5 consejos para retomar el contacto después de una entrevista

5 consejos para retomar el contacto después de una entrevista

¿Hace varios días que acudiste a una entrevista de trabajo pero aún no has tenido noticias de la empresa? ¿Te da miedo parecer insistente si te pones en contacto con ellos, pero tampoco quieres dar la impresión de ser demasiado pasivo? Es normal sentirse así, ¡y puedes estar tranquilo! Retomar el contacto forma parte del proceso de solicitud de un puesto de trabajo. Solo debes saber encontrar el punto intermedio entre “pesado” y “despreocupado”. Te ofrecemos cinco consejos indispensables para maximizar tus posibilidades de éxito al ponerte en contacto con el entrevistador.

1. Da las gracias después de la entrevista

Antes de volver a ponerte en contacto con el entrevistador, asegúrate de haberle enviado primero un correo de agradecimiento. El día después de una entrevista de trabajo, es fundamental que envíes al entrevistador un email dándole las gracias. Además de ser una muestra de cortesía muy apreciada y valorada, te ayudará a reiterar tu motivación por unirte a la empresa y te dará la oportunidad de hacer una síntesis de la entrevista y demostrar que has comprendido a la perfección los retos que implica el puesto. Pero sobre todo, es la forma más fácil de volver a ponerte en contacto con el entrevistador. Además, siempre es mucho mejor contactar con alguien a quien ya hayas dado las gracias, ¿no crees? Como guinda del pastel, te recomendamos que incluyas alguna pregunta o hagas referencia a un momento concreto de la conversación durante la entrevista, para intentar provocar una respuesta.

2. Ten paciencia

Al terminar la entrevista, trata de averiguar cuáles son los siguientes pasos del proceso de contratación. El entrevistador debería poder ofrecerte una estimación del tiempo que tardarás en recibir una respuesta. Si te indica una fecha específica, respétala, pues de lo contrario pensará que no prestaste atención en su momento. Si el día indicado no recibes ninguna respuesta, ¡no te agobies! Es posible que el entrevistador haya tenido un contratiempo o que la decisión se haya retrasado. Obviamente, si después de varios días de espera aún no has tenido noticias de la empresa, no dudes en ponerte en contacto con ellos. Si por el contrario tras la entrevista no se te ha indicado una fecha aproximada de respuesta, entonces deberás esperar un poco, entre 7 y 10 días después de tu correo electrónico de agradecimiento. Es importante no parecer demasiado insistente.

3. Da preferencia al correo electrónico

¿Por qué? Primero, porque el correo es menos molesto e intrusivo que el teléfono. El entrevistador podría estar ocupado cuando decidas llamarlo, y por tanto podría prestarte menos atención. El correo electrónico le permitirá tomarse el tiempo necesario para responderte y, a diferencia del teléfono, es fácil de localizar, por lo que podrás encontrarlo sin problemas cuando desees retomar el contacto. ¡Pero atención! Antes de enviar el correo, asegúrate de desactivar la opción de acuse de recibo o de lectura si no quieres parecer demasiado intrusivo. Eso sí, si al cabo de unos días de haberlo enviado sigues sin noticias por parte del entrevistador, puedes intentar una nueva toma de contacto por teléfono.

4. Presta atención a la redacción

En lo que concierne al correo electrónico, sobra decir que tu ortografía deberá ser impecable. En cuanto al contenido, no te olvides de los siguientes elementos indispensables:

  • Incluye el título del puesto: puede que la empresa esté contratando a varias personas a la vez, y no es de recibo obligar al entrevistador a ponerse a indagar el puesto para el que postulas. Por eso es mejor incluirlo directamente en el asunto de tu correo electrónico, por ejemplo, de forma que sea visible desde el primer momento.
  • Indica la fecha de la entrevista, además de tu disponibilidad.
  • Utiliza un tono de voz formal: aunque la empresa tenga un aire joven y desenfadado, no descuides el tono de voz ni utilices expresiones demasiado informales. A estas alturas del proceso de contratación, ¡un pie en falso podría salirte muy caro!

Si por desgracia la respuesta es negativa, no dudes en responder al entrevistador para agradecerle de todas formas que te haya contestado. Además de ser un gesto muy apreciado, con ello demostrarás que no eres una persona rencorosa. Incluso puedes aprovechar la oportunidad para pedirle algo de feedback. ¡Podría serte muy útil en tus próximas entrevistas!

5. Destaca entre la multitud

Aunque lo primordial es enviar un correo electrónico impecable y que respete a toda costa lo indicado en el punto 4, no dudes en ir un paso más allá para hacerte notar entre los demás candidatos. Como hemos dicho, una buena táctica es recordarle al entrevistador algún tema planteado durante la entrevista, pero también puedes demostrar tu proactividad ante un problema relacionado con el puesto de trabajo citando, por ejemplo, un estudio de mercado. Ten por seguro que el entrevistador apreciará enormemente esta actitud.

Si lo haces bien, retomar el contacto con el entrevistador puede convertirse en una prueba más de tu motivación para unirte a la empresa. La clave reside en saber actuar en el momento y de la forma adecuados, pero gracias a estos consejos ¡eso ya no te representará un problema!

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Marion Paquet

Journaliste, pigiste et auteure

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: