Prácticas interrumpidas: ¿qué pasa con los estudiantes durante la crisis?

Prácticas aplazadas o anuladas: estudiantes en confinamiento

La declaración del estado de alarma y las medidas extraordinarias para contener la pandemia de Covid-19 han obligado a las universidades españolas a suspender toda actividad presencial, y esto incluye las prácticas curriculares y extracurriculares. ¿Cómo lo están viviendo los estudiantes? ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿Y qué están haciendo los centros docentes para ayudar a aquellos que se encuentran en esta situación? Para responder a estas preguntas, hemos hablado con cuatro estudiantes, que nos han contado cómo están manejando el actual periodo de crisis.

Así se han posicionado las universidades

Frente a las muchas preguntas de los estudiantes y lo complicado de la situación, las universidades están tratando de encontrar soluciones adaptadas a cada problema lo más rápido posible. Por ejemplo, desde la Universidad de Navarra, se aconseja seguir el siguiente protocolo:

  • Si la empresa ofrece la opción a sus empleados y becarios de teletrabajar y el centro tiene los medios para hacerlo,las prácticas deben continuar.

  • Si la empresa envía a sus trabajadores a teletrabajar y, sin embargo, los estudiantes en prácticas no tienen medios para hacerlo,lo ideal es cancelar las prácticas y reanudarlas cuando la situación se normalice.

  • Si la empresa envía a sus trabajadores a casa y no hay opción de teletrabajar, como en el caso anterior, se suspenderán las prácticas.

Otras universidades han optado por suspender las prácticas de manera definitiva hasta que la crisis sanitaria causada por el coronavirus se resuelva. Es el caso de la Universidad Politécnica de Cartagena, que decidió suspender “todas las prácticas académicas externas presenciales, curriculares y extracurriculares, tanto en empresas como en la universidad”. Si te encuentras en esta situación, lo mejor es armarte de paciencia y esperar para saber qué medidas se toman tras la crisis, aunque no está de más seguir en contacto con la empresa donde realizabas tus prácticas e intentar mantener una relación cordial para dejar claro tu interés por reincorporarte cuando la crisis acabe.

Leer también en : Estudiantes

Qué hacer (y qué no) para mantener el contacto con la empresa tras tus prácticas

Prácticas que se han visto afectadas, pero no pospuestas

El teletrabajo está siendo una tabla de salvación en muchos casos, como el de Leire R., de 28 años, que estaba desde diciembre realizando sus prácticas en el departamento de administración de una universidad privada. “Antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma, recibí un correo de mi tutora de prácticas donde explicaba que se suspendía la actividad presencial”, aunque en este caso, “me ofrecían la opción de trabajar desde casa”. Leire aceptó y la primera semana todo parecía marchar bien, pero “desde la última vez que me puse en contacto con ellos no me han contestado”. La confusión ahora es total, “no sé si mis prácticas están paralizadas o en qué situación me encuentro, ya que nadie me ha comunicado nada”. Leire cree que la situación se gestionó bien al principio, pero que según ha ido avanzando la crisis, “la gestión ha sido pésima”. Para esta estudiante de Dirección y Administración de Empresas, lo peor es la incertidumbre respecto a su sueldo: “no sé si seguiré cobrando por las prácticas, lo cual me rompe los esquemas porque contaba con ese dinero”.

María, de 23 años, había conseguido prácticas en una pequeña empresa: “Estaba haciendo prácticas extracurriculares y apenas llevaba un mes y medio. Se supone que las iba a terminar en mayo, estaba muy contenta”. Tras decretarse el estado de alarma el pasado 14 de marzo, la universidad envió un comunicado explicando la situación y dando la opción de continuar con las prácticas en modo teletrabajo. “Decidí acogerme a esa opción”, explica María. Para esta estudiante de Marketing el cambio que ha supuesto la crisis ha sido a nivel funcional, ya que “mucho del trabajo ya lo podía hacer sin tener que asistir de forma presencial”. Aunque está acostumbrada a teletrabajar, extraña “las reuniones con los jefes y el contacto con los compañeros”. “Me permitía aprender de una manera más fluida”, lamenta.

Esta estudiante cree que ha sido una afortunada porque puede seguir con sus prácticas, pero sobre cómo se ha gestionado la crisis por parte de la universidad considera que aunque se han llevado a cabo acciones positivas, “han sido lentas y poco eficientes”. “Por ejemplo,el comunicado de la universidad me llegó solo a mí y no a mi empresa. ¡Tuve que gestionarlo yo todo!”.

Otros artículos en : Inspiración & Tendencias Estudiantes

“Pospuestas hasta nuevo aviso”

Cabe recordar que la legislación laboral no se puede aplicar a los estudiantes en prácticas, pero sí existe la posibilidad de suspender unas prácticas y ponerse de acuerdo con la universidad y la empresa para retomarlas cuando vuelva la normalidad, cumpliendo los tiempos fijados.

Es el caso de Alejandro N., de 32 años, estudiante de Comunicación que cursaba su segundo mes de prácticas en una fundación cultural. Nos explica que, por ahora, “la actividad se ha paralizado a causa de la crisis, por lo que nos han comunicado que las prácticas se posponen hasta nuevo aviso”. Eso sí, la empresa se ha puesto en contacto con él vía e-mail para hacerle saber que podrá retomar sus prácticas en cuanto se reanude la actividad normal.

Lo negativo de esta situación es que quizá el momento en que se vuelva a la normalidad sea ya a finales del curso escolar y muchos estudiantes, como Alejandro, tenían otros planes para esas fechas, como buscar un empleo para los meses de verano, realizar una formación o simplemente cambiar de ciudad. “Tenía pensado acabar el curso y pasar unos meses en mi pueblo, pero quizás tenga que replantármelo”, comenta.

El drama de quienes han visto sus prácticas suspendidas indefinidamente

También puede suceder que sea la propia empresa la que decida suspender las prácticas. Es lo que le ha pasado a Patricia M., de 26 años. Esta estudiante estaba (hasta hace unas semanas) en su tercer mes de prácticas en el departamento editorial y comercial de una conocida empresa: “Para mí era como un sueño, me habían seleccionado en una editorial de prestigio, estaba aprendiendo muchísimo y además, cobrando”. Pero todo se acabó hace unas semanas: “el día 11 de marzo nos dijeron que nos marcháramos a casa”.

A partir de ahí, esta estudiante de máster de Edición ha estado informada en todo momento por parte de la empresa de la situación de sus prácticas. “Esa misma tarde nos mandaron un e-mail diciéndonos que toda la plantilla trabajaría desde casa”. El problema es que para los becarios “ esta opción era muy complicada, por la naturaleza de nuestras funciones”. En el mismo e-mail les aseguraban que volverían el día 30 de marzo, “pero obviamente esto no ha sido así”.

Patricia se muestra muy agradecida con el personal de RR. HH. de la empresa: “se han preocupado mucho por nuestra situación, preguntándonos cómo estábamos en cada momento”. Pero, a medida que la crisis ha ido empeorando, también lo ha hecho la viabilidad de las prácticas: “finalmente nos mandaron otro correo comunicándonos que no podíamos continuar en la actual situación y que las prácticas se suspendían”. Su contrato con la empresa se ha rescindido y Patricia está “muy preocupada y frustrada”. “La situación nos sobrepasa a todos, no podemos hacer nada… Me había costado mucho conseguir estas prácticas, me había trasladado a Barcelona solo por esta oportunidad y, sinceramente, no sé qué debo hacer”.

Y por último…

Dada la excepcionalidad de la situación, lo recomendable es tener paciencia e intentar no precipitarse ni preocuparse antes de tiempo. Si la crisis del Covid-19 te ha pillado en mitad de tus prácticas, te recomendamos:

  • Seguir el protocolo que haya establecido tu universidad.

  • No perder el contacto con la empresa y dejar claro que estás interesado en continuar con ellos cuando todo esto pase, pero sin insistir.

  • Si estás realizando las prácticas en el extranjero, debes tener en consideración las medidas adoptadas por las autoridades de tu país de acogida y, si regresas, deberás esperar a que se levante la declaración de estado de alarma decretada por el Gobierno.

Son muchos los que se sienten sobrepasados en estos momentos, pero dentro de poco las cosas volverán a la normalidad. ¡Ánimo!

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: