Más mujeres en el futuro de la 'tech': la misión de Laura Fernández

Entrevista a Laura Fernández, CEO de AllWomen.Tech

Según datos del INE, tan solo el 17,4% de los trabajadores del sector tecnológico son mujeres, pero Laura Fernández, CEO de AllWomen.Tech, está dispuesta a darle la vuelta a la estadística. Esta academia tecnológica ofrece específica en este campo, con cursos especializados en en ciencia de datos, experiencia de usuaria y gestión de productos digitales, impartidos por mujeres para mujeres. “Nuestra misión es incorporar más mujeres al sector tecnológico, ya que es un sector en auge que va a definir cómo vamos a vivir en los próximos años”, explica su fundadora. Laura cuenta cómo ha conseguido poner en pie un proyecto innovador que sueña con crecer, seguir haciendo crecer su comunidad y construir referentes con los que inspirar a otras mujeres.

Tus inicios laborales no tienen nada que ver con la tecnología. ¿Qué te hizo cambiar de sector tan radicalmente?

Empecé en el mundo del cine, trabajando en el extranjero, pero cuando decidí volver a España, no encontré trabajo en mi sector, así que comencé a investigar qué había pasado en Barcelona durante los 4 o 5 años que yo había estado fuera. De manera muy casual encontré un lugar llamado Makers of Barcelona, un proyecto que mezcla emprendimiento, espacios de coworking y tecnología. Yo no tenía ni idea de qué era todo eso, pero un día me acerqué y allí conocí a Cecilia Tham, su fundadora, y supe que quería formar parte de su proyecto. Al lunes siguiente ya estaba trabajando ahí.

Leer también en : Trabajadores

Cómo afrontar el sentimiento de pérdida de identidad al dejar un trabajo

¿Cómo reaccionó tu entorno cuándo decidiste dejar tu anterior trabajo y volver a España?

Me dijeron que estaba loca, que aquí no había trabajo. Pero yo tenía muy claro que me apetecía volver a mi país, a mi ciudad, e intentarlo. Quería establecer nuevos vínculos y empezar una vida aquí.

image

¿Qué aprendiste de tu paso por Makers of Barcelona?

Uf… Muchas cosas. Había personas de todas partes del mundo creando sus propios proyectos desde un ordenador. Una mezcla de perfiles enorme, gente que venía de la arquitectura, la programación, el diseño, el derecho… Todos ellos eran capaces de crear su propio destino, montar sus empresas y decidir su propia manera de vivir. Todo aquello me cautivó y produjo un “efecto espejo” en mí. Pensé que, si ellos podían hacerlo, yo también. Me llené de una fuerza y una valentía que me ayudaron a creer en mí y ese fue el impulso necesario para crear AllWomen.tech.

¿Por qué decidiste lanzar un proyecto en relación con la tecnología?

En mi paso por Makers of Barcelona me metí mucho en temas relacionados con el emprendimiento, la tecnología y la educación. Este último era un terreno nuevo para mí, pero que me gustó mucho al empezar a explorarlo y supe que mi proyecto tenía que tener ese ingrediente: la educación no reglada. También había otros dos ingredientes que no podían faltar, que eran tecnología y comunidad, que al final era lo que a mí me había empoderado para construir mi propio proyecto.

image
image

¿Por qué era tan importante para ti el aspecto de la formación? ¿Qué creías que se podía hacer de otra forma en este campo?

La idea era ofrecer una educación no reglada que apostase por la eficiencia. En este sentido, no hemos inventado nada porque esta forma de pensar la educación no formal, con profesionales del sector que imparten los cursos, está de absoluta tendencia ahora mismo. Lo que nos diferencia es que formamos en tecnologías emergentes y de futuro, como ciencia de datos o gestión de productos digitales, que son campos en los que muy pocas escuelas están formando ahora mismo, y lo hacemos desde una óptica absolutamente práctica.

Y en este contexto, ¿por qué decidiste trabajar con un equipo casi exclusivamente femenino?

Queríamos poner en valor la importancia de las mujeres en el sector tecnológico y esto pasa por crear referentes que nos inspiren a construir nuestras carreras.

image

¿Cómo conseguiste desarrollar tu proyecto y conseguir tus primeros apoyos?

Las primeras etapas siempre son duras. No tienes financiación, no sabes si tu producto va a gustar… pasas muchos momentos de incertidumbre. Pero lo cierto es que tuvimos un golpe de suerte y conseguimos una subvención del Ayuntamiento de Barcelona, lo cual nos permitió trabajar con un poco más de holgura. Pudimos incorporar más recursos y trabjajar con un pequeño equipo. En las primeras etapas nos centramos en probar ideas, tuvimos muchas que no funcionaron y eso nos llevó al proyecto final de AllWomen.tech. Conseguir esta subvención nos permitió equivocarnos y poder aprender de nuestros errores.

¿Qué habrías hecho de otra forma?

Antes de AllWomen teníamos un modelo de proyecto distinto: una plataforma de crowfunding que tenía como objetivo que las mujeres pudiesen recaudar financiación para formarse en tecnología. En principio sonaba genial, pero el problema vino luego, cuando comprobamos que nuestro modelo de negocio no tenía cabida en la legislación española. ¡Estábamos tan entusiasmadas con el proyecto y con sacarlo adelante que no tuvimos en cuenta la ley! Así que tuvimos que recular. Moraleja: si tienes una idea en la cabeza, asegúrate de que está todo en orden en el terreno legislativo.

image

Y si hablamos de consejos, ¿cuál fue el mejor consejo que recibiste? ¿Cuál darías tú a alguien que quiere lanzarse?

El mejor consejo que me dieron fue que no esperase a tener todo perfecto para sacar mi producto. Los usuarios siempre pueden interactuar con tu propuesta y puedes aprender de ello y mejorar. A mí me pasa cada semana, vamos mejorando poco a poco con cada comentario y somos conscientes de que siempre será así. ¡No esperes a la perfección, porque no existe!

Así que mi consejo es que si tienes una idea y ganas de emprender, hazlo, lánzate, pruébalo y a ver qué ocurre. No hay nada que perder.

Y ya para terminar, ¿cómo crees que ha cambiado la relación de las mujeres con la tecnología en estos últimos años?

En los últimos años hemos visto crecer el movimiento feminista, visto desde muchas ópticas diferentes, y en nuestro caso desde el sector tecnológico. Creo que desde que ha habido esta nueva ola de feminismo, toda la sociedad está tomando conciencia de que hay cosas que deben cambiar. Desde que volví a Barcelona hasta hoy siento que se ha producido un cambio positivo y que las mujeres se están animando cada vez más a formarse en perfiles técnicos. Por esto creo en nuestra labor, porque es importante tener referentes, algo tan sencillo como que amigas tuyas te cuenten que han podido, que tienen trabajos en perfiles técnicos y que están encantadas.

Fotos de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: