“Érase una vez…”: cómo explicar tu historia profesional en LinkedIn

Marca personal: cómo explicar tu historia profesional en LinkedIn

Existen muchas maneras de narrar tu historia profesional. Puedes recurrir al formato más simple: “Me llamo Carla, soy diseñadora gráfica, me gradué en Diseño gráfico en tal universidad” o decantarte por un estilo más animado y personal. ¿Cuántos currículums tirados, cuántas cartas de presentación ignoradas y cuántos perfiles de LinkedIn olvidados harán falta para que entendamos de una vez que el clásico “copia y pega” tiene muy pocas posibilidades de llamar la atención de una empresa potencial?

Cuando hablamos de la narración de tu historia profesional (el conocido como storytelling) no nos referimos a la típica descripción impersonal en tercera persona, sino a un relato único y personal: el tuyo propio. Según Pete Docter, director y guionista en Pixar, “el poder de una historia reside en su capacidad para conectar con la gente a nivel emocional”. Así que olvídate de presentarte con una narración monótona y lineal, como si fueras un producto de catálogo. Tu descripción en LinkedIn es un resumen de tu historia profesional. Debe tener garra y ser comunicativa, ya que el objetivo es atraer al lector para que tenga ganas de saber más sobre ti. Para guiarte, hemos hablado con Marie Fray, coach especialista en LinkedIn y marca personal.

El protagonista eres tú

“Tu descripción en LinkedIn es una gran oportunidad para diferenciarte de los demás”, cuenta Marie. “Mediante una narración en forma de relato, puedes destacar tu trayectoria profesional, tu personalidad y tus habilidades. No se trata de contar toda tu vida, sino de mostrar lo suficiente de ti como para suscitar el interés de quien lo lea. Es perfectamente posible narrar toda tu trayectoria profesional a través de los momentos clave de tu vida”, explica la experta.

Al igual que los manuscritos que se envían a las editoriales, las primeras líneas de tu historia deben dejar huella. Según Marie, “la primera frase es clave, ya que es la única parte del texto que se ve al entrar en un perfil”. Se trata de animar al entrevistador o cliente potencial a hacer clic para ver más. Para ello es esencial entrar en materia sin perder un segundo, ir directamente al grano: ¿Quién eres? ¿A quién te diriges? ¿Cuál es tu valor añadido?

“En la práctica, este apartado debe centrarse en los capítulos de tu historia profesional”, explica la experta. “Después, debes ponerte en la piel de tu público objetivo, ya sean entrevistadores, clientes potenciales, etc. Identifícate con sus problemas, sus preocupaciones, sus malas experiencias. La idea es que tu público objetivo conecte contigo al leerte y para ello tu historia debe provocar emociones Como respuesta, ofrece soluciones: tus servicios, tus productos… En definitiva, tu valor añadido. Por último, refuerza tu relato con anécdotas concretas que ilustren los beneficios que aportas como trabajador. Sé auténtico y sincero, habla de tus experiencias personales. Como guinda del pastel, incluye una ‘llamada a la acción’: tu correo electrónico o tu página web, por ejemplo”.

Leer también en : Candidatos

Entrevista de trabajo: ¿cómo identificar a un jefe tóxico?

Elige un ángulo original

“En ningún momento debes mentir o adornar la realidad sino que debes contar las cosas tal y como son”, advierte Marie. Lo que sí puedes hacer es enfocar tu historia desde un ángulo original. “El humor, por ejemplo, puede convertirse en un poderoso aliado a la hora de diferenciarte de los demás. Si se te da bien, no dudes en hacer uso de este talento para ilustrar tu personalidad”. “Algunos prefieren incluir alguna anécdota; otros, hacer alguna metáfora, por ejemplo, entre la práctica de su deporte favorito y los valores que transmiten en el trabajo”, señala Marie, y añade: “lo importante es que tu historia tenga un tono humano y tu personalidad se muestre desde la mejor perspectiva posible”.

Piensa en un buen título

“A menudo lo descuidamos, ¡pero es un elemento clave! Aunque solo se puedan usar 200 caracteres, debes sacarles el máximo partido, con palabras clave que ayuden a un posible entrevistador o cliente a encontrarte”, insiste Marie. ¿Qué debes tener en cuenta? “En primer lugar debes pensar en el título de tu actual trabajo”, precisa Marie. “Para encontrar los términos adecuados, observa la descripción de tu puesto. No dudes en echar un vistazo a los perfiles de la competencia para el puesto que buscas. Puedes usarlos como inspiración, ¡pero no se te ocurra copiarlos! También deberás hacer uso de palabras clave que sean un referente en tu sector”.

“Con demasiada frecuencia veo títulos de LinkedIn como #EnBuscaDeNuevasOportunidades o #EnBúsquedaDeEmpleo”, se lamenta Marie. Esto es un error, pues no debemos olvidar que el buscador de LinkedIn funciona igual que otros buscadores, por palabras clave y, por tanto, lo que debe aparecer en tu título es el nombre del puesto que ocupas o quieres ocupar.

Experiencias: destaca tus éxitos

“Esta parte suele descuidarse muy a menudo, y sin embargo es crucial”, asegura la experta. “En este apartado es más complicado narrar una historia, pero la elección de las palabras es más importante que nunca. Aquí el objetivo consiste en hablar sobre tus experiencias anteriores y relatar tu evolución en las empresas”. Cuanto más clara sea la estructura narrativa, más posibilidades tendrás de transmitir tu mensaje. “Deberás contextualizar cada experiencia e indicar tu misión y los resultados concretos que obtuviste”, aconseja Marie. Resúmelas en varios puntos clave, emplea verbos de acción como “alcanzar”, “conseguir” o “incrementar”, y asegúrate de que los resultados sean concretos y medibles.

“Aunque este apartado no deja de ser un resumen, puedes recurrir a tu capacidad de persuasión. Por ejemplo, hay quienes emplean la técnica de la historia de éxito, en la que explican cómo llegaron a la empresa (Punto A) y cómo trabajaron hasta alcanzar una situación más favorable (Punto B). Es como la típica foto del antes y el después. Para ello, debes explicar las acciones que llevaste a cabo para alcanzar tu destino”.

Acepta los huecos en tu currículum

Puede ocurrir que el currículum de un candidato no sea completamente lineal. Un año sabático por aquí, una baja por maternidad o paternidad por allá, un contratiempo, un viaje prolongado, una reconversión profesional… ¿Debes mencionarlo en tu historia? ¿O es más prudente mantener en secreto este episodio de tu vida? “Como regla general, siempre abogo por la sinceridad y la autenticidad”, afirma Marie. Todos tenemos lagunas más o menos grandes en nuestra trayectoria profesional y a menudo son el indicador de una renovación o de una transformación personal que ha tenido un impacto en nuestra vida profesional”.

No te sientas incómodo con los huecos en tu CV o cambios en tu trayectoria profesional, ya que son precisamente los que dan vida a tu historia. Deberás ser capaz de explicar qué sacaste de todo ello. Esto evitará además que te pillen desprevenido si, el día de la entrevista, te preguntan por ello”, comenta. Ten siempre en mente el hilo conductor de la historia. ¿Cuál es el mensaje que quieres transmitir? No es más que una cuestión de coherencia.

Sé coherente con tu imagen

¿Qué es un universo? Si por ejemplo te hablamos de Tim Burton, entenderás lo que queremos decir, ¿verdad? Evidentemente no vamos a pedirte que vayas tan lejos, pero lo que debes tener claro es que cada persona tiene su propio universo. De ti depende que el tuyo sea único y personal. “Cuando se trata de un producto o de una marca comercial, lo vemos más claro, pero la marca personal se refiere a las personas, por lo que es importante que sepas definir tu identidad. ¿Qué imagen quieres mostrar a los demás? ¿Tienes un logotipo que debería estar visible en tu perfil?”, señala.

Existen muchas opciones en LinkedIn para destacar entre la multitud y contar una historia coherente, con la ayuda de emojis, de tu foto de perfil o de portada, etc. No dudes en utilizarlas.

Publicar en LinkedIn: un testimonio que no deja indiferente

Según Marie, si existe un lugar en LinkedIn para narrar tu historia profesional, ese es tu muro. “Una publicación en LinkedIn es una narración pura y dura. Es el soporte ideal para mostrar tus habilidades, tu sentido del humor, o sentar las bases de tu marca personal”, asegura.

¿No se te ocurre nada? Tranquilo, aquí tienes algunos consejos: “Algo que de verdad funciona es hablar de tus éxitos, ya que lo que acaba demostrando tus habilidades es una anécdota profesional. Pon el énfasis en los problemas con los que te encontraste, cómo los superaste y qué sacaste de todo ello”. Pero atención, tampoco se trata de no hacer otra cosa que echarte flores. “Al contrario, exprésate con humildad y sinceridad, y no olvides incluir en tu relato las dudas y temores que sentiste”, recomienda Marie. Básate siempre en tu propia experiencia. Puedes terminar con una pregunta que anime a los demás a comentar, como “¿Alguna vez os ha ocurrido algo así?”. Cuanto más auténtica sea tu historia, más fácil te resultará escribirla y más te acercarás a tu público objetivo.

Por último, para retener la atención de tu público, Marie recomienda hacer publicaciones a intervalos regulares. Si te ves falto de inspiración, puedes poner en práctica el ejercicio que propone la empresa Pixar, conocido como Pixar Pitch. Es muy sencillo, solo tienes que rellenar los espacios en blanco: “Érase una vez (…). Todos los días, (…). Pero un día, (…). Debido a esto, (…) Por eso, (…). Hasta que por fin (…)”.

La narración de historias es el arte de atraer la atención de tu público y, por lo tanto, de un entrevistador potencial. Forma parte de la función narrativa del cerebro humano y, de hecho, los adultos también retenemos mejor la información y estamos más concentrados cuando nos cuentan una historia. LinkedIn es la herramienta perfecta para contar tu vida profesional y captar la atención de tu futura empresa o cliente. Pero, atención: “No, no y no, LinkedIn no es un currículum digital, sino un magnífico directorio profesional a nivel que nos permite generar vínculos entre personas y provocar emociones”, advierte la experta en coaching. Ve sacándole punta al lápiz, te toca contar tu historia.

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: