Qué hacer (y qué evitar) en un evento de networking

¿Qué hacer en un evento de networking?

Si ya te has planteado empezar a cultivar tu red de contactos profesionales, es muy posible que ya conozcas el impacto positivo de acudir a eventos con otros profesionales de tu sector. Y aunque parece que ninguna estrategia de networking está completa si no incluye que participes en este tipo de eventos, ¿sabes qué es lo que se espera de ti? ¿Cómo debes comportarte en estos eventos? ¿A quién debes dirigirte? ¿Cómo entablar conversación sin que parezca que solo estás interesado en ampliar tu red de contactos? Toma nota de los consejos de dos profesionales expertos en networking.

Qué hacer

Practicar tu speech de presentación

Es fundamental que aprendas a presentarte antes de acudir a un evento de networking. La idea es que resaltes uno de tus valores o características significativas por encima de otras, de manera que a los demás les sea más fácil recordarte en el futuro. Además, te ayudará a ganar confianza.

Carlos Marchena, colaborador de la compañía Imaguru y habitual en los eventos de networking que organiza la compañía cada mes en Madrid y en Minsk, Bielorrusia, propone preparar un elevator pitch siguiendo la fórmula XYZ del emprendedor y profesor en Silicon Valley Steve Blank, es decir: “Ayudamos a X a conseguir Y por medio de Z” (donde X es tu target; Y, el problema que solucionas; y Z, la solución que ofreces).

Entablar conversaciones de calidad

Según el libro Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie, “puedes hacer más amigos en dos meses si te interesas sinceramente en los demás, de los que harás en dos años si tratas que los demás se interesen en ti”. La obra es un clásico del networking y de las relaciones humanas en general, tanto que décadas después de su publicación (en 1936) sigue siendo relevante y forma parte de la lista de libros sobre networking más recomendados para 2020 elaborada por la plataforma The Balance Careers. Así que, haz preguntas y escucha atentamente las respuestas de tu interlocutor. Y como en los eventos de networking el tiempo es limitado, evita las conversaciones que no te resulten interesantes y retírate de forma educada.

Dejar que los demás hablen más que tú

Para que tus conversaciones durante el evento tengan jugo, hay truco. Carlos Marchena recomienda: “Es importante hacer preguntas que conduzcan a respuestas abiertas; de lo contrario es muy probable que la respuesta sea un simple sí o no”. Tampoco debes tener miedo de tomar notas en una libreta o teléfono, pero hazlo al terminar la conversación y de manera discreta.

En plataformas como HubSpot puedes encontrar recomendaciones sobre el tipo de preguntas a plantear, que puedes adaptar a tu sector. Puede ser útil memorizar algunas de ellas, ya que no es fácil romper el hielo y empezar una conversación con un desconocido, especialmente si eres introvertido. Algunos ejemplos:

  • ¿Cuáles son tus prioridades actuales?
  • ¿A qué otros eventos vas a acudir este año?
  • ¿Por qué decidiste venir a este evento?

Mantener la mente abierta

Aunque es útil tratar de identificar el tipo de personas que te gustaría conocer antes de un evento, lo cierto es que nunca sabes qué te vas a encontrar. Trabajos y oportunidades aparte, estar en contacto con profesionales de tu ámbito es inspirador. Si escuchas atentamente las conversaciones puedes enterarte de novedades relacionadas con tu sector y encontrar ideas para nuevos proyectos.

“Muchas veces aquellas personas que pensamos que no son interesantes para nuestra vida profesional actual sí lo pueden ser para nuestra vida personal o para nuestro futuro. Actualmente cuento con muchos amigos a los que conocí en algún evento de networking”, reconoce Macarena Rodríguez, ponente y moderadora del primer evento del BCI (Business Continuity Institute) Spanish Community Group.

Ser tú mismo y ser respetuoso con los demás

“Son eventos donde estamos muy expuestos emocionalmente, por eso debemos ser especialmente respetuosos durante las interacciones”, sugiere Carlos Marchena. Piensa que los demás se encuentran en la misma situación que tú, aunque según recuerda Carlos, “cada persona es un mundo en sí misma, por lo que tampoco es bueno tomarse nada a pecho ni personalmente”. Una buena estrategia para conseguir que los otros hablen y compartan es encontrar un punto en común, así resultará más sencillo que la conversación sea fluida. Y no, no es necesario que estés de acuerdo con todo lo que dicen los demás.

Qué evitar

Llegar tarde

Los eventos de networking tienden a estar llenos de gente que tiene el mismo objetivo que tú, por lo que necesitarás una forma de destacar… y llegar de los primeros puede ser una de ellas. Si llegas pronto al evento, habrá menos gente y los profesionales tendrán más tiempo y energía más para conversaciones. Por cierto, piensa que es mejor calidad que cantidad, porque más vale un contacto valioso (al que recuerdes y que te recuerde) que una decena de superficiales. ¡Y no te olvides las tarjetas de visita en casa!

Repartir tarjetas sin criterio

Evita repartir tarjetas a lo loco o intercambiarlas con otros asistentes como si fuesen cromos. “No se trata de que te contraten durante el evento, sino de ampliar tu red para mejorar tanto profesional como personalmente”, concluye Macarena Rodríguez. De nuevo, recuerda que en este tipo de eventos es preferible que realices contactos de calidad, que puedan recordarte como profesional, que la cantidad de tarjetas que hayas entregado.

Cambiar de grupo demasiado rápido

Acudir a un evento en el que está previsto hacer networking ofrece la posibilidad de interactuar con otros profesionales de forma más informal que otro tipo de encuentros. Por lo que no tendría sentido no aprovechar la oportunidad para profundizar en las conversaciones con esos potenciales futuros contactos. “Tú te relajas y ellos también, así que es un buen momento para preguntar y conversar”, aconseja Macarena.

Hablar con la misma persona durante todo el evento

Pero cuidado con acabar desequilibrando la balanza por el lado contrario: hay que evitar ser monopolizado o monopolizar a alguno de los asistentes, para evitar perder el tiempo y hacérselo perder a los demás. Para esto, una buena idea es marcarse de antemano como objetivo conocer un número mínimo de personas. Si la conversación es interesante o hay posibilidad de una colaboración, siempre puedes intercambiar tarjetas y proseguir en otro momento. Recuerda que estás en el evento para conseguir contactos, ¡no para cerrar negocios o la firma de un nuevo contrato esa misma tarde!

Aprovechar un evento de networking para otros fines

Recuerda que el objetivo de este tipo de eventos es ampliar tu red de contactos y ganar visibilidad. Los encuentros de tú a tú en las rondas de networking, por ejemplo, suelen ser breves: cada minuto es útil para descubrir una posible oportunidad para tu carrera. Los antiguos compañeros que puedan acaparar tu atención, los aperitivos o la mesa de las bebidas pueden resultar tentadores, pero debes estar concentrado.

Si sigues estos consejos podrás construir relaciones de calidad y trazar un camino que puede llevarte a la siguiente etapa de tu carrera. Así que mantén la calma y prepárate para romper el hielo. Y al terminar el evento, ¡no te olvides de enviar un mensaje a las personas con las que hayas establecido contacto, preferiblemente personalizado!

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Bea González

Periodista

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Networking

Estos son nuestros consejos para que consigas crear y desarrollar una red de contactos eficaz que te ayude en tu desarrollo profesional.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: