'Háblame de ti': cómo responder durante la entrevista de trabajo

'Háblame de ti': cómo responder durante una entrevista de trabajo

¡Enhorabuena! Has pasado las primeras fases de selección para un nuevo puesto y, cuando llega el momento de la entrevista, el reclutador te dice aquello de “háblame de ti”. Si lo primero que te viene a la mente es contestar con la coletilla de “¿personal o profesionalmente?” para ganar algo de tiempo, este artículo es para ti. Si quieres evitar transmitir que no te has preparado la entrevista y perder puntos, sigue nuestros consejos para dar una respuesta que impresione al entrevistador.

A día de hoy, las empresas ya no buscan únicamente una formación o un recorrido profesional que se correspondan con el puesto, sino una personalidad y unas cualidades personales que encajen con los valores de la empresa. Por ello recuerda que cuando el entrevistador te pide “háblame de ti”, su objetivo principal es formarse una imagen global de ti en pocos minutos, para poder conocerte como persona, además de como profesional.

¿De qué hablas cuando hablas de ti?

Ante la temida pregunta, mantén la calma. Mantén una actitud abierta y muéstrate seguro para demostrar al entrevistador que eres el candidato ideal para el puesto. Para ello, utilizar una estructura temporal puede resultarte útil:

  1. presentarte de forma sencilla, indicando quién eres y a qué te dedicas (presente)
  2. explicar cómo has llegado hasta aquí gracias a tu formación y a tu experiencia profesional (pasado)
  3. comentar cuáles son tus motivaciones y adónde te gustaría llegar en tu carrera (futuro)

Formación e idiomas

Para evitar repetir la información de tu CV, puede ser interesante explicar brevemente por qué elegiste este camino, qué te animó a estudiar un curso en concreto, cómo han evolucionado tus intereses… Si eres relativamente nuevo en este sector laboral o estás comenzando tu carrera, puedes hablar de las razones por las que te interesa este sector y qué esperas aprender y aportar si consigues el puesto.

También puedes hacer una mención especial si, por ejemplo, has estudiado algún curso en el extranjero o has recibido alguna beca o premio. Piensa en poner el foco sobre qué te ha aportado esa formación (curiosidad, flexibilidad, capacidad de organización…) o en un aspecto clave que podría interesar al entrevistrador.

Experiencia

De nuevo, no te limites a contar lo que ya pone en tu currículum. Puedes, en cambio, destacar la experiencia que hayas tenido en una misma empresa y contar qué aprendiste en ese tiempo.

Deja claras las diferentes etapas profesionales por las que hayas pasado y especifica detalles interesantes, como por ejemplo, si has creado o dirigido a equipos de personas durante tus etapas anteriores.

Elige tres o cuatro habilidades que consideres clave para el puesto al que optas y aválalas con ejemplos concretos. Por ejemplo, en lugar de decir simplemente “soy un buen manager”, no dudes en detallar aspectos como “recluté y formé a un grupo de 5 personas” o “conseguimos llevar a cabo este proyecto o alcanzar este objetivo”.

Motivación profesional

¿Adónde quieres ir? Es importante que hables al entrevistador de tus aspiraciones profesionales a corto y también a largo plazo. Explica por qué integrarte en la empresa contribuirá a tu proyecto profesional: muestra cuáles son tus motivaciones para trabajar en ese puesto (por ejemplo, con las habilidades que podrás adquirir) y en esa compañía en concreto (en relación a la reputación o a los valores de la empresa). ¡Es el momento de demostrar que te apasiona el puesto al que aspiras!

La entrevista personal es el espacio en el que mostrar al entrevistador tus valores como persona y como profesional, así que no dudes en potenciar tus soft skills. Recuerda que este no es un formato cerrado y que puedes adaptarlo a tus necesidades, pero seguro que te servirá como buen punto de partida.

¿Cómo debes responder?

El mayor error que puedes cometer es no haber preparado la entrevista. Para que la pregunta “háblame de ti” del entrevistador no te pille desprevenido y sepas de qué vas a hablar, qué puntos clave deberías destacar y cómo puedes demostrar que eres el mejor candidato para el puesto, sigue estos consejos:

Sé previsor

No vayas a la entrevista sin hacer los deberes, así evitarás silencios incómodos. Según Meritxell Moraño, HR Generalist de CornerJob y experta en temas de Recursos Humanos, “hay candidatos que emplean demasiado tiempo en contestar” porque tardan mucho en pensar una respuesta, lo que hace que la entrevista no fluya. Por ello, es necesario que antes de ir a una entrevista “sepas lo que quieres transmitir y cómo lo quieres transmitir”.

Dedica un tiempo en casa a elaborar un guión sencillo para tener claro qué quieres comunicar, qué imagen quieres dar y cómo quieres posicionarte ante el entrevistador. Y, cuando llegue el momento, preséntate a la persona que tienes delante intentando contestar de forma sincera, clara, educada y relajada.

Sé breve

No te vayas por las ramas, no estás aquí para contar tu vida como si estuvieras en un diván. Intenta ser conciso. Siempre puedes extenderte, si crees que el contexto lo requiere y lo que explicas es relevante. En este tiempo, podemos definirnos a nosotros mismos de una manera sencilla y comprensible.

“De esta manera, el entrevistador puede preguntar acerca de alguna cualidad que haya mencionado el candidato con el fin de obtener una visión más enfocada a la relación laboral potencial”. Recuerda: la fórmula “háblame de ti” es sólo una forma de romper el hielo que permite al entrevistador profundizar en los aspectos que le hayan parecido más relevantes.

Sé sincero

Recuerda que todos tenemos defectos. Lo que más van a valorar de ti en la entrevista de trabajo es que hayas sabido identificarlos, reconocerlos y que intentes mejorarlos. Lo mismo sucede con nuestros fracasos: ser capaz de analizar un error o una decepción profesional para extraer un aprendizaje positivo demostrará no solo nuestra humildad, sino también nuestra capacidad de autocrítica.

“Se espera que la respuesta a la pregunta ‘háblame de ti’ sea un fiel reflejo de lo que el equipo verá una vez el candidato se incorpore a la empresa. Por eso, es importante ser honesto”, señala Meritxell Moraño.

Sin embargo, evita hacer referencia a posibles defectos relacionados directamente con las competencias básicas que necesitarías en ese puesto de trabajo, pues podrías dar la impresión equívoca de que estos supondrán un problema a la hora de desarrollar tus funciones en la empresa.

Sé positivo

Aunque se valore la sinceridad, no hace falta que te desnudes (metafóricamente) delante del entrevistador. Intenta centrarte en los aspectos más positivos de tu perfil y “explicar simplemente cuatro rasgos personales a nivel de actitud, como que eres alegre o trabajador”, explica Meritxell. Si el entrevistador se interesa por tus aspectos negativos, habla de ellos con naturalidad e intenta darles siempre un enfoque constructivo.

Por ejemplo, si te consideras una persona algo impaciente puedes comentarlo y añadir que últimamente has mejorado ese aspecto, planificando el trabajo de una forma más realista y con más antelación.

Sé cauto

Si vas a hablar de tu vida personal, que sea para reforzar tu respuesta, consolidar tu imagen y reafirmar tus cualidades como candidato. Evita dar demasiados detalles.

Si estás hablando sobre tus capacidades para la organización y coordinación de equipos, por ejemplo, quizás sea un buen momento para mencionar que eres el mayor de varios hermanos y que estás acostumbrado a poner orden y a compartir tareas.

Como ves, salir victorioso del temido momento de la entrevista personal con el seleccionador no es tan complicado. Recuerda que no debes dejar de ser tú mismo y que la sinceridad y la positividad puntúan doble. Apunta: tranquilidad, confianza y ¡fuera nervios!

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Olga Tamarit

Freelance Content Creator

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: