Tecnología contra el cambio climático: así es trabajar al servicio del planeta

Tecnología contra el cambio climático: oportunidades de trabajo

Placas solares más eficientes, baterías más potentes, sistemas de gestión de cultivos menos contaminantes… El desarrollo de las tecnologías “verdes” contribuye a reducir el impacto ambiental de la actividad humana en el planeta y a luchar contra el cambio climático. La tecnología no es la solución a todos los problemas, pero sin duda puede ayudar. La industria de lo sostenible está creando ya millones de puestos de trabajo, que son cada vez más importantes para la estrategia global de muchas compañías. Analizamos un sector en auge y las oportunidades laborales al alcance de quienes quieren ayudar a “salvar el planeta”.

Qué puede hacer la tecnología para salvar el planeta

Gobiernos y empresas de todo el mundo ya están invirtiendo miles de millones de euros en desarrollar energías limpias. Sin ir más lejos, la Unión Europea ha anunciado un plan de inversiones que pretende movilizar 1 billón de euros en la próxima década para la transición ecológica en el continente y, en concreto, el desarrollo de tecnologías verdes.

Pero para reducir nuestro impacto sobre el planeta, también resulta clave reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Según datos de 2018 del Ministerio para la Transición Ecológica, los principales responsables de las emisiones de CO2 (que están, junto con las de metano y óxido de nitrógeno, entre las más contaminantes) son el transporte (27%), la industria (19,9%), la generación de electricidad (17%), y la agricultura y ganadería (12%).

En cada uno de esos sectores, las mejoras y los cambios tecnológicos pueden tener un impacto determinante en en el medio ambiente. Desde el desarrollo de vehículos menos contaminantes o el uso de técnicas más sostenibles en los procesos de producción de materiales, hasta el impulso del uso de energías renovables o las herramientas de gestión que permiten a las empresas apostar por la reforestación para reducir su huella de carbono. Y es que no solo se trata de reducir las emisiones, sino también de cambiar la manera en la que producimos y consumimos para reducir la cantidad de desechos que acaban cada año en vertederos o en nuestros océanos.

¿Qué puedes hacer tú? Trabajar en empresas que ayudan al planeta

Tenemos buenas noticias: tú puedes formar parte de ese cambio. ¿A quién no le gustaría dedicar su vida a salvar el planeta? La fiebre verde está teniendo un impacto tangible en el mundo del trabajo. Tanto, que la economía verde podría crear 24 millones de empleos nuevos antes del 2030, según un informe publicado por la ONU en 2018.

¿Te interesa trabajar para una de esas empresas que desarrollan tecnología para luchar contra el cambio climático? No necesitas ser biólogo o ingeniero. Se buscan también perfiles para posiciones en áreas tan variadas como:

  • Marketing
  • Logística
  • Fundraising
  • Business development
  • Desarrollo web y de aplicaciones móviles
  • Desarrollo de software para mejorar la eficiencia de electrodomésticos o equipos industriales
  • Servicios medioambientales a empresas y entidades
  • Educación e información medioambiental

Otra opción es la especialización en tu área, por ejemplo:

  • Técnicos para estaciones de tratamiento y depuración de aguas residuales
  • Técnicos de reparación de aparatos electrónicos
  • Electricistas para la instalación y el mantenimiento de las estaciones de carga de coches
  • Agricultores y ganaderos especializados en técnicas sostenibles o en gestión de superficies forestales
  • Arquitectos capaces de diseñar edificios con un uso más eficiente de los recursos

“Existe una demanda enorme”, afirma Alexander Farsan, de WWF, que lidera el proyecto de una red de ONG internacionales para ayudar a empresas de todo el mundo a definir e implementar sus metas de reducción de emisiones. “Cuando una compañía se compromete con estos objetivos [de neutralidad climática], se da cuenta de que tiene que llevar esta función al nivel estratégico, donde tiene un impacto en el modelo de negocio”, relata Farsan. “Estos empleos se están volviendo muy interesantes. Trabajas con la cadena de distribución completa y con los departamentos de producto y de marketing. De repente, sostenibilidad significa trabajar para rediseñar un negocio al completo”.

“De repente, sostenibilidad significa trabajar para rediseñar un negocio al completo” - Alexander Farsan, WWF

Tecnología para salvar el planeta: proyectos made in Spain

Como ves, la cantidad de puestos de trabajo que existen en sectores relacionados con la tecnología son amplias y muy diversas. ¿Tú también quieres trabajar en una empresa con estos valores? Para orientarte, aquí va una pequeña guía práctica por sectores, con ejemplos de proyectos españoles dedicados a reducir nuestro impacto en el planeta a través de la tecnología.

Transporte

La revolución silenciosa de los coches eléctricos parece estar tomando forma en los últimos meses. Las ventas de este tipo de vehículos no paran de aumentar, mientras que las estaciones de carga se multiplican en las ciudades.

Mejorar las baterías de esos coches eléctricos es, precisamente, el objetivo de la startup barcelonesa Earthdas, que diseña nuevos modelos que permitan “usar un coche eléctrico igual que usamos un coche de gasolina actualmente”, según explica su CTO Jordi Aibar. Y es que conseguir que las baterías se carguen lo suficientemente rápido será clave para convencer a más personas a dar el paso hacia el vehículo eléctrico. En proyectos de desarrollo de tecnologías de transporte como Earthdas trabajan sobre todo ingenieros e investigadores.

Otro enfoque para resolver el problema de las aglomeraciones y la polución en las ciudades es el de Cargobici, una pequeña distribuidora barcelonesa de bicicletas de carga y proveedor de soluciones de transporte de mercancías en la ciudad. Además, desde la empresa aseguran que cuentan con un modelo de integración sociolaboral para ofrecer oportunidades de trabajo digno y bien remunerado a personas en riesgo de exclusión. La logística en bici de carga ofrece oportunidades para mecánicos y conductores, pero también para otros perfiles como desarrolladores de software (para encargarse, por ejemplo, del desarrollo de las aplicaciones que permiten el seguimiento en tiempo real de los envíos en bicicleta).

Energía

Solar, eólica, hidráulica… Las renovables copan cada vez una porción más importante de la generación de energía en España: en 2019 el 37,5% de la electricidad española fue renovable.

Además de estas ya conocidas fuentes renovables, existen proyectos que tratan de llevar al mercado nuevas maneras de generar energía con un impacto mínimo en el planeta. Es el caso de Aeinnova, una startup nacida de la Universidad Autónoma de Barcelona. Desarrolla tecnología para convertir en electricidad el calor residual que desprenden las grandes fábricas cada día, que equivale al 20% de las necesidades energéticas en Europa. La mayoría de sus empleados son ingenieros informáticos, mecánicos y eléctricos.

Pero además de la manera de generar energía, mejorar el aislamiento y los materiales que se usan en nuevos edificios es otro de los grandes de batalla: los edificios consumen alrededor del 40% de la energía en Europa. Compañías como las que forman parte de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) se encargan de auditar el consumo de edificios públicos y privados para después desarrollar proyectos para mejorar la eficiencia energética con aislamientos, o iluminaciones renovadas. El sector genera unos 1.250 millones de euros al año y da trabajo a unas 20.000 personas, en puestos como ingenieros, arquitectos, y asesores comerciales, además de los propios diseñadores e instaladores de nuevo equipamiento.

Agricultura y ganadería

Las mejoras tecnológicas serán también importantes para reducir las emisiones de la agricultura y la ganadería, pero también para luchar contra la pérdida de biodiversidad y el uso de fertilizantes nitrogenados, una fuente de contaminación del agua y el aire.

RE-LIVE WASTE es una red europea de diez socios públicos y privados de España, Italia, Bosnia-Herzegovina y Chipre, que trata de desarrollar soluciones para una agricultura más sostenible. Una de sus acciones estrella es que han conseguido convertir el estiércol y los purines (desechos del ganado porcino) en una sal cristalizada que permitirá a agricultores y ganaderos con explotaciones de diferentes tipos y tamaños producir fertilizantes con menos impacto para el medio ambiente.

El proyecto RE-LIVE WASTE, por ejemplo, cuenta con ingenieros agrónomos, biólogos, ingenieros medioambientales, y un equipo de comunicación, además de personas que gestionan el proyecto en sí. Pero, para Jordi Domingo, la profesión que más se puede beneficiar de la ola verde es la del data analyst: “Ahora hay plataformas europeas en las que uno se puede descargar millones y millones de datos y, una vez los descargas, tienes que manejarlos. El big data aplicado a la conservación de la biodiversidad, y sobre todo al clima, va a dar un gran salto en los próximos años seguro”.

Alimentación y consumo

La tecnología también tiene mucho que ofrecer para ayudarnos a reducir el impacto medioambiental de nuestra manera de consumir. Uno de los ejemplos más conocidos es Too Good to Go, una app para comprar comida de restaurantes y supermercados que está en perfectas condiciones pero que, al final del día, tendrían que tirar a la basura. Iniciativas como esta generan una gran diversidad de empleos: atención al cliente, especialistas en ventas, desarrolladores de negocio, diseñadores gráficos, analistas de datos…

Otras, como la barcelonesa Go Zero Waste, permiten encontrar tiendas de todo tipo para vivir una vida sin plástico. Detrás de la iniciativa, especialistas en diseño multimedia y marketing, además de ingenieros industriales, expertos en economía circular o desarrolladores web.

Las voces de alarma por el efecto irreversible que puede tener el cambio climático sobre el planeta se multiplican. Pero no todo son noticias negativas: cada vez más personas trabajan para desarrollar tecnologías que nos ayuden a ganar la batalla, una contienda que podría convertirse a la vez en una fuente de empleos interesantísimos para millones de personas.

Ilustración de Marcelsinge para WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Ivo Cabral

Periodista freelance

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: