La comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Todo sobre la comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Te has pasado horas leyendo currículums, trayectorias profesionales, listas de habilidades, soft skills… Te sabes al dedillo lo que quieres decir y por fin te sientes preparado para la entrevista. Sin embargo, gran parte del efecto que tendrán tus respuestas está relacionada con tu Comunicación No Verbal (CNV). Lo cierto es que, de manera más o menos consciente, nuestro comportamiento –y más concretamente nuestros gestos y posturas– influye en cómo nos juzgan los demás, pues hace que transmitamos mensajes, aunque a veces de forma involuntaria. Por esta razón, no olvides que son muchos los elementos decisivos que orientan y condicionan al entrevistador en su decisión final.

En Welcome to the Jungle queremos explicarte qué es la CNV y la importancia que tiene en las entrevistas de trabajo. Te damos algunos consejos que te ayudarán a prepararte bien y a hacer que la suerte esté de tu parte.

¿Qué es la CNV?

“Todo comportamiento es comunicación” - Gregory Bateson, cofundador de la Escuela de Palo Alto

Se trata de un ámbito muy amplio. Todas las respuestas y mensajes que transmitimos sin usar palabras forman parte de la CNV, que engloba, entre otras cosas:

  • El comportamiento físico y verbal
  • Las expresiones faciales y microexpresiones
  • Las expresiones fisiológicas

Así, la comunicación no verbal no se limita al cuerpo. Existen otros signos (considerados no verbales) que permiten expresarse: la ropa, la manera de maquillarse y peinarse, la elocución, el tono de voz…

Conclusión: lo que transmitimos y sentimos está más inscrito en nuestra CNV que en las palabras que utilizamos. La comunicación no verbal a menudo nos permite detectar y analizar ciertas señales que las palabras de nuestro interlocutor no expresan. En efecto, el tono y las palabras muchas veces expresan una cosa y la apariencia física otra (como fruncir el ceño o tener rigidez de nuca).

El Profesor de psicología Albert Mehrabian realizó numerosos experimentos hasta establecer la regla del 7-38-55. Según él, cuando transmitimos un mensaje verbalmente, el significado de las palabras solo contaría un 7%, el tono y la voz un 38% y la impresión visual un 55%. Así pues, cerca del 93% de lo que transmitimos no tiene nada que ver con lo que pronunciamos.

La importancia de la CNV en la entrevista de trabajo

“No se puede no comunicar” - Paul Watzlawick, teórico de la comunicación

El comportamiento no verbal forma parte de los elementos más importantes que los entrevistadores tienen en cuenta a la hora de contratar a alguien. Por esta razón, es necesario que cuides tu manera de comportarte en las entrevistas de trabajo.

Además, si dices algo distinto a lo que piensas, transmites dos señales emocionales opuestas. El entrevistador puede sospechar que estás en conflicto contigo mismo, que te sientes incómodo o que intentas esconder algo. De esta forma, tus palabras perderán valor y puede que el entrevistador empiece a confiar más en las señales físicas que transmitas que en las palabras que digas.

¿Cómo mejorar la CNV?

Louis Augustin Calonne es consultor en análisis comportamental y sinergólogo (la sinergología es la disciplina que estudia los gestos para entender y descifrar el lenguaje no verbal). Calonne se dedica a aconsejar y ayudar a profesionales durante procesos de selección y negociaciones. Aunque no dispone de una receta milagrosa, asegura que el sentido común y la sinceridad son indispensables. Este especialista del comportamiento humano nos da cuatro valiosos consejos:

1. Sé sincero

Muchos gestos que haces de manera inconsciente y que no puedes controlar están relacionados con otros comportamientos que sí son voluntarios. Por ejemplo, cuanto más sincero (y alineado con tus valores y deseos) te muestres, menos te traicionará tu CNV. Si tu nueva tribu en realidad no te convence, pero tú tratas de mostrarte entusiasmado, tu cuerpo te delatará. El gesto más típico del mentiroso es frotarse la punta de la nariz. No olvides que, durante la entrevista, debes mostrarte natural y cómodo en todo momento.

2. Prepara bien la entrevista

Aunque parezca evidente, no está de más recordarlo. Prepararse bien significa: conocer el puesto, la empresa, el sector y el ambiente de trabajo que buscas y, por supuesto, saber por qué lo buscas. Estar convencido de lo que quieres te permitirá sentirte más seguro de ti mismo en la entrevista.

3. Practica la power pose

La power pose es un ejercicio que ayuda a conseguir el estado emocional adecuado y, más concretamente, a luchar contra el estrés que provocan las entrevistas de trabajo. Esta idea propagada por la psicóloga americana Amy Cuddy es la siguiente: el lenguaje corporal influye sobre la manera en que nos ven los demás pero también, y sobre todo, ¡en la manera en que nos vemos a nosotros mismos! Así, permanecer de pie adoptando una postura que transmite seguridad, incluso cuando no la sentimos, permite aumentar la confianza en nosotros mismos y eso hace que nuestras posibilidades de éxito aumenten.

Intenta practicar la power pose antes de la entrevista. Tan solo dos minutos bastan para que disminuyan tus niveles de cortisol, la hormona del estrés. La power pose también es eficaz durante la entrevista. Cuando estés delante de tu interlocutor, trata de mantener la espalda bien recta, los pies bien anclados en el suelo y el torso relajado. Y si estás sentado, mantén los pies en posición horizontal y las manos bien visibles.

4. Adáptate

Adaptarse no significa transformarse. Tu objetivo debe ser que tus interlocutores se sientan cómodos, pues así te entenderán mejor. Trata de informarte para saber entender las sutilezas de tus interlocutores antes de la entrevista. Y, cuando llegue el día, adapta tu lenguaje y tu vocabulario a los utilizados por los entrevistadores. Esto les hará sentirse cómodos, te entenderán más fácilmente y conseguirás captar su atención desde el principio.

DO & DON’T

Aunque no podemos ofrecerte técnicas milagrosas, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu CNV.

DO

  • Mantén el contacto visual. Muchos directores de Recursos Humanos aseguran que la manera en la que el candidato mantiene el contacto visual con su interlocutor es decisiva. ¿Lo ideal? Mirar al entrevistador de manera frecuente sin por ello fijar la mirada. Y si tienes varios interlocutores: pasar de uno a otro. Aunque se cree una afinidad visual con alguno de ellos, no te olvides de mirar a los demás, para así incluirlos en la conversación.
  • Sonríe. Si te muestras como una persona positiva, darás una buena impresión al entrevistador y este esperará que provoques el mismo tipo de reacción en tus futuros compañeros o clientes.
  • Toma notas. Así no olvidarás elementos importantes de la conversación y mostrarás que das importancia a lo que dicen.
  • Cuida la primera y última impresión. Son cruciales. El apretón de manos para decir hola y adiós, el tono de voz, el ritmo y la manera de llegar o de irse de la entrevista, también son elementos que marcarán a tu interlocutor. Así que piensa en aprovechar todas tus posibilidades para empezar y terminar bien, de una forma positiva.

DON’T

  • No adoptes una actitud molesta. Hacer ruido con el boli, mascar chicle, rascarse la cabeza o la piel, dar golpecitos con el pie… Son actitudes que debes evitar, pues te provocarán más estrés.
  • No mires (ni siquiera discretamente) el móvil. Si lo haces le estarás diciendo inconscientemente a tu interlocutor que no te interesa lo que te está contando.
  • No pierdas la concentración en la entrevista. Mantén una actitud educada y abierta desde el momento de llegar. No olvides que también cuenta la manera en la que estés sentado en la sala de espera, así como la forma en la que te muevas por la recepción.
  • Y aunque parezca un consejo evidente, no descuides tu ropa ni tu peinado y evita usar una colonia demasiado fuerte. Lo cierto es que, si no conoces los gustos y sensibilidades de tu interlocutor, ¡sería una pena estropearlo todo desde el principio!

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Ingrid Dupichot

Freelance Content Writer

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: