Por qué (y cómo) trabajar la autoestima durante la búsqueda de empleo

Cómo trabajar la autoestima durante la búsqueda de empleo

Tras haber perdido nuestro empleo, una de las primeras cosas que se resiente es tu autoestima. A nadie le gusta quedarse sin trabajo, sin embargo, y a pesar de las circunstancias, en este periodo es importante poner en valor tus esfuerzos para sentirte realizado y apreciado. Te explicamos por qué necesitas reforzar la autoestima para afrontar de la mejor manera posible la búsqueda de un nuevo trabajo y cómo conseguir salir fortalecido de esta situación.

Un momento delicado

En el día a día de nuestro entorno laboral, desarrollamos muchas de las habilidades que nos ayudan a sentirnos realizados. Por este motivo, cuando perdemos nuestro trabajo, la autoestima se resiente y, por ello, la búsqueda de empleo se convierte en un periodo en el que el futuro se suele percibir con escaso optimismo.

Para Elisa Sánchez, psicóloga especializada en salud laboral y directora de Idein, “en la sociedad actual tendemos a identificar quiénes somos con nuestro trabajo, por lo que, cuando se pierde el empleo, puede verse afectada nuestra identidad personal”. Este es uno de los motivos por los que muchas personas experimentan en este periodo sentimientos de tristeza, que pueden incluso derivar en comportamientos tóxicos como descuidar la alimentación o la higiene personal, o tener hábitos poco saludables. En la mayoría de las ocasiones, la apatía también lleva a descuidar la relación con a las personas cercanas como la familia, los amigos o la pareja.

Según la psicóloga, en este periodo suelen aparecer dos tipos de sentimientos.

  • Ansiedad y estrés: Pensamientos negativos como que no vas a conseguir un trabajo, que las cosas ya no serán como antes o que el futuro ya no podrá ser cómo lo habías imaginado, pueden causar estrés y ansiedad. Es más: varios estudios demuestran que el desempleo y la búsqueda frustrada de trabajo pueden estar directamente relacionados con la depresión.

  • Miedo al rechazo: Si el concepto que tienes de ti mismo está dañado, dejas de ser proactivo en la búsqueda de empleo, adoptas conductas pasivas o incluso aceptas trabajos muy por debajo de tu capacitación.

Leer también en : Candidatos

Me han seleccionado para el puesto pero espero otra respuesta, ¿qué hago?

Por qué es importante fortalecer la autoestima

En estos momentos como estos es muy importante trabajar para reforzar la autoestima, ya que es fácil dejarse llevar por la apatía y acabar compadeciéndose de uno mismo, un círculo del que será más complicado salir cuanto más tiempo pase. Para Elisa Sánchez,el término “autoestima” resulta muy complejo, pues “no depende de juicios externos, sino de cómo nos valoramos a nosotros mismos”. Por este motivo, la psicóloga prefiere hablar de “autoestima sana” antes que de “autoestima alta”, que te ayudará a:

  • Permanecer activo: Seguir relacionándote con tus amigos y familiares y mantener tus rutinas y pasatiempos repercutirá directamente sobre tu salud, emocional y física.

  • Ser más proactivo en la búsqueda de empleo: Con una “autoestima sana” mantendrás una buena actividad a la hora de buscar trabajo y seguir mejorando tus habilidades, “lo que hará más probable que encuentres trabajo más pronto”, afirma Sánchez.

  • Mantener tus contactos: Además de tus relaciones con amigos o familiares, si conservas tu confianza en ti mismo te resultará más fácil mantener el contacto con antiguos compañeros u otros profesionales del sector “que puedan avisarte de ofertas o recomendarte para puestos de trabajo disponibles”, argumenta la experta en salud laboral. No olvides que trabajar tu networking es especialmente importante en estos momentos.

Si no cuidas la autoestima, puedes sentirte inseguro y transmitir ansiedad en las entrevistas de trabajo y, como consecuencia, “tener menos probabilidades de que te contraten”. Una autoestima sana te permitirá tener “más confianza y más probabilidades de conseguir oportunidades de trabajo”, advierte la psicóloga.

Cómo cuidar la autoestima durante la búsqueda de empleo

1. Dedica tiempo a analizar tu situación

Según la psicóloga, es un buen momento para hacer una lista de las cualidades profesionales y personales que posees que pueden ser deseables en un futuro puesto de trabajo. Analiza también qué habilidades que no utilizabas hasta ahora en tu trabajo podrías desarrollar. Es decir, “responsabilízate y toma decisiones en la dirección adecuada”, comenta la psicóloga. “No es cuestión de hacer muchas cosas, sino de hacer las necesarias”, remata. Esta actitud te ayudará a mantenerte activo y reforzará tu autoestima, ya que sentirás que estás empleando tu tiempo en algo valioso.

2. No dejes de formarte

Sacarle partido a un periodo de desempleo es posible. Es hora de trazar un objetivo, analizar tus puntos fuertes y cuáles son aquellos que puedes mejorar. Este puede ser el momento ideal para obtener esa certificación que necesitas para alcanzar tus objetivos y a la que no habías podido dedicarte por falta de tiempo. Según Elisa Sanchez, “conviene tomárselo en serio y comprometerse, porque un nuevo empleo difícilmente va a venir a buscarte a casa”.

3. La importancia de los autocuidados

Para nuestra experta, invertir tiempo en cuidar de ti es tan importante como dedicar un tiempo a analizar tu situación y trazar una estrategia. Presta especial atención a detalles como dormir bien, mantener una dieta equilibrada o, por qué no, aprender técnicas de relajación o meditación para superar pequeñas crisis. Estas rutinas darán solidez y perspectiva a tu día a día.

4. No olvides el ocio

“La búsqueda de empleo debe alternarse con actividades de ocio como un refuerzo positivo”, recuerda Elisa Sánchez. Ya sabes que el deporte es un potente antidepresivo natural, ya que incrementa los niveles de endorfinas (la hormona de la felicidad),pero también es importante que dediques tiempo a tus pasatiempos favoritos. Si te gusta el cine, el teatro o escuchar música, no dejes de hacerlo. Y si, como suele suceder en un periodo de desempleo, tienes alguna limitación económica, recuerda que existen numerosas soluciones creativas para seguir en contacto con aquello que te hace feliz.

5. Fortalece tu red de amigos y familiares

Los síntomas psicológicos derivados de la pérdida de empleo, como la ansiedad o el estrés, están condicionados por la falta de recursos personales. Es por esto que aislarte o evitar el contacto con tu círculo más cercano cuando te encuentras sin empleo es un error que solo hará que la situación empeore.

6. Pide ayuda si lo necesitas

Para Elisa Sánchez, “es importante no tener miedo ni vergüenza al pedir apoyo profesional si la situación te desborda y no puedes con todo”. Un psicólogo puede ayudarte a establecer objetivos, ver la situación con claridad y no permitir que te dejes llevar por sentimientos negativos o comportamientos tóxicos.

Sin duda, perder un empleo es motivo de preocupación, pero para salir del bache es necesario construir una autoestima sólida que te ayude a encontrar soluciones desde un enfoque positivo. Si te centras en fortalecerla, el periodo de desempleo puede transformarse en un proceso de aprendizaje durante el cual hasta quizá puedas retomar el contacto con pasatiempos o metas que habías ido aplazando por falta de tiempo. Lo que es seguro es que, con la actitud correcta, contribuyes a que esta etapa no se alargue demasiado y te permitirá conocerte mejor para fijar nuevos objetivos en tu horizonte laboral y personal. ¡Adelante!

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: