Las claves para obtener unas prácticas (remuneradas) en la UE

  • October 29, 2019

Cada seis meses, más de mil personas (en su mayoría jóvenes) comienzan prácticas en la Comisión Europea, el Parlamento Europeo o alguna de las decenas de instituciones y agencias de la UE. Unas prácticas, además, bien remuneradas (más de 1.000 euros al mes) que para muchos son solo el comienzo de una carrera profesional internacional. A priori, puede parecer que entrar en las instituciones es algo reservado para unos pocos, pero en realidad no es tan complicado entrar como becario. ¿Sientes la llamada de la aventura europea? Aquí te ofrecemos una claves para lanzarte.

1. Cuáles son las instituciones europeas que ofrecen prácticas

Es una buena idea acudir a las páginas web de la Comisión Europea y el Parlamento: ambas instituciones acogen a unos mil becarios cada seis meses. Pero hay mucho más. Aquí tienes una lista de oportunidades clasificadas por ciudad (porque también hay vida en las instituciones europeas más allá de Bruselas).

  • Bruselas y Luxemburgo: Además de la Comisión y el Parlamento, en Bruselas hay otras instituciones como el Consejo de la UE, el Comité de las Regiones y el Comité Económico y Social Europeo (CESE), además de decenas de agencias y oficinas europeas que tienen programas de prácticas. La Comisión y el Parlamento también tienen oficinas en Luxemburgo.

  • Otras ciudades europeas: Si no te atrae la idea de mudarte a Bruselas o Luxemburgo, también existen oportunidades (aunque limitadas) en las representaciones de la Comisión y del Parlamento en todas las capitales europeas. En España, tienen oficinas en Madrid y en Barcelona. Otra opción, son las decenas de pequeñas agencias europeas temáticas esparcidas por todo el continente. En España, hay agencias de este tipo en Barcelona, Bilbao, Alicante, Vigo y Torrejón de Ardoz. Además, en Sevilla tenemos un departamento del Centro Común de investigación de la Comisión, más conocido como JRC.

  • Países del resto del mundo: Si lo que buscas es una aventura fuera de Europa, también existe la posibilidad de hacer prácticas en las representaciones de la UE en el exterior.

Puedes consultar la lista completa de oficinas que ofrecen prácticas por todo el continente en el portal de empleo de la Unión Europea.

2. Por qué elegir estas prácticas

Poner el nombre de una institución comunitaria en tu currículum ya es de por sí una muestra de experiencia internacional que envía señales positivas a futuros empleadores, pero hay muchas otras razones para elegir unas prácticas en las instituciones europeas. Irene Monsonís, presidenta de BecUE (una asociación que reúne a más de 250 exbecarios de la UE) destaca:

  • Están bien remuneradas: Las becarios de la Comisión Europea reciben unos 1.100 euros al mes. Sin embargo, ten en cuenta que si bien no necesitarás demasiados ahorros para empezar, tampoco te podrás permitir muchos lujos en Bruselas con ese salario.

  • Ganas experiencia en equipos internacionales: No resultará extraño que tengas una jefa estonia, un supervisor italiano o una colega búlgara. Este tipo de experiencia puede introducirte en las dinámicas de trabajo de equipos internacionales y multiculturales, algo muy apreciado en las empresas privadas con perfiles internacionales.

  • Contribuyes al proyecto europeo: Si eres un geek de los asuntos europeos, te encontrarás en tu salsa: te estarás integrando en un ambiente en el que la mayoría de trabajadores de la UE se identifica con el proyecto político.

  • Compartes la experiencia con otros jóvenes profesionales: Las prácticas te ofrecen la oportunidad de conocer a otros becarios llegados de todas las partes del continente. Sobre todo, si las haces en Bruselas: te plantas en una ciudad con otras 1.000 personas que acaban de llegar, igual que tú.

  • Das un primer paso para trabajar en las instituciones: Si te interesa la idea de trabajar en la UE, esta primera experiencia puede ayudarte a validar o no tus expectativas. Además, un periodo de prácticas es una gran oportunidad para mostrar tus cualidades: aunque no es lo más habitual, a veces los becarios consiguen contratos más largos al terminar las prácticas.

  • Abres una puerta a nuevas oportunidades laborales: Tu conocimiento de las instituciones te convierte en un perfil interesante para miles de empresas y universidades. Ahí van algunas actividades donde esta experiencia puede marcar la diferencia: asesoría legal relacionada con legislación europea, seguimiento de políticas públicas para empresas privadas y ONG, ayuda a empresas para escribir candidaturas a proyectos europeos, coordinación de proyectos…

3. Qué significa hacer unas prácticas dentro de la UE

Los períodos de prácticas pueden ir de unas pocas semanas a un año entero. Los programas más populares, los de la Comisión y el Parlamento, duran cinco meses. Para encontrar el área o departamento que mejor encaje con la experiencia que estás buscando, el mejor consejo es navegar por el directorio de las instituciones. ¡Hay muchas más opciones de lo que te puedas imaginar!

Qué perfiles tienen los becarios

Según un informe de la Comisión Europea, estos son, por orden, los estudios más comunes entre los becarios:

  1. Relaciones Internacionales, Políticas o Desarrollo
  2. Derecho
  3. Estudios Europeos
  4. Economía
  5. Idiomas

Si no encajas en ninguno de estos perfiles pero te interesan las instituciones europeas, no te preocupes: todos los graduados universitarios tienen posibilidades. Esto incluye a ingenieros, físicos, químicos, matemáticos o biólogos, entre otros perfiles técnicos, que pueden realizar labores como propuestas legislativas en campos técnicos.

Así lo confirma Íñigo Cruz, que trabaja en la unidad de Seguridad e Interoperabilidad Ferroviarias de la Comisión Europea en el desarrollo de políticas públicas. Allí los ingenieros son el perfil más buscado, porque conocen con detalle los detalles técnicos en los que la administración pública puede actuar. Aun así, no descartan a nadie: el puesto puede adaptarse al perfil de la persona. “Hemos tenido todo tipo de becarios, desde abogados hasta alumnos que provenían de estudios de Políticas o Económicas. Lo que cuenta es la valía de la persona en el trabajo que va a desarrollar”, explica Cruz (que aclara que no habla en nombre de la institución).

A qué se dedica un becario en la UE

En las instituciones hay múltiples departamentos con misiones diferentes. Estas son algunas de las tareas que puedes realizar en función de la unidad que te seleccione:

  • Escribir y revisar informes sobre la situación o el impacto de una política concreta.

  • Ayudar en la gestión de consultas públicas previas a la formulación de una nueva norma y dar respuesta a las preguntas de los ciudadanos.

  • Apoyar en la gestión de proyectos europeos de todo tipo.

  • Redactar textos y elaborar vídeos sobre una política o un proyecto de la UE.

  • Asistir en la organización de eventos, tanto externos (ferias, jornadas informativas…) como internos.

  • Participar en la selección de personal.

  • Ofrecer una verificación adicional sobre si un proyecto o una política cumplen con los requisitos legales y los tratados de la Unión Europea.

  • Traducir textos.

4. Cómo preparar tu solicitud

Acceder a unas prácticas en las instituciones europeas puede parecer muy complicado, pero no lo es tanto. Aunque hay muchos candidatos, también hay muchos puestos disponibles. Tanto la Comisión Europea como el Parlamento reciben unas 10.000 solicitudes por edición, donde la Comisión selecciona alrededor de 650 y el Parlamento unos 400. A esto hay que añadirle el resto de instituciones y las decenas de agencias y oficinas de la UE situadas por toda Europa que también buscan becarios.

Si estás pensando en presentar tu candidatura, deberás tener en cuenta:

Criterios de selección:

Las reglas para acceder a las prácticas de cada institución pueden variar, pero suelen seguir las directrices de la Comisión Europea, que tiene solo tres requisitos indispensables:

  1. Grado universitario: Es el requisito mínimo de entrada, aunque la mayor parte de los becarios tiene un máster y algunos incluso un doctorado.

  2. Un C1 mínimo de inglés, francés o alemán, demostrado con un certificado oficial (es decir: siempre necesitarás un título que justifique tu nivel de idioma). En la práctica, lo más importante será tener un buen nivel de inglés, ya que es el idioma más usado en el trabajo.

  3. No haber trabajado antes ni haber hecho prácticas en una institución europea: las prácticas solo se pueden hacer una vez y en una institución.

Nota: no existe límite de edad. Aunque la edad media de los becarios es de 27 años, es común encontrarse con becarios tanto más jóvenes como más mayores.

Claves para escribir una buena solicitud

Para destacar entre la montaña de currículums, presta atención a los consejos a tener en cuenta a la hora de escribir tu candidatura:

  • Haz una lista de tus habilidades y destácalas: Vas a competir con miles de personas con una educación similar a la tuya, así que la clave está en diferenciarte. ¿Eras el capitán de tu equipo de baloncesto, al tiempo que estudiabas francés y colaborabas con alguna asociación? Inclúyelo en tu candidatura: mostrará tu capacidad organizativa.

  • Revisa tu redacción en inglés: Los errores de escritura pueden poner en riesgo cualquier candidatura, por buena que sea. Escribe siempre tu solicitud con un procesador de texto que te indique las faltas de ortografía y verifica el texto con un corrector antes de enviarla.

  • Destaca las palabras clave: Ponte en la mente de quien está buscándote. Para elegir entre tantos currículums, los seleccionadores a menudo buscan palabras clave. Por ejemplo, si eres periodista, puedes mencionar “writing”, “editing”, “videos”, “podcasts”, “English”…

  • Reflexiona sobre la unidad en la que te gustaría trabajar: por ejemplo, los becarios de la Comisión pueden trabajar en todos los departamentos de la institución, pero también en las agencias ejecutivas y empresas público-privadas comunitarias. ¿Has escrito tu tesis sobre el sector de los fármacos? Menciona tu interés en la Empresa Común Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores (IMI 2 JU, por sus siglas en inglés), una entidad que desarrolla proyectos de innovación en ese área. ¿Te interesa el mundo de las start-ups? Cita a la Agencia Ejecutiva para las Pequeñas y Medianas Empresas (EASME).

  • Explica por qué te interesa el proyecto europeo y qué te gustaría aportar: para los funcionarios eres una fuente fresca de ideas y motivación. Demuestra que vas sobrado de ambas.

  • No lo dejes para última hora: El sistema para presentar las candidaturas no es demasiado user friendly. Además, cuando se acerca la fecha límite, no es extraño que los servidores de las instituciones se sobrecarguen. No te arriesgues a quedarte fuera por un fallo en la web.

5. Para encontrar más información…

Existen multitud de portales web que explican los requisitos básicos para presentar tu candidatura a estas prácticas. Estos son algunos de los más relevantes:

  • Suscríbete al boletín quincenal de prácticas de la Unidad De Apoyo (UDA) de la Representación Permanente de España ante la UE. Allí se publican todas las oportunidades.

  • Sigue a la UDA en Twitter para enterarte de los nuevos boletines y de las fechas de las jornadas de información en universidades que organizan por toda España.

  • Calendario anual de prácticas de la UDA. Además del boletín, la UDA publica un calendario para poder seguir las fechas de todos los procesos de selección (que son muchos). Sigue la web para estar al tanto de las actualizaciones.

  • Visita la web de prácticas de la Unión Europea.

  • Visita el blog de Euroaventuras. Su autora explica el lado más práctico de su experiencia como becaria en la Comisión, con un buen toque de humor.

  • ¿Tienes alguna duda? Siempre puedes escribir al correo de la asociación de exbecarios BecUE infobecue@gmail.com. Estarán encantados de echarte una mano.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Ivo Cabral

Periodista freelance

Etiquetas

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: