Entrevista de trabajo con el jefe: ¿cómo enfrentarse al último asalto?

Entrevista de trabajo con el CEO, la última fase del proceso

Has superado la entrevista telefónica, la de Recursos Humanos y la operativa, por lo que estás a punto de completar todo el proceso de selección. Pero aún te queda un último paso: la entrevista con tu mánager o, en el caso de las empresas pequeñas o startups, con el director de la empresa. Es cierto que este último encuentro resulta intimidante, especialmente ahora que ya empiezas a imaginarte en el puesto. Pero, con preparación, es posible salir airoso. ¿Qué debes hacer para mostrarte convincente y lograr ese puesto que tanto deseas? Aquí unos cuantos consejos para mantener la calma hasta el final.

¿Para qué sirve esta última entrevista?

La entrevista con el director o el CEO corresponde generalmente a la última etapa del proceso de selección, tras la que se decide si te contratan, o no. Si has llegado a este punto, es porque el resto del equipo ya ha validado tu nivel de competencias técnicas y piensa sinceramente que podrías hacer bien el trabajo. Por ello, formas parte de la selección final de candidatos. Lo más difícil ya ha pasado, pero no por ello puedes permitirte fallar en esta última entrevista. ¿En qué se diferencia del resto de etapas del proceso? ¿Cómo conseguir ser el más convincente?

Lo que hace que esta entrevista sea tan particular es la impresión de que el jefe tendrá, pase lo que pase, la última palabra. El director, que en ocasiones también puede ser el fundador de la empresa, se toma el tiempo para conocer a sus futuros empleados y seleccionarlos antes de empezar a trabajar con ellos. Aunque todo el equipo ya haya validado tu candidatura, el director siempre puede, de alguna manera, utilizar su derecho a veto. Si no le convences tú mismo, el equipo de RRHH necesitará mucha paciencia y habilidades de negociación para convencerle de que eres la persona adecuada.

Sin embargo, la entrevista con el mánager no tiene por qué estar enfocada en que demuestres una última vez tus competencias. A veces es, simplemente, una manera de animarte a que te unas a la empresa. En efecto, cuando el director consagra su tiempo a conocer a sus futuros colaboradores, contribuye a crear una imagen positiva de su empresa y de él mismo, ya que se muestra accesible y se suma a los esfuerzos para elegir a las personas que van uniéndose a su proyecto. Esto resulta reconfortante. A menudo, en este tipo de entrevistas, los fundadores cuentan la historia de la empresa y la idea de la que surgió su creación. Dicho de otra manera, tratan de transmitir su visión y valores, y a la vez evaluar si estos últimos corresponden a tu perfil.

En estos casos la entrevista resulta más bien “inspiradora”, pues por un lado descubres a la persona con quien posiblemente vas a trabajar y, por otro, te ayuda a saber si realmente quieres unirte a su equipo. Debéis convenceros mutuamente: tú debes gustarle a él o ella y corroborar así la esperanza que ha depositado en ti el encargado de selección, y él, por su parte también tratará de motivarte para que te unas a su visión.

Las 7 claves para preparar la entrevista con el jefe

1. Busca información sobre el perfil del fundador

Para poder preparar bien la entrevista, lo ideal es que sepas, si es posible, a quién tendrás delante.Visitar el perfil LinkedIn del director puede ser una buena idea desde un punto de vista estratégico. Infórmate sobre sus estudios y los diferentes trabajos que tuvo antes de crear la empresa. Esto te permitirá preparar la entrevista de manera más precisa y anticipar mejor la conversación. ¿Tiene un perfil de ingeniero, de contable, o más bien un perfil comercial? Aunque probablemente existen tantos perfiles como fundadores de empresas, su especialidad y experiencia profesional suelen decir mucho sobre ellos. Trata de entender un poco su trabajo e identificar información clave que pueda ayudarte a anticipar posibles preguntas: cuestiones técnicas, estratégicas, orientadas al negocio, etc. Incluso, con un poco de suerte encontrarás algún punto en común.

Tampoco dudes en escribir su nombre en los motores de búsqueda. Quizás encuentres información valiosa: entrevistas, premios, participación a conferencias… Evidentemente, no se trata de ponerse a cotillear su perfil de Facebook o Instagram, sino de recopilar información de calidad y utilizarla para estar mejor preparado.

2. Infórmate al máximo sobre la empresa

La aventura emprendedora del fundador te dirá mucho sobre su personalidad, así como sobre sus ideas, proyectos y manera de ver las cosas. Saca un poco de tiempo para informarte sobre la historia de la empresa: la idea inicial, los primeros inversores, las recaudaciones de fondos que consiguieron… Asegúrate de que estás al tanto de la información principal relacionada con su creación, pues ésta habrá influido seguramente en la cultura actual de la empresa. Todo el tiempo que dediques a informarte sobre ella dará sus frutos y demostrará que estás motivado y que te has esforzado para estar bien preparado.

No olvides tratar de familiarizarte con el sector de actividad de la empresa, con lo que hace y la manera en que lo hace: identifica su producto estrella, su modelo de negocio y los ejes de desarrollo, así como los valores y hábitos de trabajo que tienen en la oficina. Dedica un tiempo a analizar las entrevistas que ya has hecho hasta ahora, y trata de identificar los elementos sobre la empresa y su cultura que tus diferentes interlocutores sacaron a relucir. Es una manera eficaz de mostrar que sabes ver las cosas con perspectiva y eres capaz de entender los retos a los que el director se enfrenta a diario.

3. Prepara un pitch que encandile a todo el mundo

La manera en que te presentes ante el creador de la empresa también debe ser diferente del resto de entrevistas. En efecto, esta vez tienes que conseguir poner de relieve dos elementos: tu motivación y tu capacidad de aportar soluciones eficaces a los problemas que plantea el puesto en cuestión. Lo que más le interesa al fundador de una empresa es lo que te motiva del proyecto. Tu presentación debe corresponder a las preguntas ¿Por qué este puesto? y ¿Por qué esta empresa?

4. Demuestra que eres capaz de tener una visión de conjunto y ver el trabajo con perspectiva

Más allá de tus competencias y tu motivación, demuestra que conoces bien el trabajo que realizarías, mediante comentarios bien argumentados y maduros sobre el puesto en sí, el sector y su evolución. Es una buena manera de mostrar que sabes ver las cosas con perspectiva, que tienes una mentalidad abierta, así como una visión crítica susceptible de aportar cosas a la organización. En efecto, es poco probable que el fundador de una empresa solo busque contratar clones y “buenos ejecutores”. Probablemente también le interesen las personas que aporten un punto de vista innovador, buenas prácticas procedentes de otros lugares y un saber hacer inteligente y práctico.

5. Escucha, escucha, escucha

Durante este tipo de entrevistas, el candidato no tiene por qué ser quien más hable. Escucha tú también tranquilamente al director. Te transmitirá la visión de la empresa y será la persona que pueda darte más información valiosa. Quizás aproveche la oportunidad para transmitirte la ambición que tienen sus equipos, así como su visión sobre la gestión de la empresa, elementos que para ti pueden ser clave antes de decidir trabajar en la empresa. Por ello, no dudes en reaccionar y hacer preguntas para profundizar en cada tema. Escuchar con atención, sobre todo de manera activa, solo puede ser positivo, pues mostrarás que eres capaz de adaptar tu actitud según tu interlocutor, oír, entender e identificar sus expectativas, creando así una relación de confianza que jugará a tu favor.

6. Haz preguntas relevantes que le llamen la atención

Está demostrado que hacer preguntas adecuadas en las entrevistas es una estrategia que funciona y que aprecian mucho los reclutadores y, aún más, el director. Estás delante de la persona que pilota el proyecto de la empresa, por lo que es el momento de aprender lo máximo posible de él y de mostrar, mediante preguntas relevantes, que has entendido bien los objetivos. Puedes hacer preguntas e ir contestando sus comentarios conforme avance la entrevista, pero también puedes guardarte algunas preguntas para el final, sobre todo por si al terminar dice: “¿Tienes alguna pregunta?” Las más relevantes tienen relación, en general, con el puesto en cuestión: factor de éxito, retos para la empresa, visión a largo plazo. Pero también puedes tantearle sobre la empresa en sí, su aventura emprendedora, o los retos con los que se está enfrentando en la actualidad debido a la situación del mercado. Por último, te aconsejamos que hagas preguntas “abiertas”, así darás mayor libertad a tu interlocutor y sus respuestas serán más extensas.

7. Sé natural

Mostrarse como uno es no es nada fácil cuando uno está delante del director. Piensa que el objetivo principal de la entrevista es confirmar que eres el candidato adecuado para el equipo y la empresa. A priori, si has llegado a este punto, todo parece indicar que tu perfil corresponde a la oferta en cuestión. A estas alturas, es preferible ser natural y dejar un buen feeling y una impresión de saber estar. El director debe salir convencido de que, humanamente, eres adecuado para la empresa. Más vale mostrarse sencillo y espontáneo que actuar.

Aunque entrevistarse con el director de la empresa puede impresionarte, no tiene por qué ser la entrevista más difícil. Sin embargo, no has de olvidar que este encuentro sí requiere mucha energía y preparación para que, al terminar, ambos tengáis de verdad ganas de trabajar juntos.

¡Buena suerte!

Traducido por María Gutiérrez

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Cécile Pichon

Psychologue du travail, Coach et Consultante RH

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: