Trabajar solo: las 8 claves para gestionar tus proyectos con éxito

Cómo trabajar en un proyecto en solitario

Tu superior o cliente acaba de confiarte un proyecto que deberás realizar solo. A primera vista, puede parecer un buen reto, pero no siempre es fácil de encarar. Cuando el éxito de una tarea depende únicamente de ti, es normal que tengas dudas: ¿cómo repartir bien el tiempo?, ¿cómo ser más eficaz?, ¿cómo afrontar los obstáculos y dificultades sin desmotivarte?, ¿cómo encontrar nuevas ideas?, ¿cómo tomar las decisiones adecuadas? y ¿cómo evaluar tu propio rendimiento? Además, ¿de verdad tienes que trabajar totalmente solo? ¿o puedes pedir ayuda? Para que respondas estas preguntas, te damos 8 consejos para trabajar solo sin acabar agobiado.

1. Establece un programa de trabajo retrospectivo

Antes de lanzarte de cabeza a trabajar, es mejor que te tomes el tiempo necesario para organizarte. Si te han dado una fecha límite, utilízala como punto de partida y ves marcha atrás: establece las distintas etapas de las que constará el proyecto y distribúyelas a lo largo del tiempo. Hacer un programa retrospectivo te permitirá comprobar si el plazo es viable e ir verificando si progresas al ritmo adecuado durante el proceso.

Por otro lado, si la tarea que debes realizar no tiene fecha límite, puedes fijarte un plazo hipotético y avanzar como si se tratara de uno real. El programa de trabajo retrospectivo te guiará a medida que avanzas.

Esta “programación por etapas” también es muy práctica si el objetivo que debes alcanzar es muy ambicioso.Dividir la misión en pequeñas tareas la hace más viable. Como se suele decir, la mejor manera de alcanzar la cima es avanzar paso a paso.

Leer también en : Trabajadores

Mayores oportunidades que retos: por qué el teletrabajo es una buena noticia

2. Ten reuniones contigo mismo

Entre las numerosas ventajas de trabajar a solas, se encuentra la libertad: tú, y tan solo tú, estableces y gestionas tus horarios. Sin embargo, también corres el riesgo de no ver más allá de tus narices. Para poder detenerte de vez en cuando y tomar distancia, a fin de evaluar el progreso del proyecto, fija momentos para hacer balance contigo mismo. Puedes hacerlo todos los días, por la mañana o por la tarde, o un día a la semana, por ejemplo, los lunes. Aprovecha este instante para preparar los momentos de trabajo intenso que van a marcar la pauta de tu día o semana, así como para hacer una lista de tus objetivos, tareas a realizar y problemas a resolver. Define también todo lo que deberás haber terminado antes de tu próxima reunión contigo mismo.

3. Una cosa a la vez

Cuando trabajas solo, lo debes hacer todo por ti mismo. Sin embargo, nadie ha dicho que tengas que hacerlo todo al mismo tiempo. Como dijo Mozart: “Si quieres hacer más cosas en menos tiempo, haz una sola cosa a la vez”. Concentrarte en una sola tarea a la vez resulta más eficaz y reduce el riesgo de cometer errores. Cuando estés hablando con alguien en línea, concéntrate en la conversación. O también puedes llamar a la persona más tarde si estás trabajando en una tarea importante o urgente.

4. Establece vínculos con tus colegas

Trabajar solo no quiere decir encerrarte. Si tienes compañeros de trabajo, esfuérzate por mantener el contacto con ellos, ya sea mediante conversaciones cortas en la cocina mientras tomas un café o, por ejemplo, saliendo a comer juntos. Trabajar a solas en un proyecto no implica que no puedas compartirlo con los demás. Todo lo contrario: conversar sobre las dificultades con que te encuentras te permitirá adquirir una nueva perspectiva y evitar dar vueltas alrededor del mismo tema. Además, también puede ser muy motivador ver el interés de los demás en tu trabajo.

5. Conversa con otras personas que también trabajen solas

Seguramente no eres el único que está trabajando a solas en un proyecto y quizás conozcas a otras personas en la misma situación, ya sea dentro de tu empresa o fuera. De ser así, acércate a ellas: esto te permitirá sentirte menos solo y compartir experiencias y buenas prácticas.

6. Dedica tiempo a las ‘lluvias de ideas’

¿Crees que las lluvias de ideas son solo para grupos? ¡En absoluto! Tú también puedes reservar un poco de tiempo para una sesión de brainstorming individual. Es cierto que es más difícil de hacer que en grupo, pero existen varios métodos sencillos que pueden ayudarte. Por ejemplo, si escribes algunas ideas en papel, verás como se te ocurren otras. También puedes leer revistas sobre los temas en que trabajas o escuchar algún pódcast. A la hora del almuerzo, en lugar de devorar un sándwich frente al ordenador, sal a comer al parque y observa a las personas y la naturaleza… o aprovecha esta pausa para hacer un poco de ejercicio. Las mejores ideas suelen surgir cuando estamos fuera de la oficina.

7. Pide ayuda a tiempo

A pesar de todo tus esfuerzos y sacrificios, ha llegado el momento de admitirlo: ¡no podrás terminar el proyecto a tiempo! Si te encuentras en esta situación, no esperes hasta el último minuto para dar la voz de alarma. Prevenir a tus superiores o clientes con suficiente antelación te permitirá encontrar soluciones alternativas.

8. Aprende a autoevaluarte

Puede ser difícil saber qué lugar ocupas en la escala de rendimiento si no tienes colegas con los que compararte ni un objetivo cuantitativo por alcanzar (aumentar tu volumen de negocios en un 10% o conseguir mil clientes nuevos). Para no perder de vista tu objetivo, fija una fecha límite cercana. Puede ser, por ejemplo, “dentro de tres meses, sabré manejar este software” o “para de la reunión del próximo mes, conseguiré 100 participantes”.

Ser el único responsable de un proyecto puede ser extremadamente estimulante y gratificante, en especial si logras alcanzar o sobrepasar tus objetivos. Sin embargo, exige una auténtica disciplina en tu día a día, así como la necesidad de seguir una metodología específica y saber pedir ayuda en caso de dificultades. Trabajar solo no significa permanecer aislado. Todo lo contrario: cuanto más abierto seas y más sepas acercarte a las personas adecuadas en los momentos indicados, más éxito conseguirás.

Traducido por Andreína Gil

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: