El permiso de paternidad se iguala al de maternidad: lo que te interesa saber

Permiso de paternidad 2021: guía práctica

Con la aprobación de la ley de igualdad laboral en España en marzo de 2019, el permiso de paternidad empezó a ampliarse de forma progresiva para igualarse al de maternidad en un plazo de dos años. Así, el permiso de paternidad se elevó a ocho semanas en 2019, a 12 en 2020 y, con el inicio de este 2021, a las 16 establecidas en el permiso de maternidad. Además de impulsar la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, el nuevo sistema busca facilitar la conciliación laboral y familiar y, con ello, eliminar la discriminación y la brecha salarial.

¿Qué dice la ley?

En respuesta a la demanda social de mejorar la conciliación laboral y familiar en España desde una perspectiva de igualdad entre sexos, el permiso de paternidad en España es de 16 semanas el pasado 1 de enero de 2021, para adaptarse a la media europea. Reino Unido, por ejemplo, con 52 semanas (32 remuneradas), es el segundo país a la cabeza en prestación por maternidad tras Bulgaria (que para el padre ofrece solo dos semanas). En Suecia, los padres tienen derecho a 480 días de permiso conjunto.

1. Duración del permiso

Tras dos años de aumentos graduales (el permiso pasó a 8 semanas en 2019 y a 12, en 2020), en 2021 el permiso por nacimiento será igual e intransferible entre ambos progenitores: un total de 16 semanas que se distribuirán entre:

  • Seis primeras semanas, posteriores al parto, obligatorias e ininterrumpidas.
  • Diez semanas para cada progenitor, que podrán ser distribuidas libremente durante el primer año de vida del bebé.

“Apostar por permisos iguales es prioritario, puesto que favorece que el hombre se implique en las tareas del cuidado de los hijos y que pueda disfrutar de sus derechos igual que la madre”, cuenta Maite Egoscozabal, socióloga del Club de Malasmadres, asociación fundada en 2014 que cuenta con 55.000 seguidores en Twitter y 500.000 madres, y que se ha convertido en un lobby de presión significativo en el tema de la conciliación.

“Apostar por permisos iguales es prioritario, puesto que favorece que el hombre se implique en las tareas del cuidado de los hijos y que pueda disfrutar de sus derechos igual que la madre” - Maite Egoscozabal, Club de Malasmadres

2. Permisos intransferibles

Para el Club de Malasmadres, uno de los grandes éxitos de este cambio es que los permisos sean intransferibles. “Como cualquier otro derecho (las vacaciones, por ejemplo), deben disfrutarse de forma individual, no compartida. Se trata de terminar con que la parte transferible siempre acabe recayendo sobre los hombros de la mujer”, añade Maite Egoscozabal.

3. Adaptación de jornada y teletrabajo

Con este nuevo sistema se incluyen entre los motivos para poder solicitar a la empresa una adaptación de la jornada o la opción de teletrabajo el cuidado de un hijo menor de 12 años. De esta manera, la reducción de jornada solo se aplicaría cuando no se haya podido llegar a un acuerdo de adaptación. Esta necesidad a la que hasta ahora no se había prestado atención era una de las principales causas de la brecha salarial entre hombres y mujeres: según la última Encuesta de Población Activa, de las personas ocupadas que trabajaron a tiempo parcial para cuidar de personas dependientes, 344.800 eran mujeres, frente a 13.400 hombres.

Leer también en : Trabajadores

Chistes, armarios y techo arcoíris: el trabajo para la comunidad LGTBI+

Qué se quiere conseguir con esta ley

En respuesta a la demanda social de mejorar la conciliación laboral y familiar en España desde una perspectiva de igualdad entre sexos, esta ley persigue alcanzar dos objetivos que a menudo se debaten de forma paralela:

Conciliación: un derecho

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su Informe de 2016, los españoles trabajan una media de 1.689 horas al año, frente a las 1.371 de Alemania. De manera que resulta imposible no plantearse la cuestión de la conciliación de la vida personal y profesional que permita a los trabajadores adaptar su trabajo en función de sus responsabilidades personales.

En España, asociaciones y grupos sindicales están de acuerdo en que se necesita un cambio en el uso del tiempo, acompañado de un cambio cultural que incluya horarios flexibles y permisos igualitarios e intransferibles de maternidad y paternidad como los que ya se están implementando.

Para Maite Egoscozabal, “se trata de un cambio positivo porque permitirá a los hombres implicarse más en el cuidado y, por tanto, la conciliación dejará de ser un problema exclusivo de las mujeres. Por otro lado, las empresas ya no verán únicamente a la mujer como una persona empleada que se ausenta por la crianza, sino que ocurrirá lo mismo con los hombres”.

“Las empresas ya no verán únicamente a la mujer como una persona empleada que se ausenta por la crianza, sino que ocurrirá lo mismo con los hombres” - Maite Egoscozabal, Club de Malasmadres

Corresponsabilidad: todos cuidan, todos trabajan

La nueva ley de igualdad laboral también aspira a conseguir que los progenitores compartan por igual el cuidado de los hijos. “De esta forma, conseguimos mejorar el aprendizaje de nuevos roles corresponsables y que las empresas consideren igual a un hombre esperando a un hijo/a que a una mujer embarazada, con lo que se evitaría la discriminación por sexo”, sentencia la socióloga miembro del Club de Malasmadres.

Hasta ahora se etiquetaba a las mujeres como menos productivas, una idea que se basaba en el hecho de que son las cuidadoras principales según las estadísticas. De hecho, incluso las que no tienen hijos corrían también el riesgo de que ser discriminadas laboralmente por la posibilidad de tener que acabar cuidando”, explica también Virginia Carrera, una de las portavoces de la PPiiNA, la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción, que aglutina a padres y madres de manera individual, pero también a más de 160 colectivos y organizaciones.

Lo que queda por hacer

Mayor implicación del Estado

Algunos partidos políticos han puesto en marcha ayudas y cheques para familias con hijos de 0 a 3 años para colaborar en los gastos de guardería. Precisamente, además del papel de las empresas, es importante el apoyo del estado a la hora de proporcionar suficientes plazas de guardería y aumentar los incentivos a la escolarización. Se trata de uno de los pilares de la política social de nuestros días, porque son dos herramientas imprescindibles para poder compaginar las obligaciones laborales y las tareas del hogar.

Los estados están respondiendo y deben hacerlo aún más a las demandas de la Comisión Europea: hace ya tres años que propuso que, para incentivar el papel de la mujer en el mercado laboral, se debía introducir un mínimo de permiso de paternidad.

Ampliación de permisos

“Según las recomendaciones de la OMS, es aconsejable que los menores tomen lactancia materna hasta los 6 meses y, por tanto, la duración actual sería insuficiente, aunque creemos que a largo plazo podría aumentarse”, puntualiza Egoscozabal. De hecho, la duración de los permisos es una desventaja mencionada en el Club de Malasmadres.

Coincide Juan Esbert, diseñador gráfico, padre de dos niñas y especialmente implicado en los debates para la ampliación de los permisos, que explica: “En España, en comparación con otros países, las bajas son ridículas, y si bien creo que la baja del padre es importante es porque esta le brinda la oportunidad de apoyar a la madre, creo que es incluso más importante pensar en conseguir ampliar los permisos de la madre”.

Para comprobar los significativos avances de España en esta materia, hay que recordar que, hasta 2007, los padres sólo tenían dos días libres por el nacimiento de un hijo que estaban recogidos en el Estatuto de los Trabajadores. Ahora toca comprobar si la ampliación que ya está en marcha incentiva o no la demanda de permisos –durante la crisis económica, por ejemplo, la solicitud de permisos bajó a mínimos, para volver a subir en 2017 (el año en el que se amplió la baja paternal a cuatro semanas). El objetivo es acabar con que menos del 1% de los padres se acojan al permiso de paternidad, dejando todo el peso de la conciliación en las mujeres… ¿Hasta ahora?

Artículo publicado originalmente el 04/07/2019 y actualizado el 11/01/2020

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: