Aliarte con tus rivales puede ayudarte durante la búsqueda de empleo

Búsqueda de empleo colaborativa, ¿en qué consiste?

El mercado laboral es una jungla y sobrevivir en ella no siempre es fácil. La búsqueda de empleo es un proceso complejo y, en muchos casos, desalentador que puede minar el ánimo de cualquiera. Encontrar ofertas, saber cómo postularse y ser capaz de superar un proceso de selección es todo un reto que seguramente hasta ahora has encarado en soledad. Pero vivir en la jungla puede ser mucho más fácil dentro de un grupo. Al igual que las manadas combaten juntas para proteger su territorio o conseguir comida, buscar trabajo de manera colaborativa puede conllevar también muchas ventajas. La especialista en búsqueda de empleo y desarrollo profesional Grace Salazar explica por qué aliarte con tus competidores para encontrar oportunidades laborales puede resultar una estrategia exitosa en las que quizás no habías reparado.

Búsqueda de empleo colaborativa, ¿eso existe?

Aunque no lo creas, o más bien no lo supieras, la búsqueda de trabajo en equipo es una estrategia que no tiene nada de actual. En países como EE. UU. y Reino Unido se lleva practicando desde hace tiempo, y en España empezó también a implantarse hace un años. Como explica Grace Salazar, especialista en búsqueda de empleo y desarrollo profesional, estas iniciativas de búsqueda de empleo colaborativa “ya estaban en nuestro país desde la crisis de 2008-2010”, cuando el mercado laboral se volvió un entorno mucho más complejo y agreste.

En este sentido, en España diversas fundaciones y organizaciones cuentan con programas que tienen por objetivo reunir a grupos de personas en busca de un empleo. Proyectos como Vives Emplea son ejemplo de ello. Pero también lo ponen en práctica muchos mentores o especialistas en empleabilidad y orientación profesional como Salazar, que pone en contacto a mujeres inmersas en un proceso de transición profesional para llevar a cabo una búsqueda de trabajo conjunta.

No obstante, también pueden crearse grupos que no tengan detrás el respaldo de un mentor o una organización. Es decir, que se trate simplemente de varias personas que inmersas en búsqueda de empleo han decidido unir sus fuerzas.

¿Por qué crear alianzas con tus competidores?

Puede sonar disparatado que alguien que necesita un empleo quiera aliarse con un competidor que podría arrebatarle una oportunidad laboral. No se puede negar que el primer pensamiento que generamos es el de “si tú consigues el empleo, yo lo pierdo”, pero lo cierto es que en ocasiones unirse con un rival puede resultar ventajoso para ambos.

Piensa en el mundo empresarial: no es tan raro encontrar colaboraciones entre compañías incluso cuando son competidoras (algo habitual, por ejemplo, en multitud de plataformas de venta online). Por ejemplo, Amazon no tiene reparo en dejar que otros vendan en su plataforma de comercio en línea y, precisamente, mal no le va. Por lo que a veces, la colaboración estratégica tiene sus beneficios. También en lo que refiere a la empleabilidad, donde la ventaja de la experiencia compartida y la cooperación pueden hacerte avanzar mucho más eficazmente en la búsqueda de empleo. Entre sus principales ventajas:

1. Un entorno colaborativo hará la búsqueda de empleo más llevadera

Cualquiera que haya estado en una situación de desempleo alguna vez sabe lo duro que es volver al mercado laboral. Es un proceso desalentador y agotador que puede superar a cualquiera. “‘Nadie me ve’, ‘no sé cómo hacerlo’, la autoestima comienza a mermar, te comienzas a frustrar y pierdes el foco”, considera Salazar. “La búsqueda de empleo puede ser muy solitaria”.

Por ello, para la especialista, una de las primeras ventajas de la búsqueda colaborativa es que “al hacerlo en comunidad se crea ese apoyo de personas que están pasando por la misma situación emocional, la misma complejidad, y que tienen la misma preocupación”. Esto ayuda a su vez a no perder la confianza en uno mismo y a no ceder en el empeño.

Cuando se está en un entorno competitivo, es normal experimentar un estrés continuo que hace muy duro el camino hacia nuestro objetivo de encontrar un empleo. Por el contrario, en un entorno colaborativo, es de esperar que las personas se sientan más integradas y relajadas. Comparten la responsabilidad, creando una atmósfera amigable donde “se sienten entendidas, se crea compromiso entre ellos y sirve como detonador de motivación para llegar al objetivo profesional”, explica la especialista.

2. Puede ayudarte a mejorar tu propio perfil profesional

Como remarca Salazar, la clave es entender que bajo esta estrategia “no hay rivalidad, hay aprendizaje”, es decir, los integrantes deben dejar de verse como competencia para asumirse como aliados. Bajo esta premisa, entrar en contacto con otros profesionales podrá ayudarte a potenciar tu candidatura, al sacar partido de las fortalezas de cada uno de los integrantes para el aprendizaje del equipo.

“Aunque dos personas vengan desempeñando la misma actividad profesional, el entorno cultural de la organización ha sido totalmente diferente, los procesos para implantar ciertos temas han sido diferentes… y ambos aprenden de ello”, ejemplifica Salazar. Esta experiencia “te sirve de espejo” para saber qué es lo que tiene esa otra persona que quizás tú no tengas y que puede ayudarte a mejorar tu empleabilidad.

3. Podrás preparar mejor las entrevistas de trabajo

Por mucho que te hayas preparado para abordar con éxito una entrevista de trabajo, recibir consejos de alguien que se ha visto con el mismo reclutador con el que te encontrarás tú puede resultar de mucha ayuda.

Por un lado, tu compañero podrá darte directrices de cómo prepararte mejor y, por otro, al comparar cómo habéis respondido y actuado cada uno podréis aprender de los errores de ambos o conocer otras perspectivas de responder a una misma respuesta.

“En personas que van al mismo proceso de selección, veo que surge esa ayuda: ‘A mí me han preguntado esto’; ‘Tenes que decir lo otro de esta manera’; ‘El entorno laboral era así’, etc. Se dan mucha información y no importa que el compañero pueda ser un rival, todo lo contrario. En comunidad todos tenemos que salir adelante”, comenta la experta.

4. El trabajo en equipo potenciará tus habilidades blandas

En el mundo laboral actual, los roles y la tecnología evolucionan rápidamente. Por lo que la mayoría de ofertas laborales buscan candidatos flexibles, capaces de adaptarse fácilmente a estos cambios y que a su vez dispongan de habilidades que en el futuro no podrán ser automatizadas. Son las conocidas como las soft skills. Y el trabajo conjunto de búsqueda de empleo puede ayudarte a potenciarlas.

Cuando se trabaja en conjunto y en colaboración se comienzan a desarrollar muchas habilidades blandas como la inteligencia emocional, trabajo colaborativo, la empatía, la escucha activa, la proactividad, la resilencia… Se comienzan a desarrollar la flexibilidad y la capacidad de adaptación”, asegura la especialista en desarrollo profesional.

5. La búsqueda colaborativa te ayudará a abrir puertas futuras

Tu red de contactos profesionales juega un papel esencial a la hora de buscar empleo. El segundo medio más popular entre las empresas para difundir su oferta de empleo son los contactos personales (95%). A su vez, el 33% de los profesionales en activo en nuestro país han encontrado su actual puesto de trabajo a través de sus contactos, según recoge el Informe Infoempleo Adecco 2018.

A través de ellos puedes enterarte de ofertas laborales, establecer conexiones con una empresa y, sobre todo, recibir recomendaciones que te hagan más fácil acceder a un puesto vacante. “Hoy en día básicamente el 75% de ofertas de empleo no se publican, están en nuestra red de contactos”, asegura Salazar, quien hace hincapié en las posibilidades de networking que supone buscar empleo de manera conjunta con otros profesionales, que de esta forma han dejado de ser competidores para estar asociados.

A medida que el grupo vaya encontrando trabajo, estas personas pasarán a ser potenciales oportunidades para el resto de integrantes, ya que les conocen, saben que están en búsqueda de trabajo y han creado vínculos estrechos en torno a ello. “Podremos crear ese contacto, esa huella… Y que se acuerden de mí cuando escuchen o sepan de determinada oferta de empleo es algo importantísimo”, remarca la especialista.

¿Cuándo utilizar esta estrategia?

En qué situaciones

Tras años de experiencia con grupos de búsqueda de empleo, Salazar ha identificado hasta cinco situaciones en las que resulta más efectiva la búsqueda colaborativa:

  • Cambio de sector o puesto
  • Proceso de reinvención profesional
  • Reinserción en el mercado laboral tras años de parón profesional
  • Talento sénior
  • Personas que están empezando su trayectoria profesional

El objetivo de esta estrategia no es otro que vincularse como equipo y potenciar la empleabilidad de sus integrantes, ya que se fomentan y desarrollan habilidades y herramientas en torno a la búsqueda de empleo que puedan ayudarles a encontrar un trabajo. Por ello, esta técnica resulta más adecuada cuanto más complejas sean las características de los candidatos a la hora de encontrar oportunidades laborales. Según apunta la experta, es una estrategia especialmente útil “cuando el mercado está siendo bastante crítico con ellos en materia de oportunidades y se necesitan entre ellos”.

Para qué perfiles

En lo que se refiere a perfiles concretos, la mentora no considera que existan roles concretos que se vean más favorecidos que otros a la hora de poner en práctica esta técnica. Es más, asegura que cuanto más variado sea el grupo, más ventajas puede proporcionarle a sus miembros.

“Por mi experiencia, es completamente indiferente. Entornos en este caso variados, ya sea en experiencia, cargo, profesión, edad o conocimientos es lo que da resultado y es ahí donde está el aprendizaje: cuánto más diversa sea la comunidad mayores resultados va a tener por los distintos puntos de vista que aporta. Es como funcionan las empresas, en ellas hay diversidad, pues igual funcionan estos equipos”.

¿ Cómo ponerla en práctica?

De acuerdo con la especialista, el primer paso para unirse con otras personas que están en la misma situación es aprender a verbalizar: “Estoy en el paro”. A este, le siguen una serie de etapas:

  • Deshacerse de esa vergüenza que muchas veces conlleva la búsqueda de empleo resulta esencial para poder empezar a crear potenciales oportunidades y vínculos con otras personas que están en la misma situación.

  • A la hora de buscar los contactos, Salazar recomienda unirse tanto con amigos o conocidos que sepamos que están en una búsqueda activa como con gente que no conocemos a la que podemos contactar o bien en plataformas de empleabilidad y redes sociales como a través de equipos profesionales y organizaciones que fomenten estas comunidades.

  • Una vez creado el grupo, el pilar de esta estrategia será fijar ciertos objetivos para trabajar. Según Salazar, el equipo debe nacer con un inicio y un fin y en este transcurso deben darse hitos de aprendizaje enfocados en mejorar la empleabilidad del conjunto: “Conocer cómo es el nuevo paradigma laboral, optimizar las herramientas de búsqueda de empleo, elaborar mapa de empleabilidad, trabajar en el autoconocimiento… En definitiva, generar resultados”, explica.

  • Una vez establecidos estos puntos a conseguir, debería haber un reparto de tareas. “Lo más recomendable es que el conjunto se divida a su vez en equipos para llevar a cabo esos objetivos según los puntos en los que se sientan más hábiles”, señala.

  • Por supuesto, además de avanzar en el conocimiento del mercado laboral y en las técnicas para mejorar la empleabilidad, se deben compartir todas las oportunidades laborales que surjan y estén en conocimiento de los integrantes. “La comunidad se crea precisamente para eso, para compartir ofertas de empleo o proyectos que les puedan interesar, eventos, voluntariado, cursos…”. Es decir, todo aquello que les sirva para mejorar y potenciar su atractivo frente a las empresas.

  • A este respecto, un punto esencial de la búsqueda colaborativa es el compromiso que debe generarse con el equipo. Si este no se da, la efectividad de la estrategia se derrumbará irremediablemente. Es decir, debe haber una intención plena de colaborar bajo la que se compartan habilidades, técnicas y oportunidades que se conozcan y que ayuden a avanzar a todos los integrantes.

Acabar con la soledad de la búsqueda de empleo parece ideal. Contar cada día con un equipo de personas que está en el mismo reto que tú te ayudará a contar con la motivación que necesitas para todas esas tareas tediosas de mejora del currículum, rastreo de ofertas, elaboración de candidaturas… Pero no solo eso. Al dejar de ver al resto de candidatos como rivales a batir y pasar a sumar esfuerzos, todos ampliáis vuestras oportunidades.Piensa que la colaboración siempre fue un win-win.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Cristina Fernández

Periodista Freelance

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Buscar trabajo

¿Y si cambiamos la relación que tenemos con el proceso de buscar trabajo? Esta es la información que necesitas conocer para emprender la búsqueda de …

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: