¡Hágase la luz! La misión de Sandra Rey en Glowee

  • November 8, 2019

Imagina por un segundo que pudiéramos reemplazar toda la intensidad de la luz eléctrica empleando un recurso natural, inagotable y biodegradable. ¿Piensas que es una locura? ¿Una utopía? Sandra Rey y su equipo de Glowee no lo creen así y han desarrollado una solución que genera luz a partir de microorganismos marinos. Su objetivo es que la bioluminiscencia se convierta en una fuente de energía común en los próximos años. Hablamos con la fundadora de este proyecto científico innovador y a la vez sostenible.

Glowee es un proyecto inusual. ¿Cómo se te ocurrió la idea?

Para ser sincera, fue una feliz coincidencia. Glowee es mi primer proyecto, ¡y también mi primer trabajo! Durante mis estudios de diseño en la escuela de diseño Strate de París, participé en un concurso centrado en biología. Empecé a interesarme por la luz y me topé con un vídeo sobre los peces bioluminiscentes que viven en las profundidades del océano. En aquel momento me dije que si los peces eran capaces de crear luz en el fondo del mar, quizás podríamos reproducir ese proceso y crearla por nuestra cuenta.

¡Y acabé ganando el concurso! El departamento de prensa informó a los medios sobre los proyectos de los ganadores y eso tuvo un impacto rapidísimo y totalmente inesperado. Varias empresas se pusieron en contacto con nosotros para saber cómo funcionaba todo. Fue ahí cuando me di cuenta de que había un mercado interesado y me decidí a crear mi empresa.

No posees formación a nivel técnico ni empresarial. ¿Cómo lo hiciste para llevar a cabo el proyecto?

Efectivamente, antes estudiaba diseño. No tenía experiencia en investigación y desarrollo (I+D) ni poseía la base comercial para vender un producto o montar una empresa. Sin embargo, creo que siempre he sido una emprendedora. A los 16 años ya empecé a trabajar para ser independiente y durante mi segundo año de carrera me hice diseñadora freelance.

Como me faltaban habilidades de gestión, decidí formarme en ese ámbito. Hice seis meses de formación en Emprendimiento Social en ESCP Europe Business School antes de lanzarme a la aventura empresarial con Glowee.

image

¿Cómo consigues generar luz exactamente?

Muchos organismos tienen la capacidad de producir luz. En la tierra tenemos los gusanos de luz, las lombrices, las luciérnagas, etc., y todos ellos generan luz, al igual que el 80% de los organismos marinos. De hecho, probablemente existen millones de especies en el fondo marino con esta habilidad que aún no hemos descubierto. Estos organismos poseen genes que producen unas moléculas concretas que, al combinarse, crean fotones (las partículas elementales de la luz). Esta reacción se denomina bioluminiscencia, del griego bios, que significa “vida”, y del latín lumen, que significa “luz”. Esta es la base de lo que hacemos en Glowee.

“La reacción se denomina bioluminiscencia, del griego ‘bios’, que significa ‘vida’, y del latín ‘lumen’, que significa ‘luz’. Esta es la base de lo que hacemos en Glowee”.

Utilizamos microorganismos marinos que poseen estos genes para generar luz. Nuestro trabajo consiste en crear las mejores condiciones posibles para que estas bacterias generen luz con la mayor intensidad posible.

¿Cómo podemos “mejorar” estas bacterias bioluminiscentes? ¿Cuánto tiempo dura el proceso de I+D?

La idea consiste en usar la evolución natural como palanca para hacer que estas bacterias muten de forma favorable. Las ponemos en condiciones extremas de presión o de temperatura, por ejemplo, de forma que se vuelvan más resistentes y productivas. También tratamos de determinar qué nutrientes provocan un mayor crecimiento y qué entornos hacen que sean más eficientes.

En cuanto al tiempo que esto lleva, pues depende. En investigación y desarrollo, los resultados pueden obtenerse casi al instante o tardar años en apreciarse. A nosotros nos llevó un tiempo obtener los primeros resultados, pero en los últimos 12 meses hemos logrado multiplicar por 50 la intensidad luminosa. Esperamos poder seguir en esta línea.

“Nos llevó un tiempo obtener los primeros resultados, pero en los últimos 12 meses hemos logrado multiplicar por 50 la intensidad luminosa”.

image

¿Qué supone usar organismos vivos como materia prima?

Trabajar con bacterias no tiene implicaciones éticas particulares. Son microorganismos con los que ya convivimos de manera cotidiana y que no tienen consciencia.

Sin embargo, trabajar con organismos vivos sí que cambia la forma en que nuestros clientes consumen nuestros productos, ya que estos no pasan por las etapas clásicas de producción, instalación, gestión diaria, ni siquiera de desinstalación y reciclaje. La bioluminiscencia no puede reemplazar una bombilla, pero es una alternativa. Por tanto, es necesario crear nuevas profesiones que se encarguen de ello en toda la cadena de valor. El desafío de Glowee consiste en poner en tela de juicio la manera de trabajar de las empresas energéticas clásicas para impulsar nuevas prácticas y generar nuevos empleos.

¿Cuál es tu visión de futuro para Glowee?

Mi sueño es hacer que la bioluminiscencia sea algo obvio. Que el día de mañana sea una fuente de energía completamente normal y extendida. ¡Es un producto con tanto potencial que da vértigo solo de pensarlo! Nuestra misión consiste en iluminar el paisaje urbano de manera sostenible. Es un desafío enorme y no va a ocurrir de la noche a la mañana. Hay que ser paciente, sobre todo en un sector como el de la energía, donde las multinacionales controlan todos los nichos de mercado. El reto consiste en hacer que una nueva forma de tecnología se convierta en la norma. Esto puede llevar cinco, siete o incluso diez años, por lo que es crucial fijarse objetivos intermedios para no perder la motivación.

“Mi sueño es que, el día de mañana, la bioluminiscencia sea una fuente de energía completamente normal y extendida”.

A día de hoy, Glowee comercializa dos tipos de productos: soluciones bioluminiscentes temporales para eventos y el primer sistema de relajación bioluminiscente permanente para spas y hoteles. Esto contribuye a la democratización de esta fuente de energía y nos aporta los fondos necesarios para continuar con I+D. Es cierto que son pasitos pequeños, pero nos están llevando hacia nuestro objetivo final: hacer que la bioluminiscencia sea una fuente de energía popular ampliamente adoptada en el paisaje urbano. Algunos emprendedores tienen la impresión de que se están traicionando a ellos mismos si adoptan soluciones que quizá no coincidan necesariamente con sus objetivos a medio o largo plazo. Creo que pensar así es un error que puede impedirnos alcanzar nuestra meta final. Siempre y cuando no perdamos de vista nuestra misión ecológica a largo plazo, las etapas intermedias son el medio para garantizar el éxito.

image

¿Cuál es tu idea del trabajo?

El trabajo es una forma de sentirme realizada. Esto es bastante común entre los emprendedores, ya que crear una empresa suele nacer de una pasión. Es ciertamente el caso de los empleados de Glowee, que están muy implicados.

Creo que el trabajo también está intrínsecamente relacionado con el impacto que nos gustaría tener en el mundo. En lo que a mí respecta, tengo dos objetivos. El primero es trabajar por una causa que haga evolucionar la sociedad por el buen camino: Glowee tiene el potencial de cambiar la manera en que concebimos la energía y llevarnos a una concienciación general. El segundo es crear empleo con un valor científico, humano y ecológico, todo en un mismo equipo.

“Creo que el trabajo está intrínsecamente relacionado con el impacto que nos gustaría tener en el mund”.

Háblanos de tu equipo. ¿Cuáles son sus cualidades y qué buscas en los nuevos miembros?

Compartimos en parte la audacia y cierto deseo por asumir riesgos. Nos dedicamos a la innovación revolucionaria, y esto requiere valentía, tiempo y paciencia. Todos llevamos dentro una especie de soñador idealista, y eso es importante, ya que si fuésemos totalmente pragmáticos no podríamos hacer frente a los retos y dificultades que nos esperan antes de lograr que nuestra tecnología se convierta en la norma.

A la hora de crear este proyecto recibí mucho apoyo, no solo por parte de las personas increíbles que forman parte de Glowee, sino también de 50 Partners –una incubadora de empresas–, de emprendedores y de muchas personas que nos ayudaron. Un consejo que recibí y que me ayuda a seguir en pie cuando recibo un duro golpe (y de esos siempre hay en el mundo del emprendimiento) es:

“Glowee es como la apuesta de Pascal. No se sabe si va a funcionar, pero las probabilidades son tan altas que no queda otra que intentarlo”.

Glowee quiere cambiar nuestra relación con la energía. ¿Cuál es tu visión sobre el futuro energético?

Creemos que estos tres desafíos conformarán el panorama energético del mañana:

  1. Encontrar la combinación energética adecuada será beneficioso: Los humanos tendemos a buscar “la” solución milagrosa para ser más responsables, instalando paneles solares por todas partes, por ejemplo. Sin embargo, estos solo son eficaces en ciertas áreas y tienen un coste medioambiental. Por tanto, es importante emplear soluciones que se adapten a cada contexto.

  2. La naturaleza es nuestra mejor inspiración: Glowee es la prueba de ello: comenzamos observando lo que ocurre de manera natural en el mar y desarrollamos una tecnología novedosa que queremos comercializar como habitual en el futuro.

  3. Hay que replantearse la ecuación del coste medioambiental en toda la cadena: Deberíamos tener en cuenta el coste medioambiental de la construcción, el consumo y el reciclaje. En Glowee, nuestra materia prima está viva, puede reproducirse infinitas veces y es biodegradable. Es algo único y muy valioso.

Traducido por Rocío Pérez

Fotos de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Nora Leon

Communications & content manager

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: