Becario a empleado: cómo lograr que te ofrezcan un contrato tras las prácticas

Becario a empleado: cómo conseguir un contrato tras las prácticas

Iniciar tu carrera laboral mediante un periodo de prácticas no es una misión imposible. En un contexto complicado, con una tasa de paro juvenil del 33% (la 2ª más alta de Europa) que afecta a todos los niveles de estudios y a todos los sectores, transformar tus prácticas en un primer empleo puede ser la forma ideal de iniciar tu carrera profesional. Te contamos cómo puedes conseguir una oportunidad de contrato en la empresa en la que has realizado las prácticas, con ejemplos y casos de éxito.

Actualmente, el Plan Bolonia exige a los estudiantes universitarios realizar prácticas profesionales durante la carrera. Se suelen realizar en el último tramo de la etapa universitaria, ya que para comenzarlas hace falta tener aprobados el 50% de los créditos totales de la titulación. Además de completar tu formación universitaria, las prácticas laborales te permitirán:

  • Adquirir experiencia y empezar a conocer el mundo laboral.
  • Poner en un contexto real los conocimientos adquiridos durante tus estudios.
  • Mejorar tu currículum y aumentar tus opciones de conseguir un primer empleo, ya sea en la empresa en la que has hecho las prácticas o en otras, que valorarán muy positivamente la experiencia adquirida durante ese tiempo.
  • Empezar a crear tu propia red de contactos profesional, a quienes podrás recurrir en el futuro para descubrir nuevas oportunidades laborales, encontrar un nuevo puesto, buscar inspiración… Esta será la oportunidad de ampliar tu networking más allá de tu red de antiguos alumnos.

Según datos del informe Calidad, empleo joven, becarios y prácticas del Consejo de la Juventud, el 86,5% de los encuestados aseguran que las prácticas les han resultado útiles para encontrar trabajo y el 88% afirman que durante el periodo de prácticas han adquirido conocimientos útiles en el ámbito profesional.

¿Qué posibilidades tienes de obtener un contrato tras las prácticas?

Según un informe de Eurostat, la media de la UE indica que un 46% de los trabajadores que habían realizado un periodo como becario o estudiante en prácticas recibieron al terminarlo una oferta de empleo por parte de la empresa. En Alemania, por ejemplo, esta cifra alcanza el 74% y en Holanda hasta el 79%. En España, sin embargo, la cifra es de sólo el 35%, un porcentaje que se aleja bastante del de nuestros vecinos europeos.

El informe también arroja otro interesante dato: en muchos países europeos lo habitual es tener varios periodos de prácticas en diferentes empresas antes de conseguir un contrato laboral. Por lo que si ya has realizado prácticas en varias empresas y estás deseando lanzarte al mercado laboral, no desesperes: es el recorrido habitual.

Obviamente, no es igual de fácil o difícil conseguir hacerse un hueco tras unos meses de prácticas en todas las empresas, pero hay algunas áreas en las que tendrás más posibilidades de conseguirlo:

  • Abogacía: los despachos de abogados están entre los que más contratan tras un periodo de prácticas.
  • Ingenierías (especialmente la ingeniería informática): son, en general, sectores en los que hay una gran demanda de profesionales.
  • En los departamentos comerciales y las áreas técnicas de cualquier empresa, que con frecuencia acogen a estudiantes de Formación Profesional o Grados Medios y Superiores.

Pero estos no son los únicos sectores que contratan. Charo Lagarés, por ejemplo, estudió periodismo y transformó sus prácticas no remuneradas en la revista Cosmopolitan en un puesto de redactora, para más tarde dar un salto y asumir las tareas de jefa de sección en Marie Claire. Para Charo, la iniciativa y la constancia son “parte del camino” para lograr el éxito. Según ella, “la empresa no puede pensar por ti, debes moverte tú”.

También fue el caso de Sara Orra Rua, a la que la start-upByhours en la que realizaba sus prácticas de MBA le ofreció quedarse tras solo un mes de trabajo. Cinco años después, forma parte del comité de dirección como Head of Product y participa en la estrategia de la expansión de la compañía. Afirma que, de su experiencia durante su periodo de prácticas, aprendió que la actitud “muchas veces prevalece sobre la aptitud” y que siempre hay que tener “un plan B y hasta un plan C para afrontar los grandes retos”.

Convertir tus prácticas en un contrato, ¿sí o no?

En un contexto como el actual, conseguir un contrato suele ser uno de los grandes objetivos tras acabar el periodo de prácticas en cualquier empresa. Entre las principales ventajas que te ofrecería aceptar este nuevo puesto se encuentran:

  • La empresa te ha formado desde cero y es menos probable que tengas tics adquiridos de otros empleos.
  • Conoces a fondo el ambiente antes de formalizar tu contrato, así que te ahorrarás el periodo de adaptación.
  • Entiendes las necesidades reales de la empresa, por lo que te será más fácil desarrollarte como profesional.
  • Un contrato supondrá una estabilidad económica y cierta autonomía que, sin duda, beneficiarán a tu desarrollo personal.

Pero, antes de decidir si de verdad te interesa o no ese puesto, es conveniente que te tomes un momento para reflexionar en las posibles desventajas que puede suponer esta nueva oportunidad:

  • Conseguir un contrato es una gran noticia, pero la oportunidad que estabas esperando se encuentra quizás en otra empresa.
  • Limitar tu experiencia laboral a una única empresa puede perjudicar a tu perfil y provocar que tengas menos oportunidades de crecer laboralmente.
  • Puede que algún compañero no te tome en serio porque para él o ella siempre serás “el becario”.

Seis consejos para pasar de “becario” a empleado

Si ya has decidido que tras las prácticas te gustaría continuar en la empresa, pero en calidad de empleado, no lo dudes y ¡ve a por ello! . Tal y como has comprobado, la oportunidad de ocupar un puesto de responsabilidad en cualquier empresa tras haber sido becario no es solo cuestión de suerte. Detrás de estas historias suele haber muchas horas de trabajo, talento y una actitud positiva.

Descubre qué otras cualidades deberás poner en práctica si quieres que tu historia también sea un éxito.

  1. Sé discreto y respetuoso:
    Demuestra lo que sabes sin parecer arrogante o impaciente. Charo Lagares recomienda cuidar mucho las relaciones en el trabajo y no pasarse de entusiasta, “encontrar el equilibrio entre ser correcto y a la vez agradable” es la clave.
  2. Trabaja duro:
    No creas que por estar como becario debes exigirte menos, al contrario: la proactividad será siempre bien valorada por tu entorno. “Siempre hay que picar piedra y no hay que dar nunca nada por sentado”, advierte Sara Orra.
  3. Identifica la cultura corporativa e intégrate en ella:
    Encajar dentro de la cultura corporativa de la empresa da puntos. Debes demostrar que te identificas con la cultura de la compañía y que eres capaz de adaptarte a ella, señala Charo.
  4. Ten curiosidad:
    La motivación y mostrar interés son actitudes muy bien valoradas. Eres becario y probablemente no tengas mucha experiencia, pero es tu oportunidad para demostrar que quieres aprender y crecer en la empresa. Sin interferir con tu trabajo o el de tus compañeros, es importante que preguntes y muestres interés. “Siempre se puede aprender: de las tareas más básicas y del compañero que tenemos al lado”, cuenta Sara Orra.
  5. Conoce cuál es tu sitio:
    Tener una actitud crítica y expresar tu opinión no está prohibido, pero debes hacerlo desde el respeto y la humildad. Charo Lagares aconseja mantener una actitud prudente y “no tomar confianza demasiado rápido, aunque haya un ambiente distendido”.
  6. Sé generoso:
    Intenta ser optimista, integrarte en tu entorno laboral y pensar en qué puedes aportar a la empresa y a tus compañeros. Para Sara, la generosidad es fundamental en la nueva empresa, “entender y escuchar a las personas es la clave del éxito”.

Además de ser una parte de tu vida laboral muy importante, tu periodo como estudiante en prácticas también puede servir de trampolín para conseguir un contrato. Así que si crees que se trata del trabajo de tus sueños, no tires la toalla y traza una estrategia para conseguirlo. ¡A por ello!

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Olga Tamarit

Freelance Content Creator

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Triunfar en tus prácticas en empresa

Las prácticas profesionales son un período clave para empezar a preparar tu integración profesional. Estos son nuestros consejos para encontrar las p…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: