Las 6 claves para hablar en público y comunicar con confianza

¿Cómo hablar bien en público?

Fidel Castro era capaz de estar hablando, durante sus discursos, hasta siete horas y cuarto. Pero la realidad es que hablar mucho y comunicar bien no siempre van de la mano y en España, a diferencia de lo que ocurre en otros países, no es habitual recibir formación para hablar en público. Pero aprender a comunicar con eficacia sigue siendo fundamental para salir airoso en una entrevista de trabajo, dirigirnos al equipo de ventas de nuestra empresa o presentar una tesis.

José Carlos Aranda, doctor en Filosofía Hispánica, explica en su libro Cómo hablar en público que ser capaz de comunicar eficazmente “es el valor añadido más importante” con el que se puede contar hoy en día. Para Aranda, comunicar correctamente es algo necesario para poner en valor quién eres cuando tienes que hablar en situaciones formales y que, lejos de ser innato, es un talento que se adquiere con la práctica.

En Welcome to the Jungle te presentamos las seis claves para hablar bien en público. Aplícalas y, quién sabe… ¡quizás dentro de unos años estés en la lista de TED Talks!

1. Resume en una sola frase lo que quieres comunicar

Para tener éxito en tu intervención, necesitas tener una idea clara que transmitir:

  • Encuentra una frase o lema que resuma lo que vas a decir.
  • Identifica los tres puntos clave.
  • Memorízalos.

Tener estos elementos en mente te ayudará a articular el discurso y a no perder el hilo si, como se suele decir, te quedas en blanco. Ya lo dijo Steve Jobs: “La simplicidad es la máxima sofisticación”.

2. Prepara tu discurso

Detrás de un buen discurso siempre hay una buena preparación. Presta especial atención al tipo de audiencia (número de asistentes, edad media, nivel de conocimiento de la materia, etc.) y a la hora de estructurar tu texto:

  • Trabaja bien la introducción, para poder cautivar al público en dos frases. Olvídate de la jerga técnica. Por ejemplo, puedes atraer la atención con una pregunta rápida del tipo: “¿Alguien en la sala ha estado alguna vez en…?”, o contar una historia personal.
  • Define partes claras del discurso con epígrafes que permitan al público seguir el contenido.
  • Remata con una conclusión que tu audiencia pueda recordar con facilidad.

Cuando tu discurso esté listo, practícalo. La preparación y el repaso te permitirán ganar confianza a la hora de presentarlo en público. Recuerda: ¡a la perfección solo se accede a través de la práctica!

3. Cuida tu forma de hablar

Lenguaje

Elige un vocabulario que se adapte a tu audiencia: para que tu público se sienta cómodo, has de expresarte de manera que te puedan entender. Si se trata de un público no especializado, José Carlos Aranda recomienda apuntar las ideas clave de tu discurso –no más de 10–, subrayar los tecnicismos y “pensar qué otros términos podrías emplear sin perder precisión”, dice el experto. Por ejemplo, en lugar de usar la palabra target podemos elegir nicho de mercado; en vez de patología, enfermedad. “No tienes que dejar de ser tú mismo, pero sí asegurarte de que el oyente se siente cómodo”, afirma el experto.

Voz y ritmo

Por lo que respecta al ritmo del discurso, debes encontrar un equilibrio entre dar ejemplos, utilizar palabras clave, plantear preguntas y, por supuesto, hacer pausas, que pueden ser muy útiles a la hora de crear suspense antes de dar un dato relevante. Repite tu discurso y, si es necesario, grábate para asegurarte de que mantienes un tono y un ritmo adecuados. ¡Y no te olvides de vocalizar!

4. Presta atención al lenguaje corporal

Aprende a controlar los nervios, porque cuando el discurso y el cuerpo se contradicen, siempre es más probable que el oyente acabe reteniendo el mensaje que ha enviado tu lenguaje corporal. Aranda propone las siguientes indicaciones:

  • Mantén brazos, hombros y pecho erguidos: se te verá más seguro y respirarás mejor.
  • Levanta la barbilla.
  • Mira a varias personas, una después de otra.
  • Sonríe.
  • Habla con las manos abiertas y úsalas para recalcar las palabras clave del discurso.
  • Si puedes, ¡muévete por la sala!

5. Piensa en el público: tu misión es ser útil

Cuando te prepares para realizar tu discurso, Aranda proporciona en su libro la clave para dar en el blanco: “deja de pensar en ti”. Quienes van a escucharte esperan que les puedas transmitir algo útil para su vida o su trabajo, así que concéntrate en esa idea. Tu actitud cambiará si dejas de pensar en ti y empiezas a pensar en lo que puedes ofrecer a los demás. “Piensa en cómo puedes ayudar con tu discurso a quienes te escuchan y deja de pensar en ti mismo, los demás te lo agradecerán y el miedo dejará de ladrar en tu cerebro”, afirma el experto.

6. No tengas miedo a equivocarte

¿Te suena Iñaki Gabilondo? Pues aunque hoy es famoso por ser uno de los mejores oradores de España, también ha reconocido haber sentido miedo a la hora de hablar en público. Piensa que lo peor que te puede ocurrir es que te bloquees, pero siempre podrás salir del paso con confianza. Una técnica que puede servirte en estos casos es continuar tu discurso a partir de la última frase que hayas pronunciado, improvisar unos instantes y serenarte. De esta manera, es muy probable que el discurso vuelva a tu memoria.

Toca transformar el miedo en entusiasmo. No luches contra tus miedos, ya que son normales y desaparecerán si consigues conectar con ellos y transformarlos en algo positivo. Además, siempre queda el plan B: tener a mano un papel escrito con nuestro discurso y/o las ideas principales.

Y antes de empezar tu intervención, no te olvides de comprobar las instalaciones técnicas, conexiones y WiFi. Respira hondo, ¡y ya estás listo para tu discurso!

Nota: Si te apetece profundizar en el arte de la oratoria, puedes inscribirte en clases de arte dramático o de discurso en plataformas como Meetup o acudir a charlas. Recuerda que mejorar tus habilidades de comunicación es un activo que podrás utilizar tanto en charlas o pequeñas reuniones empresariales, como en entrevistas de trabajo, intervenciones en medios de comunicación o cualquier otra actividad comercial.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Bea González

Periodista

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

"Mi trabajo ya no tiene sentido"

Los meses de confinamiento han cambiado para algunos la percepción que tenían de sus trabajos. Muchos ya no han podido mirar para otro lado.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: