Por qué no indicar en tu título de LinkedIn que estás buscando trabajo

Por qué no indicar en tu título de LinkedIn que buscas trabajo

Si estás buscando trabajo y no estás en LinkedIn no te estás haciendo ningún favor. La plataforma se ha posicionado como uno de los lugares clave para dar con contactos que pueden abrirte nuevas oportunidades laborales. Pero eso no significa que tengas que ser totalmente explícito a la hora de dar a conocer que estás en situación de desempleo, especialmente a la hora de indicarlo en tu perfil, ya que esto podría tener un efecto negativo. Es importante entender la forma en que empresas, seleccionadores y cazatalentos buscan a candidatos en la plataforma. Para ello, hemos hablado con Aurora Pulido, ‘coach’ de desarrollo profesional y especialista en estrategias de ‘marketing’ en LinkedIn, que nos explica cómo debería ser tu titular de LinkedIn para que atraiga a los reclutadores.

Lo primero: un perfil actualizado

“Si no estás en LinkedIn no existes como profesional”. Así de tajante y cruda es Aurora Pulido al destacar la importancia de la plataforma en lo relativo al desarrollo de tu carrera profesional.

A día de hoy, pocos dudan de la necesidad de crearse un perfil en esta red para cualquier persona que quiera progresar en el ámbito laboral. Si estás buscando empleo, todavía más. Y es que LinkedIn te permite acceder a un gran número de ofertas laborales, ampliar tu red de contactos y plasmar tu trayectoria y logros profesionales. Asimismo, también es el espacio al que las empresas acuden a la hora de buscar talento para sus equipos.

Por ello, no es de extrañar que, si te has quedado sin trabajo, una de las primeras cosas que hagas sea acudir a LinkedIn para actualizar tu perfil. Pero ten cuidado con mostrarte demasiado efusivo a la hora de comunicar que estás abierto a participar en nuevos procesos de selección: un gran error que puedes cometer aquí es, precisamente, dedicar el titular de tu perfil de LinkedIn a indicar que estás en el paro y buscando trabajo.

¿Qué debes tener en cuenta sobre el título en LinkedIn?

1. Tu título es lo primero que se ve de ti

Tu nombre, tu foto y tu titular son los primeros elementos que se ven cuando apareces en una búsqueda. Así pues, el título tiene todo el potencial para atraer el interés de un posible reclutador. “Si les gusta tu titular, harán clic en tu perfil y, si les gusta lo que ven en la parte superior de tu perfil, continuarán leyendo”.

Por un lado, debes tener en cuenta que a las empresas “no se les ocurre limitarse a contactar solo a las personas que están en el paro”, enfatiza Aurora, por lo que lo primero que debes hacer es descartar la idea de que indicarlo en tu título puede resultarte de ayuda.

Por otra parte, Aurora advierte que dejar ver que estás sin trabajo puede restar interés tu candidatura. Según comenta la experta, las compañías parecen sentirse más atraídas por el talento que está en activo y tienden a decantarse por lo que se conoce como “candidatos pasivos”, es decir, aquellos que reciben ofertas de empleo sin haberlas solicitado.

2. El buscador funciona como un Google para buscar talento

De la misma forma que tú, como trabajador, puedes buscar ofertas de trabajo a través de LinkedIn, las empresas hacen lo mismo, pero en este caso buscan a empleados.

“LinkedIn es un buscador no semántico, similar a Google, en el que yo, como empresa reclutadora, introduzco una serie de palabras clave en base a mis necesidades. Las personas que salen en la lista de resultados serán los perfiles que me interesan”, explica la especialista en desarrollo profesional.

Así pues, piensa en cómo haces tus búsquedas en Google. Tú escribirás, por ejemplo, “profesor de inglés a domicilio”, y, por su parte, los responsables de Recursos Humanos pueden buscar “redactor especialista en SEO” o “programador de Python con 5 años de experiencia”. LinkedIn presenta unas serie de resultados con aquellos perfiles profesionales que responden a las palabras clave introducidas en la búsqueda.

Sabiendo esto, es fácil entender que una búsqueda difícilmente va a contener palabras clave como “en paro”, “en búsqueda activa de empleo” o términos similares. Por ello, si lo escribes en tu título, no aparecerás en las búsquedas y estarás perdiendo un buen número de oportunidades laborales.

Si escribes “en paro” o “en búsqueda activa de empleo” en tu título, no aparecerás en las búsquedas y estarás perdiendo un buen número de oportunidades laborales.

3. Tienes 120 caracteres para posicionar tu perfil

Pero hay una razón aún más importante por la que nunca deberías escribir en tu título En búsqueda activa de empleo: estarás malgastando 120 caracteres esenciales de tu página en algo que no hará que tu perfil sea más valorado por los reclutadores. “Contrariamente a lo que la gente puede pensar, los reclutadores no están todo el rato mirando y buscando en LinkedIn, sino que entran un par de veces a la semana, miran cuatro cosas y poco más; por lo que hacen una búsqueda muy específica de lo que necesitan”, explica Aurora sobre la forma en que las compañías rastrean talento en la plataforma.

En este sentido, si te limitas a escribir en el título que estás buscando empleo, no estarás dando información sobre tu profesión ni tus habilidades como profesional, por lo que estarás complicando la tarea del reclutador, y eso no jugará a tu favor. “Es muy duro de escuchar pero es así: puede que seas el candidato perfecto, pero no puedes esperar que una persona que no te conoce (y que no tiene tiempo) tenga que indagar en todo tu perfil para ver si eres la persona ideal”, añade.

“No puedes esperar que una persona que no te conoce (y que no tiene tiempo) tenga que indagar en todo tu perfil para ver si eres la persona ideal” - Aurora Pulido, especialista en estrategias de marketing en LinkedIn.

Y es que ahí radica el secreto al optimizar tu perfil cuando estás buscando trabajo: en entender cómo buscan los reclutadores en LinkedIn para encontrar profesionales y el papel que el título desempeña en esa búsqueda.

Las claves de un buen título en LinkedIn

A estas alturas, ya ha quedado claro que el título no es el espacio destinado a pedir trabajo, sino el lugar donde debes dejar claro tu valor diferenciador, es decir, aquello que te hace más atractivo ante las empresas. Una buena manera de considerarlo es ver tu título como una especie de carta de presentación ultra condensada.

Según Aurora Pulido, hay tres elementos clave a la hora de elaborar un buen título de LinkedIn:

  1. Contener las palabras clave: “Tienes que saber muy bien cuáles son esas tres o cinco palabras clave de tu profesión, del trabajo que quieres, e introducirlas preferentemente en la primera parte de tu titular”.
  2. Situar el contexto: Deja implícitos tus conocimientos, es decir, “dar una idea de lo que haces, para que la persona que llega por primera vez a tu perfil lo entienda”.
  3. Sonar natural: “No debes sonar como un robot. A este respecto, resulta claro quién está utilizando las palabras clave solo para posicionarse”.

La especialista recomienda prepararlo a conciencia: “Supone mucho trabajo de autoconocimiento, ya que tienes que hacer inventario de tu experiencia, de los momentos de tu carrera de los que estés orgulloso, y después investigar muy bien qué tipo de puesto quieres”. Ese será el puesto que deberás indicar en tu título. Cuanto más específico seas, más fácil resultará para el seleccionador diferenciarte de los demás candidatos.

Una vez llevado a cabo, deberás poner en consonancia tus puntos fuertes como profesional con las palabras clave utilizadas por los reclutadores, para que quede todo incorporado en el título. “Es ahí, en ese hilo conductor, donde debes posicionarte, comunicar y diferenciarte”, resume Pulido.

Truco: fíjate en las descripciones de los puestos a los que aspiras

Una buena manera de averiguar las palabras clave que utilizan los reclutadores para buscar talento es, precisamente, saber cómo se ofertan los puestos a los que te gustaría optar.

“Te tienes que empapar de las descripciones de los puestos. Es increíble que la gente las ignore, ya que son muy importantes”, afirma Aurora. “Elige entre 20 y 30 descripciones del trabajo que quieres y destrípalas, hasta que las entiendas a la perfección. Es muy importante que uses los términos que allí se utilizan”, asegura Pulido. Al incorporarlos a tu título, harás que este encaje con la búsqueda de los reclutadores y posicionarás mejor tu perfil para la obtención de resultados.

Entonces, ¿cómo comunico en LinkedIn que estoy buscando trabajo?

En tu perfil, hay un apartado en el que de manera proactiva puedes hacerle saber a LinkedIn que estás buscando trabajo. Dicha opción se encuentra en el apartado de Privacidad, en la sección de Preferencias de búsqueda de empleo, donde debes activar la pestaña “Informar a los técnicos de tu interés en nuevas oportunidades”. Si así lo haces, LinkedIn permitirá a los reclutadores saber que estás interesado en recibir ofertas. “Ese es el sitio adecuado para decir ‘Oye, estoy buscando’”, concluye Aurora.

Y por supuesto, nunca subestimes el poder de tu red de contactos en la plataforma. Asegúrate de que los profesionales con los que estás conectado saben que estás buscando empleo, por ejemplo, por medio de mensajes privados en los que les indiques que estás buscando nuevas oportunidades. Y por último, no olvides que las empresas, igual que tú, también se sirven de sus propios contactos a la hora de encontrar candidatos.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Cristina Fernández

Periodista Freelance

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: