Welcome to the Jungle - Logotipo

Qué dice de ti lo que querías ser de mayor

Qué dice de ti lo que querías ser de mayor

¿Qué niño nunca ha soñado con lo que quiere “ser de mayor”? Los trabajos con los que soñábamos de pequeños, que a veces evolucionan a medida que crecemos, nos marcan y dejan una huella de por vida. ¿Por qué? Porque a menudo reflejan una faceta de nuestra personalidad.

La influencia de nuestro entorno

A veces, los trabajos idealizados por los niños revelan también una voluntad de adaptarse a las expectativas de su entorno social y familiar. Normalmente, los padres son nuestra primera fuente de inspiración así como de identificación, y es en base al comportamiento y actitud de nuestros progenitores que nos formamos como personas. Querer hacer “como papá” o “como mamá” es común en la infancia.

Pero la profesión con la que soñamos de pequeños también tiene atribuida un género. Esto quiere decir que a menudo los niños sueñan con ser bomberos o policías, pues son trabajos en los que se imaginan pasando a la acción y poniéndose en la piel de un héroe. Las niñas, sin embargo, sueñan con ser bailarinas o profesoras, y realizar así tareas más dedicadas a los demás o más artísticas. Como también ocurre con los juguetes, esta atribución de género puede de alguna manera revelar el deseo del niño de ajustarse a las expectativas sociales correspondientes a su sexo.

Por otro lado, las aspiraciones profesionales que tenemos ilustran aspectos de nuestra personalidad que con el tiempo tendemos a olvidar o dejar de lado para adaptarnos a los deseos sociales o parentales. Pero la profesión de nuestros sueños revela también las pasiones, aptitudes y necesidades que el niño que un día fuimos expresaba libremente a través de sus deseos.

El reflejo de la personalidad

Estas son algunas de las profesiones con las que los niños sueñan y lo que estas dicen de ellos:

Profesor

El trabajo de profesor es un gran clásico entre las profesiones idealizadas por los niños. Esto se debe, a menudo, a que un profesor les ha marcado positivamente. Este oficio refleja voluntad de compartir y transmitir, pero también de alcanzar una posición autoritaria. Esto puede atraer a ciertos niños, especialmente a una edad en la que les gustaría disponer de mayor autonomía y libertad.

Veterinario

Los niños que sueñan con ser veterinarios sienten un verdadero amor por los animales, de manera general, y por su animal de compañía, en primer lugar. Sueñan con poder ayudar e incluso salvar animales. Al igual que ocurre con los niños que quieren ser médicos, esta profesión revela características como la empatía y el altruismo.

Bombero o policía

Estas dos profesiones se atribuyen generalmente a niños varones, pues a día de hoy siguen considerándose como “masculinas”. Los niños sueñan con ser bomberos o policías porque los ven como figuras heroicas y se imaginan salvando a gente en peligro. Este tipo de trabajos reflejan a menudo la necesidad del niño de saber que, en el caso de que suceda algo malo, tienen el poder de actuar y solucionarlo. Estos oficios expresan también el deseo de ayudar, incluso de salvar, así como de formar parte de la acción. Las principales características de las personalidades que los eligen son la empatía, la fuerza mental y física, la exigencia, y una cierta necesidad de autoridad y poder.

Deportista de alto nivel

El trabajo de deportista de alto nivel forma parte de los más populares entre los niños, como consecuencia de su creciente presencia en los medios de comunicación. Expresa las capacidades de superación personal y fuerza, tanto física como mental. Sin embargo, algunos deportes (como es el caso del fútbol) reflejan igualmente las ganas de “ser famoso” y el deseo narcisista de ser reconocido como una estrella, con el estatus social que eso conlleva.

Actor – Cantante – Bailarín

Los trabajos artísticos como el de bailarín o cantante son trabajos igualmente populares en la infancia, ya que se consideran “bonitos”, además de espectaculares. Más allá de las capacidades físicas y técnicas que requieren, expresan también cierto deseo de “exponerse”, lo cual reconforta y alimenta el narcisismo. A través de dicho deseo, el niño expresa su voluntad de que todos reconozcan que es “bueno” y lo admiren. Aparte de esta característica narcisista, estas profesiones permiten al niño vivir directamente de su pasión y su talento creativo.

Esta breve lista de profesiones que queríamos ejercer cuando éramos niños muestra que cada tipo de trabajo refleja alguna característica de nuestra personalidad y nuestras necesidades. Puede ser la necesidad de salvar a otro como nos gustaría que nos salvasen a nosotros, o la necesidad de sentirse amado y admirado. Así, aunque a veces tengamos la sensación de habernos alejado de los sueños que teníamos de niños, lo cierto es que nuestra vida profesional tiene aspectos similares que nos permiten expresar ciertas facetas de nuestra personalidad.

¿Y tú? ¿Qué querías ser de mayor cuando eras pequeño? ¿Algo radicalmente opuesto a lo que te dedicas ahora?

Traducido por María Gutiérrez Alonso

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Elsa Andron

Psychologue du travail et psychologue clinicienne

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

Julia Faure contra la 'fast fashion'

Julia Faure, creadora de la marca de ropa ética Loom, desentraña los trapos sucios de la industria textil y defiende que otra moda es posible.

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: