Product owner vs product manager: ¿en qué se diferencian?

Product owner vs product manager: ¿en qué se diferencian?

La era de la digitalización ha traído muchas profesiones nuevas y modificado la mayoría de las existentes. Y eso también es cierto para las profesiones relacionadas con el producto: el ‘product manager’ y el ‘product owner’, son profesionales multidisciplinares que crean nuevos productos o mejoran los existentes, y lo hacen bien ejerciendo como directores de orquesta o como enlace entre distintas áreas de la empresa. Pero ¿sabes realmente qué los diferencia?

Funciones: del engranaje de equipos a la búsqueda permanente de mejoras

El product manager y el product owner comparten ámbito de trabajo: el del producto. Ambos puestos requieren un conocimiento profundo del negocio y una alta capacidad para tomar las decisiones correctas, ya que el éxito del producto en el que trabajen dependerá en gran parte de ellas. No obstante, hay funciones y habilidades que diferencian estos dos puestos.

Product manager: alinear las soluciones con los objetivos de negocio

El product manager es el encargado de mejorar los productos existentes en la empresa, o crear otros nuevos. Debe entender con qué problemas se encuentran los clientes cuando utilizan estos productos para saber encontrar la solución adecuada, así como gestionar su desarrollo e implementación.

  • Está en contacto con los clientes para detectar vías de mejora del producto.
  • Hace el seguimiento de todo el proceso de desarrollo de soluciones y mejoras, desde la formulación hasta la implementación, así como la evaluación posterior.
  • Se comunica con todas las piezas de la cadena necesarias para llevar a cabo esas soluciones, desde los clientes hasta los desarrolladores, los diseñadores o el equipo legal.

Otras funciones del product manager, tangenciales a las anteriores, incluyen cuestionar cada decisión y buscar los porqués a todas las acciones que se llevan a cabo, para determinar si una decisión es o no la adecuada antes de ejecutarla. En palabras de Carlos Beneyto, product manager en Creditas, su función también es la de “eliminar incertidumbre”: se encargan de eliminar problemas de los clientes sin perder de vista los objetivos de negocio que rigen a la empresa.

Product owner: el centro del triángulo equipo-empresa-cliente

El product owner es el guardián de uno o varios productos de la empresa, y por tanto el responsable de sus mejoras continuas, siempre asegurándose de que estas no entran en conflicto con la visión general de la compañía. Tiene un perfil más técnico, ya que debe conocer el lenguaje y las posibilidades técnicas para poder dirigir a su equipo a la hora de abordar las tareas pendientes.

  • Escucha las necesidades planteadas por todas las partes interesadas para definir las soluciones requeridas.
  • Actúa como muro de contención entre el resto de la empresa y su equipo. Centraliza las peticiones de otros departamentos y evita a los empleados a su cargo interrupciones y cambios abruptos de foco en su trabajo, al situarse en el centro de un triángulo compuesto por su equipo, el resto de ejecutivos y los clientes.
  • Gestiona a varios miembros del equipo técnico para implementar nuevos desarrollos que mejoren el producto para el cliente final, y prioriza las tareas pendientes.

En función de las habilidades del product owner y del tamaño y recursos que tenga su empresa, es posible que también tenga que realizar de forma eventual ciertas tareas que habitualmente haría otro miembro del equipo. Es el caso de Jaume Serra, product owner en TimingSense. “Si viene un problema de diseño y puedo resolverlo yo mismo de forma rápida, abro Photoshop y me ahorro molestar al diseñador”. En empresas grandes, este enfoque es menos probable. Sobre su rol como centro del triángulo, Jaume afirma: “No se puede tener satisfecha al 100% a una parte, ya que eso suele significar que las otras no lo están tanto, o al menos una de ellas. Se debe buscar un equilibrio”.

¿En qué tribus los encontramos?

El tipo de empresas donde encontramos estos perfiles depende en parte del momento que estas atraviesan. A menudo las empresas solo los contratan cuando ya tienen un cierto tamaño, pero no en momentos fundacionales o de escasos ingresos, cuando priorizan ingenieros o comerciales. Al margen de eso, los perfiles de product manager y product owner se encuentran tanto en grandes empresas como en startups, pero menos en compañías cuyo porfolio de productos no incluye ninguno completamente digital.

“Las startups solo suelen apostar por un product manager cuando llegan a un cierto nivel, pero no en sus inicios. Eso sí, cuando lo hacen, este se convierte en un elemento diferenciador”, explica Carlos, si bien también reconoce que no todas las empresas necesitan a un product manager o a un product owner. Aunque no todas las startups son iguales y, como es de esperar, esto cambia en algunas cuyo núcleo de negocio es el producto, como Glovo, Badi, TransferWise, Airbnb o cualquiera de las empresas de Uber, según apunta Carlos. “Si ya tienes detectado tu modelo de negocio y no necesitas salirte de él, tiene sentido centrarse en trabajar con un product owner, pero si tienes muchas incertidumbres, entonces puede tener más sentido un product manager, ya que las combatirá encaminándose hacia los objetivos de negocio”.

De la misma forma, también en función de la dimensión de la empresa, puede que haya un product manager para cada uno de los productos o uno único que se ocupe de todos. De la misma forma, puede haber un product owner que se dedique exclusivamente a ese rol o que tenga que compaginarlo con otras tareas, si la empresa no tiene más manos disponibles. En el caso de las startups, la empresa a menudo tiene clara la necesidad de estos cargos, pero no dispone de los recursos necesarios, por lo que es habitual que haya un único responsable de todas las cuestiones relativas al producto y este ejerza ambos cargos al mismo tiempo, el de product manager y el de product owner.

Habilidades: soft skills al poder

Product manager

El product manager debe contar con habilidades multidisciplinares, ya que sus cometidos requieren de un perfil altamente organizado y capaz de manejar múltiples peticiones a la vez. Pero también debe entenderse con todos los miembros del equipo, lo que implica:

  • Una excelente capacidad organizativa para manejar las peticiones y comentarios sobre el producto que recibe desde varios frentes.
  • Gran capacidad de comunicación para hablar con otros miembros de la empresa y responder de forma ágil y convincente a sus peticiones y comentarios.
  • Dotes de analítica para poder tomar decisiones respaldadas por datos.
  • Empatía para comprender por completo al cliente, no solo escuchándole sino interpretando la comunicación no verbal para entender a la perfección su relación emocional con el producto.
  • Conocimientos suficientes de todas las áreas (marketing, negocio, programación, diseño…) para poder juzgar los plazos que se plantean.
  • Perfeccionista por naturaleza.

Carlos pone un ejemplo: “Imagina que para añadir un botón de pago te dicen que van a necesitar tres meses. Si no entiendes de desarrollo, te puede parecer un tiempo excesivo para integrar un solo botón, si además ya tienes otros similares. Puedes pensar que es algo que se hace en una tarde. Sin embargo, si entiendes los protocolos de seguridad, de prevención de riesgos y demás, te das cuenta de que tres meses es un plazo aceptable para una integración”, explica.

Sobre la relación emocional del cliente con el producto, destaca que es “fundamental que el product manager salga a la calle para estar físicamente con el cliente y leer sus emociones”. “Con formularios web y cosas similares se pierde mucha información”, añade. “También es importante saber decir que no a muchas peticiones, ya que vienen de stakeholders muy distintos y si no las sabes gestionar puedes caer en retrasos”.

Product owner

Como hemos dicho, el product owner tiene un perfil más técnico por definición, ya que trabaja estrechamente con un equipo de desarrollo, pero no por ello pierde la perspectiva de negocio. Estas son las habilidades que requiere:

  • Comprensión profunda del lenguaje técnico y capacidad para estimar el tiempo necesario para responder a cada petición, de cara a priorizarlas.
  • Capacidad para anticipar qué implicaciones tendrá cada mejora lanzada.
  • Liderazgo para ser capaz de detectar el momento emocional del equipo y actuar en base a ello.
  • Mentalidad analítica y autocrítica constante para detectar puntos mejorables en el producto.
  • Capacidad de gestionar la relación con clientes de varios tipos.

Este último punto fue el que más frenó al superior de Jaume a la hora de promocionarle a product owner. “Se mostraba escéptico, ya que yo no tenía experiencia en gestión de clientes, pero cuando vio que me iba bien con ellos, me delegó del todo la tarea”. Sobre la necesidad de mirar a su equipo desde el punto de vista del estado emocional, Jaume corrobora que a veces debes “hacer de psicólogo”. “Puede pasar, por ejemplo, si ves que tus trabajadores están quemados. Tienes que adaptarte”, asegura.

Pros y contras

Como (casi) todo en esta vida, ambos cargos tienen ventajas y desventajas. Si estás pensando en decantarte por uno u otro para progresar en tu carrera, las hemos desentrañado con la ayuda de Carlos y Jaume:

Product manager

Pros:

  • El puesto otorga una visión muy global de la situación de la empresa. Conoces las ventas, la tecnología, los objetivos de negocio… Adquieres una visión muy estratégica, algo útil incluso por si en algún momento quieres crear tu propia empresa.
  • Generas una relación muy cercana con el cliente, posiblemente más que cualquier otro miembro del equipo.
  • Colaboras con muchas personas distintas, ya que el trabajo recorre el ciclo completo del producto, así que obtienes muchísimos contactos e insights a lo largo de tu carrera.

Contras:

  • Muchas startups no se plantean la contratación de un product manager hasta que no han crecido y cuentan con un gran presupuesto y mucho personal.
  • Cuando las cosas van bien, suele ser “gracias al equipo”. Cuando las cosas van mal, el product manager suele ser el primero en ser señalado.
  • Es difícil gestionar las relaciones con otros miembros de la empresa: han de ser cercanas pero sin caer en un exceso de confianza que haga tambalear la autoridad.
  • Tu jefe en términos prácticos es el cliente, no el negocio ni el equipo, y tener que abogar por él dentro de la empresa suele desgastar.

Product owner

Pros:

  • Nunca compartes el cargo: el product owner es por definición un puesto unipersonal, que ayuda a tomar decisiones de forma ágil y a priorizar las tareas, en lo cual tiene la última palabra.
  • Puedes agilizar el trabajo resolviendo pequeñas tareas de corte técnico sin tener que atrasar plazos de entrega o estresar a tu equipo, ya que posees los conocimientos necesarios.
  • Tu cargo te obliga a tener reuniones diarias, y esto hace mejor y más fluida la relación con el resto del equipo.

Contras:

  • En varios aspectos tienes que dejar las decisiones en manos del equipo de desarrollo, como las fechas de los Sprint o la forma de resolver las tareas, aunque tu instinto en el día a día sea querer controlar estos aspectos.
  • Ejercerás como “psicólogo” (con muchas comillas, claro) de tu equipo.
  • Al inicio de cada proyecto, puede ser difícil estimar con precisión el tiempo que llevará cada tarea.

¿Cómo elegir cuál es para ti?

Tanto el product manager como el product owner luchan por crear el mejor producto posible o por mejorar al máximo los ya creados, pero lo hacen de distintas formas. Si estás valorando encaminar tu carrera profesional hacia una de estas profesiones, puedes hacerte las siguientes preguntas para encontrar la respuesta:

  • ¿Cómo de profundo es tu conocimiento técnico? (O cómo crees que podrá llegar a ser si necesitas mejorarlo). Si eres capaz de desarrollar y diseñar software, es posible que te merezca la pena apuntar hacia el puesto de product owner. Si es más superficial y te limitas a comprender lo que te explican, sin trabajar con ello, estás más cerca del product manager.
  • ¿Quieres estar al frente de un equipo técnico reducido o te seduce más convertirte en un perfil que hable con muchísima gente distinta dentro de la empresa? Esto puede ser clave para decidir en qué rol puedes ofrecer un mejor desempeño y estar más a gusto. Si es lo primero: product owner. Si es lo segundo: product manager.
  • ¿Cuál es tu relación con el cliente? Si estás dispuesto a que el cliente sea tu jefe y a deberte a él, incluso a anteponerlo a (casi) todo lo demás, decántate por product manager. Si no quieres una implicación tan profunda con el cliente en tu día a día, quizás sea mejor que te quedes con la opción de product owner.

Melissa Perri, una de las product manager más reputadas del mundo, dijo que su oficio “es el arte de solucionar los problemas de tu cliente para alcanzar los objetivos de tu empresa”. Por otro lado, Sarah Petit, product owner en Studapart, nos contaba que hay que saber “desafiarse a uno mismo, tener un lado creativo, saber tomar decisiones y tener una buena capacidad de análisis”. Estas dos frases resumen la misión y el cometido de cada una de estas profesiones.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Javier Lacort

Redactor freelance especializado en tecnología y startups

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

La EdTech ha llegado para quedarse

La EdTech es un sector en expansión, pero aún estamos lejos de poder decir que tecnología y educación van de la mano en España.

Irse a trabajar a Girona

Mar y montaña, un sinfín de atractivos turísticos, gran oferta cultural y gastronómica... Toma nota de todo lo que ofrece esta ciudad mediterránea.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: