Cómo pedir 'feedback' de la entrevista si no te han dado el puesto

Cómo pedir feedback tras una entrevista de trabajo que fracasó

Nunca es agradable recibir una respuesta negativa después de una entrevista de trabajo. Y es peor aún si además no entendemos por qué: no sabemos cómo reaccionar, nos sentimos decepcionados, tenemos dudas y perdemos confianza en nosotros mismos. Por esta razón, pedir feedback a la empresa puede ser muy útil para impulsar nuestra búsqueda de empleo. Pero, ¿qué tenemos que hacer para que nos lo den y sacarle partido?

Para averiguar la respuesta hemos hablado con Maja Wolkiewicz, directora de contratación de talento en Vectaury, una start-up especializada en macrodatos. Maja es coordinadora de Recursos Humanos, responsable de marca y chief hapiness officer. Le gusta definirse como la “puerta humana” de la empresa, ya que es la encargada de contratar, recibir y guiar a los recién llegados con un objetivo principal: procurar que se sientan cómodos, a gusto con sus nuevas misiones y felices de ir a trabajar. Para ella, un buen feedback es imprescindible para poder progresar, por lo que no hay que dudar en pedirlo.

¿Por qué es importante el feedback?

El feedback te guía

“¿Por qué no me han contratado?”. Es la pregunta que se hace cualquier candidato cuando recibe una respuesta negativa después de una entrevista. Necesitamos entender qué ha fallado. Cuando nadie nos da una respuesta concreta, normalmente tendemos a inventarnos interpretaciones (a menudo muy alejadas de la realidad) que pueden llevarnos a perder confianza en nosotros mismos y nos impiden mejorar.

Según Maja, “el feedback es una herramienta de desarrollo profesional que guía a los candidatos, ya que les ayuda a entender qué falla en su currículum, discurso o actitud. Sin una valoración crítica, repetiremos los mismos errores y crearemos una sensación de fracaso permanente que nos hará más frágiles y acabaremos perdiendo confianza en nosotros mismos. Es un círculo vicioso”.

“Sin una valoración crítica repetiremos los mismos errores, provocaremos una sensación de fracaso permanente que nos hará más frágiles y acabaremos perdiendo confianza en nosotros mismos”.

Transformar el feedback en algo positivo

Recibir una respuesta negativa puede resultar muy doloroso. Un buen feedback nos permite transformar el sentimiento de fracaso en una experiencia constructiva, pues entender nuestros errores resulta indispensable para no volver a cometerlos.

“Una respuesta negativa no tiene por qué ser un fracaso si va acompañada de un feedback que va a permitirte entender qué tienes que cambiar o mejorar para continuar. Una vez entrevisté a una persona que había hecho cinco entrevistas y no entendía por qué nunca la cogían. Me pidió feedback y le contesté de forma detallada y amable. Le expliqué punto por punto lo que creía que debería mejorar en su currículum y en su actitud. Quedó muy satisfecha con mis comentarios porque le parecieron muy instructivos. Por fin entendió en qué fallaba, así que nuestra entrevista acabó convirtiéndose en algo positivo”.

¿Cómo solicitar un feedback ?

A menudo no nos atrevemos a pedir feedback aunque estemos deseando tener más información. En ocasiones se debe a la timidez (por no molestar a nuestro interlocutor ni abusar de su tiempo) y otras por miedo a escuchar cosas que nos duelan o resulten humillantes. Sin embargo, cuando ya hemos hecho muchas entrevistas de trabajo y siempre falla algo, pedir una explicación puede resultar indispensable.

Si la timidez te hace dudar, piensa que al seleccionador no le va a extrañar que le pidas sus comentarios. Tienes derecho a saber qué ha fallado y a nadie le molestará la pregunta. ¡Darte una explicación forma parte del trabajo en recursos humanos! Maja explica: “Antes nunca se daba feedback: los candidatos recibían una respuesta automática por e-mail y listo. Por eso, a día de hoy, muchos candidatos creen que no se lo merecen, que van a molestar al seleccionador, pero explicar a una persona por qué se ha descartado su candidatura es lo mínimo que podemos hacer los que trabajamos en recursos humanos”.

Por el contrario, si lo que te frena es el miedo a escuchar cosas desagradables, piensa que el objetivo de quien analiza tu candidatura no es, ni mucho menos, ofenderte. “En mi opinión es justo lo contrario: muestra atención por parte del seleccionador. Que te den feedback quiere decir que se preocupan por ti, te respetan y quieren que progreses. Si lo ves así, puedes aprender muchas cosas sobre ti mismo y ampliar tus capacidades”.

“Explicar a una persona por qué se ha descartado su candidatura es lo mínimo que podemos hacer los que trabajamos en recursos humanos”.

¿Cómo pedirlo?

Sé natural, expresa lo que necesitas de manera sencilla y procura no ser agresivo ni insistente.

Si te informan de que no has sido seleccionado por e-mail, responde preguntando si pueden explicarte qué ha fallado. Si te llaman por teléfono, no dudes en pedir más detalles, manteniendo un tono agradable y cortés. Explica a tu interlocutor que sus observaciones te serán muy útiles para seguir buscando empleo.

Si no obtienes respuesta tras haberlo pedido un par de veces, es preferible no insistir, ya que podrías ganarte la enemistad del interlocutor. “A veces la persona de la empresa no sabe qué contestar, o no tiene tiempo ni ganas. En ese caso, es mejor no insistir demasiado porque, en el caso de que te hubiera dado el feedback, seguramente este no habría sido muy constructivo ni benevolente. Y no hay nada peor para un candidato que recibir un feedback mal dado”.

> “A veces la persona de la empresa no sabe qué contestar, o no tiene tiempo ni ganas. En ese caso, es mejor no insistir porque, en el caso de que te hubiera dado el feedback, seguramente no habría sido muy constructivo ni benevolente”.

¿Cómo sacarle partido?

No siempre es fácil sacar partido de un feedback negativo, sobre todo cuando no tenemos mucha seguridad en nosotros mismos y nos sentimos frágiles porque llevamos bastante tiempo sin trabajar. Pero sólo tú puedes usar los consejos para mejorar. Para ello, tienes que verlos como herramientas, no como críticas gratuitas. Analízalos desde un punto de vista pragmático, no emocional. Piensa que no tienen nada que ver con tu persona, sino con tu candidatura para un puesto de trabajo en particular.

Quizás al final de la conversación te des cuenta de que:

  • No estás buscando en el tipo de empresa que deberías.
  • El título de tu currículum no corresponde a tu perfil.
  • El tipo de puesto no corresponde a tu perfil.
  • No te expresas adecuadamente (utilizas un lenguaje demasiado coloquial, arrogante, agresivo…).
  • Infravaloras algunos aspectos de tu trayectoria profesional o de tu personalidad.

Si el feedback pone de relieve algunos de tus puntos débiles, no te lo tomes como un ataque sino como un favor que te están haciendo. ¡Transforma todo lo negativo en ánimo!

Lo que debes tener en mente

  • Un feedback muestra atención por parte de la empresa seleccionadora y puede resultar muy constructivo.
  • Cuando una empresa descarta tu candidatura, no está poniendo en entredicho tu persona, sino tu compatibilidad con el puesto de trabajo.
  • El feedback es un intercambio: puedes contestar a tu interlocutor y pedirle información detallada y consejos.
  • “No” un día no significa “no” para siempre. Quizás esta vez no haya funcionado ¡pero eso no quiere decir que no pueda funcionar en otra ocasión!

“No” un día no significa “no” para siempre. Quizás esta vez no haya funcionado ¡pero eso no quiere decir que no pueda funcionar en otra ocasión!”

¿Qué debo hacer si recibo un feedback ofensivo?

Recibir un feedback brusco puede resultar incluso doloroso. Para no sentirse ofendido es necesario relativizar y a la vez admitir que quizás algunas observaciones, aunque nos parezcan desagradables, pueden estar justificadas. Puede ser útil mezclar las observaciones de la empresa con nuestro propio análisis de la entrevista. Sin embargo, si crees que tu interlocutor solo buscaba hacerte daño, piensa que sus valores dejan mucho que desear.

“Algunas personas no saben dar feedback y pueden herirte sin querer y ofenderte haciendo comentarios sobre tu persona y no sobre tu compatibilidad con el puesto de trabajo. Pero si te ofenden en la propia entrevista y luego obtienes una respuesta negativa, piensa que es una suerte ya que es una empresa que no comparte tus valores y no habrías sido feliz en ella. Nunca hay que olvidar que si el feedback se refiere a tu persona quiere decir que está mal hecho porque, en realidad, no tiene nada que ver contigo”.

El feedback, mucho más que una muestra de educación

“Dar feedback a los candidatos que entrevistamos es poner de relieve, precisamente, el lado humano de los recursos humanos. Este departamento trabaja precisamente porque aprecia a las personas. Los candidatos no son simples productos. Lo primero que ven los colaboradores recién llegados a una empresa es la manera que esta tiene de contratar. Si te sientes maltratado desde el momento de la entrevista ¡plantéate si realmente quieres trabajar en ese ambiente!”.

Para Maja, la noción de feedback supera la simple noción de “explicación que se le da a un candidato”. Es una nueva herramienta que nos ayuda a concebir de manera más global la relación empleado/empresa, basada en la transparencia, el respeto y la bondad.

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Cécile Nadaï

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: