Cómo volver a probar suerte en la misma empresa

Volver a presentar tu candidatura en la misma empresa, consejos

Ya hace algún tiempo que buscas un nuevo empleo y parece que por fin lo has encontrado. Es el trabajo ideal para ti, y por si fuera poco, en la empresa de tus sueños. Pero hay un pequeño problema: no es la primera vez que envías tu candidatura a esta compañía. ¿Es una buena idea intentarlo de nuevo? ¿Cómo puedes aumentar tus probabilidades de tener éxito? Tanto si antes recibiste feedback como si no, aquí te damos algunos consejos para ayudarte a obtener el puesto que quieres sin que tu candidatura anterior te perjudique.

1. Espera antes de volver a enviar tu candidatura

¿Cuánto tiempo debes esperar antes de volver a intentarlo? ¿Seis meses? ¿Un año? Algunos entrevistadores explican al candidato que no fue elegido cuánto tiempo debe esperar antes de volver a enviar una candidatura. En general, el plazo varía entre tres y seis meses después del primer intento y es recomendable respetarlo incluso si la empresa no lo ha especificado.

La idea es dejar pasar una cantidad de tiempo suficiente para poder argumentar que has evolucionado: quizás ahora tu perfil es más compatible con las expectativas de la compañía (gracias a una nueva experiencia profesional, formación, etc.) o ha habido un cambio dentro de la empresa (reorganización de equipos, nuevos encargados de la contratación, etc.). Debes estar seguro de que tu perfil ha mejorado y ahora encaja más con la vacante.

2. Analiza tu candidatura anterior

Tanto si no recibiste ningún tipo de respuesta como si obtuviste una respuesta negativa a tu candidatura o después de la entrevista, tómate el tiempo de entender y analizar las razones por las que tu candidatura fue rechazada y pregúntate si todavía son válidas. Por ejemplo:

  • Si el rechazo fue debido a que tus experiencias profesionales no se correspondían con el puesto, ¿has tenido nuevas experiencias que podrían acercarte a lo que la empresa busca? En caso de que tu perfil ahora sea más compatible con el puesto en cuestión, ¿cómo vas a destacar tus nuevas habilidades?

  • Si el rechazo está relacionado con tu personalidad o la impresión que diste al entrevistador, pregúntate si sus razones están justificadas. ¿Quizás no tenías suficiente confianza en ti mismo en aquel momento? ¿O tal vez te comportaste de manera demasiado seria y la compañía buscaba a alguien con una actitud más natural? Intenta recordar todo lo que el entrevistador haya mencionado sobre la cultura empresarial para apropiártelo y adaptar tu discurso acorde a ella. Asimismo, dedica tiempo a evaluar tus habilidades blandas (soft skills) e identificar aquellas que hayas desarrollado desde la última ocasión y que podrían ser útiles en la entrevista. Por último, si crees que diste una mala impresión a tu interlocutor, verifica si todavía se trata de la misma persona, pues con un poco de suerte quizás debas tratar con alguien nuevo.

  • Si no recibiste detalles sobre las razones del rechazo, autoevalúate y toma distancia para tratar de entender qué falló la primera vez. Antes de enviar una nueva candidatura, asegúrate de que la vacante realmente se corresponde con tu perfil. Evita caer en la trampa de probar suerte en cualquier oferta solo por amor a la compañía. No desperdicies tus oportunidades de manera inútil, en especial porque ya tienes una ventaja: en principio, se supone que no envías tu candidatura al azar sino porque te gusta la empresa.

3. Revisa tu currículum y carta de presentación

Si estás seguro de ello, adapta al máximo tu currículum y carta de presentación a la oferta en cuestión. Relee tu candidatura anterior e intenta identificar los errores y omisiones. Aprovecha esta segunda oportunidad para personalizar y mejorar tu discurso.

Sobre todo, no vuelvas a utilizar el mismo currículum y carta de presentación que enviaste a la empresa en el pasado y tampoco los mismos que utilizas para cualquier oferta, pues la compañía se dará cuenta rápidamente y no dará una respuesta positiva a tu solicitud.

4. Sé honesto

¿No sabes si deberías mencionar que ya habías enviado una candidatura en el pasado? Te aconsejamos ser lo más honesto y transparente posible, pues las empresas archivan toda la información relativa a sus candidatos.

Si surge esta cuestión, aprovecha la ocasión para mostrar (una vez más) tu interés por la organización y explicar qué falló la primera vez. No es necesario que te autoflageles, simplemente justifica cómo has evolucionado basándote en tu experiencia. Esto demostrará tu capacidad para tomar distancia y autoevaluarte.

5. Desmárcate poniéndote en contacto con alguien de la empresa

Nada es más valioso que los consejos de una persona que ya trabaja en la compañía para desmarcarte y probar que estás motivado para obtener el puesto. En tu caso, lo mejor sería contactar con la persona que fue contratada la vez anterior para intentar entender por qué no fue elegido tu perfil.

También puedes intentar comunicarte directamente con la persona que te entrevistó la primera vez para informarle sobre tu deseo de trabajar en la empresa. Por supuesto, esto es algo que puedes hacer solo si mantuviste una buena relación. Debes demostrarle rápidamente que has evolucionado desde tu última candidatura y que todavía tienes muchas ganas de formar parte de la compañía. Por último, podrías ponerte en contacto con cualquier persona que trabaje en la empresa y con quien creas que sea pertinente conversar.

El hecho de que la compañía haya rechazado tu candidatura en el pasado no implica que sus puertas están cerradas por siempre jamás. Tanto tú como las necesidades de la organización han evolucionado, por lo tanto, tienes todo el derecho de volver a probar suerte enviando tu candidatura de nuevo. ¡No pierdas la esperanza!

Traducido por Andreína Gil

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Sawssane Bensalah

Fondatrice et rédactrice chez sawthesun.com

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: