¿Cómo redactar un e-mail de candidatura espontánea que deje huella?

Cómo redactar un correo de candidatura espontánea

Lo tienes claro: por fin has encontrado el equipo de tus sueños. La única pega es que de momento ninguno de los puestos vacantes coincide con tu perfil… Pero tenemos buenas noticias: aunque no haya un puesto disponible en este momento, aún puedes enviar tu candidatura. A la mayoría de las empresas les gusta recibir candidaturas espontáneas de calidad.

Dicho esto, para aumentar las probabilidades de que tu candidatura destaque entre las demás y te ayude a conseguir una entrevista, existen varios trucos. El primero consiste en utilizar el correo electrónico para atraer la atención y despertar el interés de tu interlocutor. Este además debe ser una especie de resumen de tu carta de presentación.

Welcome to the Jungle te ofrece algunos consejos para redactar con éxito un correo de candidatura espontánea.

¿Por qué atreverse con una candidatura espontánea?

Porque los puestos disponibles no siempre se publican: algunos se ofrecen primero a nivel interno o pasan por una fase inicial de reflexión/creación. En ese caso, tu candidatura podría llegar en el momento adecuado y aumentar tus posibilidades de conseguir una entrevista antes que los demás candidatos.

El momento adecuado

Durante tu búsqueda de empleo, es fundamental estar al tanto de las últimas novedades en el mercado: recaudaciones de fondo, empresas y sectores que contratan más, aperturas de filiales en el extranjero, etc. Si te centras en empresas con esta dinámica, tendrás muchas más opciones de que tu candidatura espontánea llegue en el momento oportuno.

Date a conocer

Enviar un correo electrónico bien redactado, acompañado de tu currículum y de una carta de presentación, te permitirá incorporarte a la base de datos de la empresa. Puede que no te citen para una entrevista inmediatamente, pero podrán guardar tus datos y ponerse de nuevo en contacto si surge un puesto en la empresa.

Demuestra tu proactividad y tu motivación

A diferencia de los candidatos “clásicos”, tú no esperas a que se publique una oferta de trabajo. Esto transmite un mensaje muy potente: tienes una idea clara de lo que quieres y te has informado sobre la empresa. Y eso es precisamente lo que buscan los entrevistadores, un candidato interesado en la misión y en la visión, elementos que hacen latir el corazón de una empresa.

Saca a relucir tus mejores dotes de escritura

Escribir un correo electrónico que sea conciso y atractivo no es tarea fácil. Esta es la ocasión de demostrar que sabes expresarte correctamente y con estilo, una habilidad apreciada en cualquier puesto que requiera mantener contacto con los clientes o representar a la empresa, por ejemplo en el caso de futuros [business developers](https://www.welcometothejungle.com/es/articles/business-developer-plan-negocio-empresa), pues este es su momento de demostrar en pocas líneas su capacidad de persuasión.

¿A quién? ¿Cómo? ¿Por qué?

Para ponerte en contacto directamente con la persona a cargo del equipo al que te gustaría unirte, la mejor opción es el correo electrónico, pues te permite dirigirte al interlocutor adecuado con un mensaje personalizado.

¿Cómo localizar al interlocutor?

Una búsqueda en LinkedIn o en el perfil de la empresa en Welcome to the Jungle te permitirá saber más sobre la persona a la que debes dirigirte.

Para encontrar la dirección de correo electrónico correcta, también existen herramientas muy útiles como Hunter, que encuentra todas las direcciones de correo electrónico vinculadas a un dominio (nombre de la empresa, marca, página web…). Esto es posible ya que la mayoría de las direcciones de empresas suelen seguir una plantilla genérica del tipo: nombre@empresa.com.

Otras herramientas: Norbert, Toofr

Si estás lo suficientemente motivado, siempre puedes escribir a la dirección de correo electrónico estándar de la empresa para solicitar el correo electrónico del contacto que buscas, ya que algunas empresas tienen permiso para compartir este tipo de información.

¿Cómo redactar el correo electrónico de la candidatura?

“La simplicidad es la máxima sofisticación” - Leonardo da Vinci

Lo principal que debes recordar es que tu destinatario tiene una agenda muy apretada. Por lo tanto, tu mensaje deberá ser claro y conciso, resumiendo en unas pocas palabras clave qué es lo que buscas.

El asunto: simple y factual

El asunto del correo electrónico es, en cierta manera, el título de tu candidatura. Debe contener la información esencial, de forma que el entrevistador pueda identificar y encontrar tu mensaje fácilmente. Un buen punto de partida es optar por una formulación sencilla del tipo “Candidatura espontánea de (nombre apellidos)/(título del puesto)”. Dicho esto, si te gusta innovar, ¡no te cortes! Un asunto original podría ser decisivo a la hora de atraer la curiosidad del entrevistador.

Un objetivo claramente definido

En el texto principal del correo electrónico, indica claramente tu objetivo. Puesto que no te presentas a una oferta de empleo específica, es esencial que precises el tipo de puesto que buscas y el tipo de contrato que te interesa (fijo, temporal, de prácticas, etc.). Si mencionas varios puestos, podrías dar la impresión al entrevistador de que persigues múltiples objetivos al mismo tiempo sin tener una idea clara. En el caso de que consigas una entrevista en persona, ya tendrás tiempo de hablar más a fondo sobre los tipos de puestos que te interesan y explicar los motivos para cada uno de ellos.

Menos es más

El correo electrónico debe ser conciso, de lo contrario el entrevistador perderá el interés antes de terminar de leerlo. Revísalo después de redactarlo y elimina la información superflua. Intenta verlo desde la perspectiva de alguien que no te conoce de nada. ¿Qué le gustaría saber? ¿Qué elementos necesitaría para entender bien tu candidatura?

Personaliza tu candidatura

Evita a toda costa los modelos de correo electrónico del tipo: “El sector de actividad de la empresa (…) se corresponde con mis valores (…) y concuerda perfectamente con mis habilidades”. Aunque este tipo de correos ayudan a dar estructura al texto, intenta personalizarlos al máximo.

Trata de llamar la atención del interlocutor desde la primera línea: demuéstrale que te has informado bien sobre los retos de la empresa y que la combinación de tu experiencia y tus conocimientos puede contribuir a solucionarlos. Así, el contenido deberá indicar cómo y por qué has decidido solicitar un puesto en su empresa e incluir una breve exposición sobre los motivos por los que tú serías un gran valor para la tribu.

Como guinda del pastel, puedes incluir varios enlaces a los que se pueda acceder mediante un clic, de forma que el interlocutor pueda ver las páginas que te interese mostrarle.

Sé auténtico

Tu interlocutor debe tener la sensación de que te diriges a él de manera individual. Este punto es aún más importante que en el caso de una candidatura clásica, ya que deberás causar el impacto suficiente como para que el interlocutor cree un puesto para ti, o piense en ti automáticamente cuando haya una oferta disponible.

Ejemplo: “He oído hablar de… mientras escuchaba la entrevista de… en el pódcast… Me llamó la atención de inmediato…”; “lo que más me gusta de… es que facilita la vida de millones de profesionales al ofrecerles… Tanto ustedes como yo tenemos algo en común: nuestro objetivo principal es cuidar de nuestros clientes; ese es mi objetivo cada día como gestor de cuentas… Administro una cartera de…”.

Haz preguntas

Al final del correo, no dudes en hacer preguntas para aumentar la probabilidad de que el interlocutor responda. También puedes indicar tu disponibilidad para un encuentro. Y si te sientes lo suficientemente cómodo, ¡no dudes en proponerle ir a tomar un café!

¿Por qué tomar un café?

Pues porque hablar mientras tomas un café no es realmente una entrevista, sino un intercambio informal en un contexto agradable. Aprovéchalo para hacer preguntas, mostrar tu interés por la empresa y su evolución, por el trabajo de tu interlocutor, y cuéntale algunas anécdotas sobre tu recorrido profesional, tus motivaciones y tus habilidades. Al final del encuentro, habrás creado un vínculo con tu interlocutor del que no disfrutarán otros candidatos “anónimos”. Te identificarás como individuo, con una personalidad y una historia concretas. Otra ventaja es que esto te permitirá saber, incluso antes del proceso de contratación, si tu perfil coincide con la cultura de la tribu. ¡Pero atención! El café está pensado más bien para entrevistadores potenciales o jefes de equipo fuera del departamento de Recursos Humanos, es decir, si te interesa unirte al equipo de Ventas de una empresa, por ejemplo, contacta con el director de Ventas.

Un último consejo:

La primera reacción más probable de tu interlocutor será investigar tu perfil en LinkedIn.Asegúrate de que tienes un perfil “limpio” con información profesional actualizada. Y si tienes un sitio web, un blog, un portfolio o una cuenta que te gustaría destacar, no olvides compartir el enlace con tu destinatario.

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Margot Peigner

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Gestionar el proceso de selección

Para preparar una buena candidatura y encontrar tu lugar en la tribu de tus sueños, es fundamental aprender a organizarse. Welcome to the Jungle te i…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: