Profesiones creativas: ¿cómo crear un buen portfolio?

¿Cómo crear un buen portfolio?

Realizar un portfolio no siempre es fácil: ¿para quién? ¿con qué objetivo? ¿qué presentar? ¿en qué formato?… No podemos evitar hacernos todas estas preguntas cuando solicitamos un empleo para una profesión creativa: arquitecto, diseñador, estilista, fotógrafo… Pierre Fichet Delavault es ‘design manager’ y nos brinda sus consejos para conseguir el mejor portfolio posible.

Qué hacer

Crear un portfolio en profesiones creativas

Cuando trabajas en una profesión creativa, acabas por desarrollar tu propio estilo y tus propias cualidades artísticas. Aunque los perfiles creativos también deben demostrar precisión técnica. “La clave es mostrar tu forma de pensar, de la manera más clara y gráfica posible, a través de dibujos, diagramas, etc. También deberás demostrar tus facultades de presentación, lo que implica crear representaciones con puntos de vista bien elegidos y explicaciones efectivas”, explica Pierre.

Es por ello que, para presentar tus logros, es fundamental la creación de un portfolio o book, ya que te permite dar a los seleccionadores una idea de tu trabajo y tu potencial creativo.

Integrar tus proyectos personales en tu portfolio

Si consideras que tus proyectos personales respaldan tu candidatura y pueden ayudarte a convencer a un empleador, ¡entonces es necesario presentarlos! Elige los más adecuados en relación con el puesto y ten en cuenta que deben aportar un valor añadido al book.

Añadir texto a tu portfolio

No es que pueda, ¡es que un portfolio debe contener texto! Si las imágenes de tus proyectos son esenciales, también lo es el texto que las acompaña y que te permite explicar en qué consiste el proyecto y de qué manera afrontaste los problemas, reflexiones y razonamientos derivados. Pero ojo con las faltas de ortografía que pueden ser definitivos para el empleador a la hora de rechazar una candidatura, aunque lo que esté buscando sea un perfil creativo. No olvides que tendrás que ser capaz de defender cada proyecto de forma correcta, tanto oralmente como por escrito.

Proporcionar una versión en papel

Es cierto que cualquier portfolio puede llegar a su destinatario vía correo electrónico, un documento PDF, una página web o incluso un blog. Sin embargo, Pierre recomienda enviar también el book en versión impresa por una razón práctica en particular: “Algunas empresas tienen cortafuegos muy restrictivos que pueden bloquear la recepción de documentos demasiado pesados. Cuando un seleccionador recibe veinte portfolios al día, seguramente no se molestará en llamar al servicio técnico para permitir su recepción”.

Por tanto, para asegurarnos de que la empresa en la que estamos solicitando un puesto reciba nuestro book, el método tradicional (enviarlo por correo) puede ser una estupenda opción. Además, “los portfolios impresos circulan más fácilmente entre los diseñadores y puede que acaben hablando del que más les ha impactado”.

Qué evitar

Sustituir el currículum por un portfolio

“Si bien el portfolio es la expresión de tus cualidades de reflexión y de presentación, no puede reemplazar al currículum, donde debes plasmar tu experiencia profesional, tus capacidades y tu perfil administrativo”.

Aunque seas candidato para un puesto creativo, no debes descuidar el currículum en beneficio del portfolio. Presentar tu recorrido profesional, los estudios que has cursado y tu experiencia profesional a un futuro empleador es esencial y debe respaldar la visión que tu book ofrecerá a la empresa.

Olvidarse de la forma y pensar solo en el fondo

“Un portfolio será revisado por primera vez en menos de 30 segundos, por lo que es fundamental ofrecer el contenido más atractivo posible desde el principio”, explica Pierre. Al igual que en el currículum, la primera impresión es la que cuenta, ¡así que mejor que sea buena! “Si la presentación y el contenido son atractivos, el seleccionador se sentirá más inclinado a repasar con detalle las explicaciones de los proyectos”. No debemos olvidar que en el caso de las profesiones creativas, el diseño y el estilo tienen prioridad: un empleador será más exigente en el trabajo de diseño y presentación con un perfil cuya profesión consista en dominar las herramientas de diseño.

Elige un tamaño práctico (A4 o A3 como máximo), para que sea fácil consultarlo, y selecciona solo las imágenes más relevantes. No olvides que un portfolio debe ser minimalista para permitir la máxima legibilidad. No dudes en añadir un toque personal mediante el color o el uso de la tipografía.

Presentar todos y cada uno de tus proyectos

A esto, Pierre responde categóricamente: “Un portfolio eficaz debe poder resumir en treinta páginas las capacidades del candidato. Por tanto, deberás llevar a cabo una selección relevante y efectiva”. Además, Pierre aconseja también adaptar el contenido de acuerdo con el puesto que se solicita y mantener la coherencia entre los proyectos: “un portfolio que resulte regular y en el que los trabajos mantengan el mismo nivel será más tranquilizador para el seleccionador. Por eso, siempre recomiendo que los candidatos modifiquen sus antiguos proyectos para actualizarlos antes de presentarlos”.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Marion Paquet

Journaliste, pigiste et auteure

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Gestionar el proceso de selección

Para preparar una buena candidatura y encontrar tu lugar en la tribu de tus sueños, es fundamental aprender a organizarse. Welcome to the Jungle te i…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: