Qué es y cómo superar un test de idioma en la entrevista

Cómo superar un test de idioma en la entrevista

Hasta hace unos años, tener conocimientos de un idioma extranjero podía abrir puertas en el mercado laboral con facilidad. Sin embargo, hoy en día, encontrar requisitos de idiomas en las ofertas de empleo que se publican a diario se ha convertido en algo habitual. Parece que lo que antes era un “plus”, es ahora algo casi indispensable para numerosos puestos de trabajo, por lo que muchas empresas han ido incorporando test de idiomas a sus procesos de selección. ¿En qué consisten estos tests y cómo superarlos con éxito? Te contamos todo lo que necesitas saber para presentarte a la prueba con la sensación de tenerlo todo bajo control.

Qué es un test de idioma

Para los puestos en los que el uso de un idioma extranjero en el día a día es obligatorio, los seleccionadores necesitarán incorporar un test de idioma a la entrevista de trabajo para evaluar cómo estás de familiarizado con una lengua. A día de hoy, se trata de una herramienta fundamental de la que se sirven los responsables de selección para poner a prueba tu dominio del idioma de forma rápida y precisa.

Do you speak English?

Si es el inglés el idioma que se requiere para el puesto, la prueba más común que suele pedirse es el Test of English for International Communication (TOEIC). Aunque este test no deberás realizarlo durante la entrevista, sí es muy posible que te lo soliciten para poder seguir adelante como candidato en procesos de grandes empresas. Se trata de un test con un total de 200 preguntas, que evalúa tanto tu nivel de comprensión oral como escrita, que utilizan más de 14.000 organizaciones de 180 países, así que puedes hacerte una idea de su popularidad a día de hoy.

Otro de los tests para medir tus destrezas comunicativas en inglés es el Linguaskill Business, que recientemente ha sustituido al antiguo BULAT (Business Language Testing Service). Esta prueba está focalizada en el entorno laboral y es uno de los certificados ESOL (English for Speakers of Other Languages) otorgados por la Universidad de Cambridge. Los responsables de selección pueden pedirte que realices este test durante la entrevista para medir tus habilidades lingüísticas en un entorno laboral, obteniendo los resultados de tu prueba en 48h.

Tests para otros idiomas

Más allá de pruebas específicamente diseñadas para el inglés, hay algunas organizaciones que optan por otro tipo de tests que permiten evaluar el dominio de diversas lenguas. Uno de ellos es el Bright (aunque para realizarlo es necesario desplazarse a centros autorizados, por lo que rara vez se propondrá durante una entrevista) y que puede evaluar hasta un total de 11 idiomas. En la misma línea, Easyspeaking es otro de los tests en auge. Es 100% online, así que no es necesario desplazarse y puede realizarse en un tiempo más reducido que los anteriores. Inglés, francés, alemán e italiano son los cuatro idiomas para los que te pueden solicitar que realices esta prueba.

¿En qué contextos es habitual un test de idioma?

La revolución digital ha logrado desdibujar muchas fronteras y, como consecuencia, el test de idioma es hoy en día la norma, y no tanto la excepción, para poder optar a muchos de los puestos de trabajo que se ofertan. En un contexto laboral cada vez más exigente, el dominio de un segundo idioma se ha convertido en algo fundamental para:

  • Puestos en organizaciones en proceso de expansión internacional, o con sedes en otros países.
  • Empleos en la sede española de una empresa extranjera, donde será habitual la comunicación en la lengua madre de la compañía.
  • Puestos en empresas con gran cantidad de trabajadores de otras nacionalidades.
  • Para empleados del sector turístico.
  • Procesos de selección para trabajar en organismos oficiales, por ejemplo en puestos en instituciones de la Unión Europea.

5 consejos para superar la prueba con éxito

1. Mantén la calma

Aunque suene a tópico, mantener la calma es algo fundamental. Seguramente vas a tener que lidiar con esas inseguridades que puedan aflorar en un primer momento, por ejemplo, cuando temes que tus capacidades en el idioma en cuestión estén algo oxidadas. Para tratar de evitarlo, haz un repaso general de tus conocimientos y “desoxídate” con un buen libro o alguna serie o película en ese idioma.

Es natural estar nervioso antes de realizar un test en una entrevista, pero para lograr superar esa primera fase, lo mejor que puedes hacer es aceptarla. Permite que los nervios te acompañen al principio, ¡pero ves ahuyentándolos poco a poco!

2. Conoce la empresa

Para ayudarte a mantener la confianza durante la entrevista, puedes empezar a preparar la prueba conociendo la empresa en profundidad. Deberás fijarte en:

  • Sector y actividad
  • Departamentos, estructura y número de trabajadores
  • Implantación y expansión internacional
  • Detalles del producto o servicio que ofrece
  • Últimas noticias sobre la empresa

Esta información te ayudará a contextualizar por qué se busca a alguien con un conocimiento de una cierta lengua extranjera para ocupar el puesto y qué nivel de idioma se espera del futuro empleado. Por ejemplo, no se pedirán los mismos conocimientos para un empleado en una recepción de hotel, que para un responsable de comunicación de una empresa o para un miembro del equipo tech.

3. Prepara el vocabulario que vayas a necesitar

No todos los tests de nivel son iguales y no todas las empresas van a realizar el mismo tipo de examen. Pero lo que seguro vas a necesitar para aprobar el test con nota es conocer las palabras clave del ámbito en el que se enmarca la organización. Como ya la conoces más en detalle, ahora es solo cuestión de identificar ese vocabulario específico.

Haz una lista para que no se te escape ninguna palabra importante que pueda hacer tambalear tu discurso y no te olvides incluir expresiones que puedan serte útiles. Y para vehicular tu discurso con fluidez, recuerda los conectores. ¡Te serán de gran ayuda!

4. Prepara las preguntas habituales

“A partir de ahora, seguimos la entrevista en inglés”. ¿Te suena, verdad? Y en ese momento se empieza a desencadenar una batería de preguntas cuyas respuestas deberás bordar para demostrar tu dominio del idioma. Estas son algunas de las que te recomendamos llevar bien aprendidas:

  • Háblame de ti - Una pregunta aparentemente sencilla de responder, pero tal vez en ese momento puedas quedarte en blanco. Llévala bien preparada para mostrar tu lado más personal, más allá del entorno profesional.

  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Y tus puntos débiles? Un clásico. Aquí responder con asertividad es un factor clave, así que asegúrate de saber transmitir en ese idioma cuáles son tus puntos fuertes. Selecciona también tus puntos débiles para integrarlos en tu discurso para que sumen, y no resten.

  • ¿Dónde te ves en cinco años? Aquí tal vez se te pueda permitir divagar, porque es difícil hacer una predicción acertada. Pero asegúrate de que sea la incertidumbre la responsable de una respuesta inexacta, y no un flojo dominio del idioma.

  • ¿Por qué quieres trabajar con nosotros? Tal vez tienes la respuesta a esa pregunta muy clara en tu cabeza. Pero, ¿sabes expresarla del mismo modo en el idioma que requiere ese puesto?

  • ¿Por qué deberías ser tú quien ocupe este puesto? A estas alturas de la prueba, el objetivo deberá ser poner el broche final con argumentos convincentes.

5. Test escrito versus test oral

Según las necesidades del puesto y cuáles vayan a ser tus tareas del día a día, los tests de idiomas que te propongan los responsables de selección pondrán a prueba tanto tu nivel de comprensión escrita, oral o ambas. Para poder prepararte lo mejor posible, puedes tratar de averiguar qué tipo de test tendrás que realizar durante la entrevista, por ejemplo, en una fase anterior del proceso o mediante un cordial email al seleccionador.

  • Test escrito. Va a medir tus habilidades de comprensión lectora y de redacción, así que te recomendamos practicar gramática y sintaxis. Puedes hacerlo a través de webs especializadas en aprendizaje de idiomas con tests que puedas realizar online. Incluso para pruebas específicas como el TOEIC o el Bright, hay disponibles exámenes de muestra para poder practicar.

  • Test oral. Esta parte de la prueba va a evaluar tu capacidad de comprensión y expresión oral en el idioma, es decir, tu capacidad para entender y participar en una conversación. No solo deberás demostrar fluidez al responder preguntas específicas, sino que también deberás comprender determinadas situaciones laborales cotidianas para poder desenvolverte con facilidad.

Aunque cualquier test durante la entrevista de trabajo puede resultar intimidante, ha llegado el momento de convertir la prueba de idioma en una oportunidad. Ahora que ya sabes cómo superarlo, ¿por qué no convertirlo en un aliado para embarcarte en tu próxima aventura profesional?

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Núria López

Periodista freelance

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: