Welcome to the Jungle - Logotipo

Cómo utilizar tu red de contactos para encontrar trabajo

  • April 1, 2019

La mayoría de los responsables de recursos humanos tiran de su red de contactos profesional para convocar a buenos candidatos. Suelen conocer directamente a los ejecutivos que luego contratan, o estos vienen recomendados por alguno de sus contactos. Por esta razón, recurrir a tu red de contactos profesional para encontrar trabajo puede resultar tan útil como saber responder correctamente a una oferta de empleo o enviar una candidatura espontánea.

Sabemos que existe un mercado oculto de ofertas de trabajo y que algunas de ellas ni siquiera se publican. Si una empresa necesita contratar a alguien por motivos estratégicos, a menudo prefiere guardar discreción y dar pocos detalles. En algunos sectores laborales ni siquiera necesitan publicarlo, pues se trata de puestos codiciados y el boca a boca basta. El networking puede ser igualmente útil para los candidatos con perfiles atípicos o que cuentan con demasiados puestos de trabajo en su currículum.

Cuando se busca empleo, recurrir a la red de contactos resulta casi indispensable. Welcome to the Jungle te ayuda a analizar tu red de contactos, seleccionar los más apropiados, pedir ayuda con eficacia ¡y encontrar trabajo!

¿A quién debes pedir ayuda para encontrar trabajo?

1. Identifica los contactos más interesantes

Antes de nada, cabe recordar que la red de contactos es algo que se construye, se cuida y a lo que hay que dedicar tiempo. Lo bueno es que, aunque se trata de una tarea laboriosa, está al alcance de todos. En efecto, tener una red de contactos profesional de calidad no es un privilegio exclusivo de los hijos de buena familia o de los que tienen la suerte de ejercer el mismo trabajo que sus más allegados. Por esta razón, no te limites a conseguir contactos únicamente cuando estés buscando trabajo. Una buena idea es, por ejemplo, dedicar un hueco en la agenda al speed dating profesional.

El lema: mantener siempre la mente abierta. Muchos creen tener una red de contactos muy pequeña, pero la mayoría de las veces es solo una impresión. Si eres de los que piensan que no tienen contactos, estrújate el cerebro y recuerda que cada vez que conoces a alguien nuevo puedes crear una oportunidad profesional. Empieza haciendo una lista de todas las personas con las que hayas mantenido una buena relación en tu entorno laboral. Piensa en:

  • Las personas que conociste durante tus estudios y en las redes de antiguos alumnos.
  • Los contactos que tengas en las redes sociales profesionales.
  • Tus allegados (familiares y amigos).
  • Tus antiguos compañeros de trabajo o cualquier persona con la que hayas tenido una relación profesional en general.

Procura que tu lista sea lo más amplia posible, pues nunca se sabe quiénes pueden ser los contactos de tus conocidos. Y recuerda que las relaciones procedentes de círculos diferentes pueden llevarte a conseguir contactos en otros sectores, también diferentes.

Para mover tu red de contactos háblales de tu proyecto y trata de mantenerte conectado y localizable. Opta por un estilo directo y mensajes cortos. Sé prudente y discreto en cuanto a tus intenciones: no pidas trabajo nada más empezar. Si estás trabajando en otro sitio debes tomar precauciones extra y ser cauto.

2. Envía tu currículum solo a contactos cualificados

¡Cuidado! No des tu currículum a todos tus contactos. Selecciona quién puede realmente aportarte algo y serte de ayuda a la hora de encontrar trabajo, y entrega tu currículum a todos aquellos que te lo propongan. Es muy sencillo, pueden ocurrir dos cosas:

  • Que no te ayuden porque:

    • Están demasiado ocupados
    • No te conocen (por eso es importante destacar el vínculo que os une: el mismo colegio, especialidad o comunidad, por ejemplo)
    • No quieren que les molesten
  • Que sí te ayuden porque:

    • Te conocen
    • Alguno de sus contactos te ha recomendado

¿Cómo usar la red de contactos con eficacia?

Para recurrir de manera eficaz a su red de contactos y saber “venderse” sin pasar por un oportunista deberás respetar algunas reglas de sentido común:

1. Personaliza cada solicitud que envíes

Personaliza cada solicitud. El destinatario tiene que entender de entrada tus intereses, tanto si solo le envías tu currículum como si quieres que te ponga en contacto con uno de sus contactos.

2. Sé honesto

La sinceridad siempre es bienvenida. Cuando uno pide ayuda deja ver que de alguna manera está en dificultad y necesita algo. Esto puede ser difícil de admitir, pero no sirve de nada dar falsos pretextos. Recuerda que casi todo el mundo ha pasado por un cambio de trabajo, de empresa, e incluso por reconversiones profesionales o periodos de desempleo. Escucha a tus contactos e interésate por sus trayectorias profesionales. Estarán encantados de hablarte de ello y aprenderás más de lo que te imaginas.

3. Pide consejo a un experto en selección

Aprende a pedir consejo. Tendrás que pasar por ahí si quieres conseguir contactos y aceptar la idea de que necesitas ayuda. No pienses que molestas o que haces perder el tiempo a los demás. Pide consejo. Adopta una actitud dinámica y solicita una entrevista, ya sea presencial o telefónica, que te ayude a reafirmar la pertinencia de tu proyecto profesional, obtener una opinión experta sobre tu trayectoria profesional o incluso entender las expectativas de las empresas. Con una entrevista de solo unos minutos, puedes obtener información de gran valor.

4. Consigue una recomendación

La manera en la que contactes a la empresa es muy importante. Una recomendación puede hacer que te sientas más seguro de ti mismo y a la vez aportará credibilidad a tu candidatura. Así lo atestigua el creciente sistema de contratación en las empresas llamado cooptación, que evita que las empresas tomen riesgos y se equivoquen contratando.

5. Transforma las relaciones digitales en reales

Cuidar la reputación online a través de las redes sociales es importante, pero las relaciones humanas también lo son. Una buena manera de conseguir contactos profesionales es asistir a salones de empleo, foros dedicados al mundo laboral o conferencias. Allí podrás intercambiar tarjetas de visita con empleados de recursos humanos u otro tipo de responsables de empresa.

6. Recuerda que la red de contactos se basa en el intercambio

Si recurres a tu red de contactos, ten en cuenta que esta última también puede recurrir a ti. Seguramente un día tendrás que devolver el favor a alguno de los contactos a los que pediste ayuda, o a algún otro. Según las leyes de la atracción, cuanto más generosos somos, más recibimos. Así que adopta una actitud profesional generosa. No tienes nada que perder.

Por último, trata de no insistir demasiado. Utiliza el sentido común y no fuerces ninguna situación. Si crees que estás molestando a alguien, no insistas, ya que de todas formas no recibirás ninguna ayuda y te arriesgarás a que tenga un efecto contraproducente.

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Ingrid Dupichot

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: