come con ellos al mediodía…). Si no lo haces, podrán pensar que estás enfadado o que los estás evitando.

3. Cambia tus horarios

Si puedes entrar y salir de la oficina de manera autónoma (y tu responsable y tu situación personal te lo permiten),elige tiempos de trabajo en los que sepas que estarás más tranquilo. Adapta tus horarios para llegar una o dos horas antes por la mañana, terminar más tarde, o cambia la hora de tu pausa del mediodía. Dedica estos momentos de soledad y tranquilidad a las tareas que requieran mayor concentración.

4. Trata de aislarte

Aunque trabajes en un open space, seguramente tu empresa dispone de salas cerradas para celebrar reuniones, por ejemplo. ¿Por qué no pides poder trabajar en alguna de ellas puntualmente? Solicítalo cuando tengas una reunión telefónica un poco complicada, cuando debas preparar una reunión importante, o terminar un informe… ¿Tu oficina no cuenta con espacios de este tipo? Quizás te permitan,excepcionalmente, trabajar en algún otro sitio fuera de la oficina (en tu casa, por ejemplo). Explica claramente qué es lo que motiva tu petición, así probablemente te la concedan. Además, si sacas a relucir las desventajas del open space, quizás consigas que la empresa considere tomar medidas que os beneficien a todos: comprar elementos de aislamiento acústico, instaurar días de teletrabajo, redactar un manual de buenas prácticas en la oficina…

5. Diles qué es lo que te molesta… con humor

Lo más difícil es lidiar con los tics o las pequeñas manías de los demás. Sin embargo, te aconsejamos que saques el tema cuanto antes y evites así el riesgo de explotar. ¿Uno de tus compañeros se pasa el día mascando chicles ruidosamente? ¿Y si le hablas de los efectos secundarios de masticar tanto? ¿Una de tus compañeras hace muchísimo ruido con sus nuevos tacones? ¿Le has dicho alguna vez lo bien que le sientan las bailarinas? ¿Otra compañera come patatas de bolsa a todas horas? Quizás te agradecería que le comprases un paquete de caramelos. En cualquier caso, intenta darle un toque de humor a tus mensajes, para no estropear el ambiente.

6. Autodisciplínate

Aunque te resulte más fácil echarle la culpa de tu falta de concentración a tus compañeros de open space, lo cierto es que seguramente tú también debas hacer un esfuerzo para ser más disciplinado. Son muchas las cosas que nos tientan y distraen continuamente. Debemos tener en cuenta que, cuando abandonamos una tarea, necesitamos más de 20 minutos para recuperar un estado de concentración máxima, según un estudio de la Universidad de California. Guarda todo lo que tengas encima de la mesa y pueda resultar tentador, te distraiga y te lleve a parar de trabajar: una revista, un paquete de caramelos, etc. Deja tu smartphone boca abajo, así evitarás distraerte cada vez que recibas una notificación. Por último, define tiempos de 45 minutos o una hora en los que te prohibas a ti mismo interrumpir tu trabajo.

7. Ejercita tu concentración

Algunos ejercicios simples te permitirán ejercitar tu capacidad de concentración. No hay nada mejor para vaciar la mente de pensamientos parásitos que inspirar y expirar profundamente diez veces seguidas. Prueba también mirando fijamente un objeto neutro (como un lápiz, tu taza de café) durante un minuto, y tratando de no pensar en nada más. También puedes recitar mentalmente una tabla de multiplicar. El objetivo es siempre el mismo: liberar la mente y ejercitar las neuronas.

¡Te toca!

Traducido por María Gutiérrez

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Géraldine Baraud

Journaliste - consultante éditoriale @rubrik-communication.com

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: