"Llegué para estudiar, dejé mi trabajo y acabé convirtiéndome en autónomo"

Pasar de empleado a autónomo, testimonio

Este artículo forma parte de nuestra sección Work In, una serie de guías en inglés sobre varias ciudades europeas, encontrarás artículos y vídeos con todo lo que necesitas saber para instalarte en tu nueva ciudad. Primera parada: Barcelona.

Después de mudarse de un continente a otro y desarrollar una carrera profesional en una de las mejores agencias de publicidad de Barcelona, el mexicano Pablo Fernández decidió abandonar la seguridad del horario de nueve a cinco para perseguir sus ambiciones artísticas como ilustrador autónomo y director de publicidad creativa. Siete años después, más feliz que nunca, su trabajo puede verse en diferentes lugares de Barcelona.

¿Podrías contarnos un poco sobre ti?

Me llamo Pablo, pero me suelen llamar Pabs, y soy de Querétaro, cerca de la Ciudad de México. Cuando era pequeño, no era el típico niño que jugaba a la pelota todo el día. Me gustaba estar con mis amigos, pero también pasaba mucho tiempo en mi propio mundo, dibujando, creando cuentos o jugando con Playmobil. Supongo que siempre he sido una persona creativa.

Leer también en : Trabajadores

Gestión del tiempo: "He probado la técnica Pomodoro"

¿Por qué viniste a Barcelona?

Vine para estudiar un máster en Diseño Gráfico. Quería cursar estudios en el exterior y me interesaba conocer Europa. Así que indagué sobre distintos programas de estudios y, finalmente, encontré uno que me gustó en Barcelona. En aquel entonces aún era fácil encontrar pisos a un precio asequible, por lo que mudarme no fue muy difícil. Después, estudié un posgrado en Publicidad Creativa en la escuela de negocios ESADE y, puesto que al acabar los estudios me ofrecieron un trabajo, acabé quedándome en la ciudad.

image

¿Por qué decidiste convertirte en trabajador autónomo?

Primero trabajé como copywriter para campañas de televisión y me encantaba. Pero mi verdadera pasión es ilustrar, así que empecé a dedicarme un poco a ello en mi tiempo libre. Poco a poco fui concentrándome en ese ámbito y ni siquiera la estabilidad financiera de mi trabajo fue motivo suficiente para hacerme cambiar de opinión.

Sabía que crear mi propia agencia me permitiría combinar mi experiencia profesional en publicidad con la ilustración. Hoy en día, he desarrollado un estilo fácilmente reconocible y puedo elegir proyectos que me permitan dejar mi huella. Por ejemplo, actualmente trabajo mucho en la comunicación de un hospital local y también me encargo del diseño gráfico de una página de entretenimiento nacional que estoy ayudando a desarrollar.

¿Socializas con otros autónomos?

¡Por supuesto! No podría no hacerlo. Cuando empecé, me uní a un grupo de ilustradores en el que hice muchos amigos y contactos. Hay un montón de grupos similares que puedes encontrar en Internet y redes sociales. También trabajo en espacios de coworking, que son geniales porque están en todas partes, te permiten conocer a muchas personas y crear un espíritu comunitario.

Además, hay muchos eventos de networking, aunque no para todos los sectores. Por ejemplo, existe una gran comunidad de programadores que se reúnen con regularidad, pero esto es menos común en el sector de la ilustración, pues es más competitivo.

image

¿Cómo es la vida de un autónomo en Barcelona, en comparación con la de una persona con un trabajo tradicional?

Hay ventajas e inconvenientes en ambos casos. Trabajar en una compañía es genial porque formas parte de un equipo, pero el ritmo de trabajo a veces es frustrante. La jornada laboral en España puede ser bastante larga, lo que significa que puedes pasar horas frente al ordenador, sin importar cuánto trabajo tengas. Por el contrario, cuando trabajas como autónomo, optimizas tu tiempo: trabajas cuando hay trabajo por hacer y sales y disfrutas de la ciudad cuando no lo hay. Por el contrario, los autónomos no reciben un salario mensual, sino que un mes puedes ganar mucho dinero y el siguiente nada en absoluto, lo que puede resultar muy estresante.

Muchas personas afirman que trabajar como autónomo en España es caro y complicado, ¿tú qué opinas?

El proceso para registrarse como autónomo es fácil y gratuito si lo haces por ti mismo. Lo que desanima a muchas personas es que, además de pagar el impuesto sobre la renta y el IVA, pagas una cuota de autónomo fija y mensual de casi 300 euros a la Seguridad Social, lo que significa que debes conseguir suficiente trabajo para que este estilo de vida sea viable. Sin embargo, lograr esto puede ser incluso más fácil que conseguir cobrar por tus servicios: con frecuencia, las empresas tardan entre 60 y 90 días en hacer sus pagos, por lo que tienes que estar constantemente detrás de ellas.

Gestionar la contabilidad también es complicado, en especial si haces facturas para el exterior o deseas deducir gastos, y también puede ser difícil obtener información o asesoría en función del sector. Por ejemplo, hay una agencia del ayuntamiento llamada Barcelona Activa que brinda mucho apoyo a empresarios y startups, pero no tanto a artistas y a diseñadores.

A pesar de todo, las cosas se están volviendo más fáciles, pues ahora puedes combinar el trabajo de autónomo con el de empleado, darte de baja en el registro de autónomos varias veces al año y pagar una cuota de tan solo 50 euros durante tus primeros meses de actividad.

image

image

¿Por qué crees que cada vez más autónomos internacionales eligen vivir en Barcelona?

Muchas personas vienen para pasar las vacaciones o estudiar y se enamoran de la ciudad. Además, los autónomos que trabajan para empresaas extranjeras suelen quedarse aquí porque Barcelona les permite reunir lo mejor de ambos mundos: recibir una buena remuneración y pagar un alquiler que no es tan alto como en otras ciudades europeas.

¿Cómo ha sido la experiencia de los autónomos que conoces?

Ha sido bastante similar, aunque algunos sectores son más complicados que otros. El mío está un poco saturado, hay muchas personas en las industrias creativas que compiten por el mismo trabajo, mientras que en programación, por ejemplo, hay más trabajo que programadores.

El idioma es otro factor importante. Los extranjeros suelen pasar mucho tiempo entre ellos, pero si deseas integrarte y conseguir oportunidades, es necesario aprender español y catalán. A pesar de ello, cada vez hay más oportunidades en inglés, pues es un idioma que no todos aquí dominan.

image

¿Qué consejo darías a quienes están considerando un cambio profesional como el tuyo?

Tienes que creer que va a funcionar. A menudo nos limitamos a trabajos que no nos hacen sentir plenos solo por la seguridad y, aunque es difícil trabajar como autónomo al principio, todo sale bien al final: solo debes ser paciente. Ser autónomo es como crear tu propio negocio, se trata de algo que toma tiempo. Debes tener una actitud proactiva y esforzarte al máximo, enviar tantos correos como sea posible, encontrar tu comunidad y conseguir el apoyo de las personas que hacen cosas similares. Además, debes recordar que algunos proyectos te dan dinero, otros te aportan prestigio y otros te proporcionan satisfacción. Y los tres valen la pena.

“Recuerda que hay proyectos que te dan dinero, algunos que te dan prestigio y otros que te proporcionan gozo, y los tres valen la pena”.

¿Algún consejo personal?

Depende del sector, pero mi recomendación es unirse a un espacio de coworking. Asimismo, llevar tarjetas de visita, que aunque ya no se utilizan mucho, son una excelente manera de hacer contactos y lograr que los demás te recuerden. Otro consejo es trabajar en equipo. Hay muchos proyectos que solo fueron posibles por haberme unido a alguien más.

Por último, encuentra un contable para que se encargue de toda la contabilidad y, de ser posible, reúne un capital inicial para todos los gastos y facturas imprevistos.

Además de las oportunidades laborales, ¿qué tiene Barcelona, en términos de estilo de vida, que la convierte en una ciudad tan atractiva?

Es muy fácil vivir aquí. El clima es maravilloso, los precios no son muy altos y la ciudad es pequeña, así que puedes llegar a todas partes a pie. Ofrece una vida sencilla, pero para mí es perfecta. También creo que es una ciudad más abierta y libre que México. Las personas son muy auténticas y tratan a todos por igual, sin importar cuál sea su trabajo. En otros lugares lo primero que te preguntan es en qué trabajas, mientras que aquí la cuestión es qué vamos a hacer hoy.

Traducido por Andreína Gil Cabrera

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Freelance writer based in Barcelona. He has a background in education and languages and has lived in the UK, Italy and Spain.

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: