Cómo presentar una candidatura espontánea para unas prácticas

Cómo presentar una candidatura espontánea para unas prácticas

¿Eres estudiante y quieres conseguir una de tus primeras experiencias laborales? ¿No te convencen las empresas que ofrece la bolsa de prácticas de tu universidad? No te preocupes, tienes otra opción: encuentra una empresa en la que te gustaría dar tus primeros pasos profesionales y acuerda con ellos las condiciones para presentar una propuesta de convenio a la universidad. Pero, ¿se puede hacer esto? ¡Se puede!

Las candidaturas espontáneas por parte de los candidatos son cada vez más habituales en los últimos años de estudios y para las empresas resultan especialmente interesantes ya que les permite conocer candidatos motivados para comenzar su carrera profesional en la compañía. Te explicamos cuáles son los pasos más importantes y los factores a tener en cuenta para saber cómo presentar la tuya.

Antes de empezar, asegúrate de que tu currículum está al día. Y puesto que tu experiencia profesional será seguramente limitada y no es probable que te ayude a diferenciarte de otros posibles candidatos a la misma plaza de prácticas para la que tú te presentas, prepárate para redactar una carta de presentación en la que demuestres tu interés por la experiencia en esa empresa.

1. Por qué quieres hacer tus prácticas en esa empresa

La pregunta que debes hacerte a la hora de elegir tus prácticas es: “¿por qué quiero trabajar aquí?”. Tal vez te atraiga el éxito de determinada campaña, su visión innovadora en el sector o su presencia internacional. Ya se trate de una startup o de una gran empresa, lo ideal es averiguar el tipo de cultura que tiene la empresa y si crees que encajarás en ella.

Esta valoración preliminar os servirá para ahorrar tiempo a las dos partes y, a medida que adquieras experiencia laboral, este paso será clave para conocer en qué tipo de compañías vas a poder dar lo mejor de ti y en cuáles no serías el candidato ideal.

2. Explica qué te gustaría hacer y aprender

Tras explicar los motivos que te han llevado a dirigirte a esta compañía, ahora tienes que hablar un poco de ti, de lo que crees que esta empresa puede aportarte y de lo que, al mismo tiempo, tú esperas aprender de ella. En este paso, es muy importante que tengas tres elementos en cuenta:

  • Menciona los estudios que estás haciendo o que acabas de finalizar.

  • Indica el puesto o el departamento en el que te gustaría hacer las prácticas y las acciones que quisieras desarrollar o aprender.

  • Interésate por posibles planes de formación y la posibilidad de crecimiento dentro de la empresa.

Pero no olvides que unas prácticas son en realidad una relación de colaboración donde ambas partes aportáis aspectos positivos a la otra. Así que no dudes en expresar qué esperas que la empresa te brinde, lo que puede enseñarte o aportarte: crecimiento profesional, posibilidades de especialización o ampliar tu red de contactos.

3. Habla de tus anteriores experiencias

Si eres estudiante o recién graduado, es muy posible que tu experiencia profesional sea más bien escasa, pero es posible paliarla. Los trabajos previos, los voluntariados y las formaciones complementarias: todo cuenta. Cualquier experiencia que demuestre los conocimientos que has aprendido y que podrían ser de utilidad para la empresa es una oportunidad para llamar la atención del equipo de Recursos Humanos. Para ellos, por norma general, es recomendable escoger solo aquellos conocimientos relacionados con las actividades de la empresa a la que postulas.

Una estrategia que te puede ayudar es la de elegir un servicio o producto que ofrezca la empresa y relacionarlo con algunos de tus aprendizajes anteriores. Es una manera práctica de vincular tu currículum con el saber hacer de la empresa.

4. Resalta tus capacidades y da motivos para que te acepten

Para que la empresa entienda por qué les resultará interesante recibirte como estudiante en prácticas, has de dejar claro lo que puedes aportar a la compañía. Indica cuáles son las capacidades y destrezas que podrías aplicar a tu periodo de prácticas, por ejemplo:

  • Buena relación con los clientes.

  • Motivación por hacer bien tu trabajo y conocer las novedades en el sector.

  • Curiosidad por la innovación y deseo de adquirir nuevos conocimientos.

  • Capacidad para afrontar nuevos retos.

  • Tu facilidad para integrarte en un equipo multicultural y multidisciplinar.

El objetivo es que perciban tu compromiso y entusiasmo a través de tus palabras, sin que estas resulten exageradas o vacías y demostrar que has entendido las necesidades de la empresa. También puedes pedir consejo o referencias a tus profesores, antiguos jefes o compañeros o conocidos en el sector, que podrán validar tus aptitudes.

5. Propón una entrevista

Tu último objetivo será el de expresarles tu deseo de ampliar la información que has expuesto durante la candidatura en persona e invitarles a conocerte. Una entrevista personal te permitirá hacer hincapié en las cualidades que hacen de ti un candidato ideal para las prácticas en esa empresa.

Despídete amablemente y ponte a disposición de la compañía para cualquier posible convocatoria. Elige una fórmula que se acerque a tu estilo de redacción para rematar tu propuesta y muéstrate profesional. Por ejemplo: “Estaré encantado de poder ofrecerles más detalles durante una entrevista personal. Quedo entonces a la espera de su respuesta. Cordialmente…”.

Ahora ya sabes que hay otra vía más allá de las empresas que solicitan candidatos para sus prácticas en la bolsa de trabajo de la universidad. Y si la empresa te acepta, solo te queda presentar la propuesta de convenio a la universidad y empezar con tu experiencia. ¿Quién sabe? Quizá el envío de tu candidatura espontánea se produzca en el momento ideal y lo que a priori eran solo unas prácticas acaben convirtiéndose en tu primer trabajo.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Joe Pachorra

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Triunfar en tus prácticas en empresa

Las prácticas profesionales son un período clave para empezar a preparar tu integración profesional. Estos son nuestros consejos para encontrar las p…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: