Cómo presentarte para un puesto en la empresa donde hiciste tus prácticas

Cómo postularte en la empresa donde hiciste tus prácticas

La empresa en la que hiciste tus prácticas y donde, además de aprender gran parte de lo que sabes, pasaste muy buenos momentos de tu vida laboral e hiciste tus primeros contactos, tiene una vacante que encaja perfectamente con tu perfil. Tras darle algunas vueltas, decides presentarte al puesto. Si sale bien, podrías conseguir tu empleo ideal. Pero, ¿cómo debes proceder? Laura Barbal, Talent Manager de Nubalia y experta en RR. HH., y un antiguo becario que ha pasado por esta situación nos guían sobre los pasos a seguir y la mejor forma de presentar nuestra candidatura para salir victoriosos.

Cuando terminaste tus estudios, y por más que te habría gustado, no tuviste la oportunidad de seguir en la empresa donde realizaste tus prácticas. Sin embargo, desde entonces, has tenido tiempo de seguir creciendo como profesional, gracias a tus experiencias en otras empresas. Por ello, este es el primer factor a tener en cuenta si decides presentar tu candidatura para un puesto en aquella empresa a la que te gustaría volver: la experiencia te habrá convertido en un mejor candidato, ya que habrás madurado técnica y profesionalmente.

Paso 1: Qué canal utilizar para presentar tu candidatura

Si has decidido dar el paso, puede surgirte la duda acerca de qué canal utilizar, si deberías presentar tu candidatura directamente al departamento de Recursos Humanos o si contactar antes con quien fue tu supervisor durante las prácticas. Según Laura Barbal, “no hay una fórmula mágica” que puedas utilizar de forma satisfactoria en todas las situaciones, sino que deberás valorar lo que más conviene en cada caso.

Lo que sí recomienda es tratar de ir sobre seguro y contactar con alguien que sepas que sigue en la empresa, un ex compañero o incluso el propio mánager que tutorizó tus prácticas, para que pueda dirigirte al responsable de Recursos Humanos que corresponda. Quizá la empresa haya sufrido modificaciones en su estructura o haya cambiado roles y posiciones, por lo que tener a alguien que te guíe en la manera más adecuada de presentar tu candidatura puede serte de gran ayuda.

Este fue el caso de Carlos Avendaño, ingeniero industrial de 24 años que decidió presentar su candidatura en la empresa donde hizo las prácticas dos años después de haberlas finalizado. Fue precisamente durante una conversación informal con su ex mánager que se enteró de que existía una oportunidad de empleo: “Me aconsejó que enviase mi currículum a través de la página web y al poco tiempo el departamento de RR. HH. se puso en contacto conmigo”.

Paso 2: A qué dar valor en tu candidatura

Barbal lo tiene claro: en el momento de presentar tu candidatura, es fundamental que indiques que realizaste un periodo de prácticas con ellos, entre otros motivos, “por si la persona que recibe tu solicitud no trabajaba en la compañía durante ese periodo”. La experta también aconseja incluir una carta de presentación en la que expliques:

  • los aspectos por los que quieres volver
  • qué te gustó de la etapa en prácticas
  • qué te ha motivado a solicitar el empleo (el clima laboral, el propósito de la compañía, el sector en el que opera…)

Además, Barbal recomienda “destacar todo aquello que hayas aprendido desde que terminó tu periodo de prácticas: nuevas habilidades, conocimientos técnicos, etc.”. Lo importante es intentar que la empresa no tenga únicamente una imagen de ti como el estudiante de prácticas y que pueda ver que en este tiempo te has convertido en un profesional más experimentado y capacitado para enfrentarte a nuevos retos.

Para Carlos, ese tiempo le sirvió para ganar experiencia en varias multinacionales y también para identificar sus preferencias. Y este es otro aspecto a destacar: no dudes en explicar por qué vivir otras experiencias te ha permitido conocer en qué tipo de proyecto quieres involucrarte. En el caso de Carlos, ahora reconoce sentirse más cómodo “en una empresa más pequeña donde conozca a todo el equipo, además de los procesos y mecanismos”.

Paso 3: Explica por qué contratarte supone una ventaja

Según Laura Barbal, “si los estudiantes que hicieron prácticas en una empresa deciden aplicar en un futuro a la misma, esto significa que consideran que es un buen lugar para trabajar”, algo que resulta atractivo para cualquier compañía. Además, según comenta la experta, “si el candidato es válido, que se incorpore de nuevo puede suponer una gran ventaja competitiva, tanto para él como para la empresa”.

De hecho, uno de los aspectos principales que busca una empresa en un candidato es que encaje con su cultura y sus valores. En palabras de la experta, “que el candidato comparta la misión de la empresa es fundamental para que su candidatura prospere”. Pero hay otras ventajas:

  • Ya conoces el ambiente, así que la empresa se ahorrará el periodo de adaptación e irá sobre seguro.
  • Puesto que realizaste una parte de tu formación en esa empresa, conoces la manera de trabajar, además las herramientas y procesos que utiliza la empresa, y eso se traduce en menos contratiempos.
  • Como antiguo estudiante de prácticas, entiendes las necesidades reales de la empresa y sus procesos, por lo que tu incorporación será más fluida.

Carlos reconoce que un antiguo estudiante en prácticas seguramente lo tiene más fácil que otros candidatos por el hecho de haber trabajado anteriormente en la empresa. Para este joven profesional, el hecho de que los compañeros y gerentes guarden “un buen recuerdo de ti y de tu trabajo” puede abrirte puertas: “Te han formado y saben cómo trabajas, así que está claro que vas a encajar más fácilmente y eso les facilita muchísimo el trabajo”, reflexiona.

Pero no solo son ventajas para la empresa. Puesto que se trata de una empresa que ya conoces, se reduce el riesgo de que acabes desencantándote con el puesto o la empresa una vez empieces a trabajar. También te permite tener una idea más clara de cómo será tu futuro en la empresa: cuáles son las posibilidades de crecimiento, en qué tipo de proyectos podrás trabajar, con qué equipos podrás colaborar, etc.

Paso 4: ¿Necesitas un empujón? Pide una recomendación

A la hora de presentarte como candidato, aportar la recomendación de un antiguo compañero dentro del equipo al que te presentas o, mejor, de tu antiguo mánager, puede serte de gran ayuda. Según explica Barbal, tener “un aliado defensor de tu candidatura” será sin duda un punto a tu favor. La recomendación de la experta es que no dudes en contactar con esa persona de confianza dentro de la empresa, “alguien de quien guardes un buen recuerdo de tu etapa de prácticas y sepas que sigue en la compañía”.

Esto es precisamente lo que hizo Carlos. A pesar de que habían pasado más de dos años desde que hizo sus prácticas cuando presentó su candidatura, seguía manteniendo una excelente relación con sus antiguos compañeros y esto le abrió las puertas a una posible incorporación en cuanto se presentó la posibilidad. El consejo que da este joven trabajador es no perder el contacto con los trabajadores de la empresa, preguntarles de vez en cuando si hay vacantes y dejarles claro que estarías dispuesto a volver. De esta forma, es más fácil que piensen en ti en cuanto haya una oportunidad. La magia del networking también funciona en estos casos.

De la misma opinión es Laura Barbal, que añade que puede ser muy valioso, “tener contactos dentro de la empresa que puedan explicarnos la situación actual: si ha variado la estrategia o si ha habido cambios en la dirección del negocio, por ejemplo”. Esta información puede resultar muy útil durante el proceso de selección, ya que te permitirá jugar con cierta ventaja.

Como ves, presentar tu candidatura en la empresa donde hiciste tus prácticas puede ser una muy buena idea. Solo tienes que tener claros algunos puntos y tomar la iniciativa. Piensa que, en el caso de que entres a formar parte del equipo, tanto la empresa como tú saldréis ganando, así que deja a un lado las inseguridades y llama a ese compañero con el que te sigues llevando bien para que te mantenga informado sobre las posibles ofertas. Quién sabe, quizá la próxima vez seas tú el candidato que andan buscando.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Olga Tamarit

Freelance Content Creator

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Triunfar en tus prácticas en empresa

Las prácticas profesionales son un período clave para empezar a preparar tu integración profesional. Estos son nuestros consejos para encontrar las p…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: