¿Hay que aceptar a todo el mundo en LinkedIn?

¿Hay que aceptar a todo el mundo en LinkedIn?

LinkedIn es una auténtica mina de oro en lo que a oportunidades profesionales se refiere, siempre y cuando sepas utilizarlo adecuadamente. Para sacar el máximo provecho de esta red social profesional, es necesario que te plantees qué método de networking o creación de contactos te conviene más: ¿deberías aceptar todas las invitaciones para conectar o, por el contrario, ser muy selectivo con tus contactos? ¿Eres más de barra libre o de club privado? ¿Sigues unas reglas estrictas para aceptar invitaciones, o te dejas llevar por tu instinto? A continuación te ofrecemos un panorama general de las estrategias y las preguntas que deberías hacerte antes de decantarte por la que mejor se adapte a ti.

De la barra libre al club privado: cuatro estrategias para aceptar contactos en LinkedIn

1. La barra libre

Se basa en aceptar a todo el mundo, sin restricciones. Ya sean tus antiguos compañeros de trabajo, tus amigos de la universidad a los que no ves desde hace más de diez años, los autónomos que intentan venderte su ebook sobre un tema de moda, y hasta aquellos con una foto de perfil borrosa y que ni siquiera hablan el mismo idioma que tú.

Se trata de una estrategia relativamente popular cuando se empieza en LinkedIn, ya que un perfil con menos de 100 o 150 contactos no siempre inspira confianza. Si te encuentras en esta situación, puede resultar tentador aceptar cualquier invitación para parecer más creíble. Pero una vez superada esta etapa, y a menos que tu trabajo requiera vender un producto o disponer de un gran número de contactos, corres el peligro de que tu red pierda en calidad. Y lo que es peor, te arriesgas a quedar mal si un compañero va y te dice: “Oye, he visto que conoces a fulano, ¿podrías presentármelo?”.

2. La limpieza de primavera

Al igual que un adolescente que va amontonando cosas debajo de la cama hasta que un día decide recoger toda la habitación, aquí la idea consiste en aceptar todas las solicitudes de contacto, para después hacer una limpieza general cada cierto tiempo a fin de eliminar a las personas que no consideres relevantes en tu red de contactos.

De esta manera, evitarás herir el orgullo de quienes te enviaron una solicitud de contacto, sin por ello reducir la calidad de tu red profesional. ¿El problema? Este método puede llegar a consumir mucho tiempo ya que, por norma general, la limpieza de contactos implica examinar cada perfil para determinar si te interesa o no mantenerlo en tu red.

3. El portero de discoteca

“Si vas en zapatillas, no entras”. Aquí la selección se hace en la entrada, en base a criterios más o menos objetivos: un sector de actividad o un puesto similar al tuyo, unos intereses parecidos, un contacto de segundo grado como mínimo, una foto de perfil profesional, etc.

El objetivo reside en filtrar las invitaciones y aceptar únicamente aquellas que te parezcan relevantes, descartando perfiles falsos y otras personas que probablemente no tengan nada que ofrecerte. También puede aplicarse a la inversa, ya que a veces las invitaciones van acompañadas de un mensaje personalizado donde la persona puede precisar su solicitud (ya sea de ayuda, de contacto, o de colaboración). En este caso, podrás decidir rápidamente si te interesa responder a su petición. De lo contrario, probablemente necesites dedicar unos minutos a estudiar el perfil de cada uno antes de aceptar o rechazar su invitación, aunque esto te garantizará una red de contactos de calidad. Aun así, deberás tener cuidado, ya que te arriesgas a pasar por alto alguna oportunidad insospechada, como una oferta de trabajo, una recomendación de otro contacto, una persona con intereses comunes, etc.

4. El club privado

Aquí el objetivo es mantener una lista de contactos reducida, por lo que solo deberías aceptar a tu entorno profesional cercano, tus socios, tus compañeros de profesión y, eventualmente, algunos desconocidos con los que compartas intereses. Vamos, a toda la gente que ya conozcas, o que desees conocer pronto.

En un artículo sobre LinkedIn para la revista Harvard Business Review, Alexandra Samuel, autora del libro Work Smarter with Social Media, sugiere que examinemos nuestras relaciones aplicando la “prueba del favor”. Es decir, ¿le harías un favor a esta persona, o se lo pedirías tú? Favores como pedirle que te presente a alguien de su red de contactos, asistir a uno de sus seminarios web, o apoyar públicamente un proyecto en el que esté involucrado. Si la respuesta es sí, acepta la invitación. Si no, ignóralo. Esta estrategia te permite construir una red de contactos muy fuerte con la que sabes que puedes contar. Sin embargo, te arriesgas a desaprovechar el otro gran interés de las redes sociales: ampliar tus horizontes a nuevos temas, nuevas personas y nuevas oportunidades.

Y tú, ¿por qué estás en LinkedIn?

Para ser sinceros, no existe una estrategia perfecta. Deberás decidir cuál es la más relevante para ti en función de tu actividad, del punto en el que se encuentre tu carrera profesional, y también del tiempo que puedas dedicarle a tu red de contactos.

Para elegir la estrategia más apropiada, será necesario que definas claramente tus objetivos y prioridades:

  • ¿Estás buscando nuevas oportunidades profesionales? Puede que te interese aceptar las invitaciones de los entrevistadores y colaboradores de empresas que te llamen la atención.
  • ¿Tu objetivo es estar a la vanguardia de tu sector o tu profesión? Entonces acepta las solicitudes de los expertos y las personas influyentes en esos campos, así como a tus homólogos de otras empresas.
  • ¿Quieres dar mayor visibilidad a tu producto o al de tu empresa? En ese caso, tendrás que aceptar a cualquiera que se ajuste a tu público objetivo.

LinkedIn es como un escaparate a nivel profesional. Tómate el tiempo necesario para decidir qué estás buscando y presentar un perfil coherente. No aceptes invitaciones solo por mejorar tu amor propio, piensa en lo que más te conviene profesionalmente.

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Marlène Moreira

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Networking

Estos son nuestros consejos para que consigas crear y desarrollar una red de contactos eficaz que te ayude en tu desarrollo profesional.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: