¿Qué países europeos sacan mejor nota en derechos laborales?

Derechos laborales: la protección social alrededor de Europa

Los países europeos invierten cada año millones en prestaciones relacionadas con el empleo: baja por maternidad, vacaciones pagadas, salario mínimo, jubilación, formación, baja por enfermedad, calidad de vida laboral… ¿Cuáles son los países europeos con mejor protección social en el trabajo?

En Welcome to the Jungle analizamos la situación de los derechos de los trabajadores en Europa.

Las condiciones mínimas de la Unión Europea

No existe un sistema de seguridad social europeo. Cada Estado miembro de la Unión Europea mantiene su propio sistema nacional con sus propias particularidades, y la legislación europea se limita a coordinar dichos sistemas con el fin de proteger la libre circulación y el libre intercambio. En caso de no existir ningún acuerdo, Europa establece aun así unas exigencias mínimas a respetar en múltiples ámbitos y se compromete a mejorar las condiciones de trabajo en su territorio. Desde el punto de vista internacional, los sistemas europeos de protección social gozan de buena reputación, y algunos se toman incluso como modelo a seguir.

En caso de no existir ningún acuerdo, Europa establece aun así unas exigencias mínimas a respetar en múltiples ámbitos, y se compromete a mejorar las condiciones de trabajo en su territorio.

Derechos sociales: buenos y malos alumnos

En dos estudios recientes realizados por las agencias Glassdoor y Deloitte se han comparado los sistemas de seguridad social de toda Europa (el primero analiza 14 países, 26 el segundo). En la mayoría de países europeos todos los derechos sociales están garantizados, pero su aplicación puede presentar grandes diferencias entre un país y otro. En términos generales, Dinamarca, Francia y España se señalan como los países más generosos, mientras que en Irlanda, Reino Unido y Suiza, los derechos son más limitados.

En la mayoría de países europeos todos los derechos sociales están garantizados, pero su aplicación puede presentar grandes diferencias entre un país y otro.

Baja por maternidad

La Unión Europea garantiza una baja por maternidad mínima de 14 semanas. Sin embargo, la compensación y la duración máxima de dicha baja pueden variar considerablemente. En esta categoría, Reino Unido aparece como uno de los países más generosos, con 52 semanas de baja de las cuales 39 están remuneradas al 90% durante las primeras seis semanas (y hasta 160 euros por semana durante las semanas siguientes). Le siguen Irlanda, con 42 semanas, de las cuales 26 están pagadas a una tarifa única de 188 euros por semana. Alemania, España, Países Bajos, Francia, Austria y Dinamarca ofrecen en mayor o menor medida las 14 semanas estipuladas, remuneradas al 100%.

Baja por paternidad

Esta baja no está regulada por la Unión Europea. En este caso se observan también grandes diferencias entre países, donde encontramos a Finlandia, por un lado, que ofrece 45 días de baja a los padres, seguida de Francia (11) y Bélgica, Dinamarca, Noruega, Suecia y Reino Unido, que ofrecen 10 días. Por otro lado, los Países Bajos ofrecen 5 días e Italia solo 2; Austria, Alemania, Irlanda y Suiza no permiten ninguno. España, por su parte, ha aprobado recientemente la ley que ampliará el permiso de paternidad de 5 a 16 semanas en el plazo de dos años, para igualarlo al de maternidad.

Permiso parental

La Unión Europea garantiza a cada progenitor el derecho a solicitar un permiso para poder ocuparse de sus hijos hasta que estos cumplan los 8 años, durante un mínimo de 4 meses. Sin embargo, no se precisa cuánto dinero recibirán durante el permiso. Francia y Alemania autorizan un máximo de 156 semanas de permiso, con una remuneración de 600 euros al mes durante seis meses, o hasta que el bebé cumpla tres años si los padres tienen varios hijos. Por el contrario, Suiza no ofrece esta posibilidad y Bélgica garantiza la baja durante 17 semanas con 800 euros al mes, mientras Reino Unido e Irlanda solo ofrecen 17 semanas de permiso, las cuales no siempre están remuneradas.

La Unión Europea no precisa cuánto dinero se recibirá durante el permiso parental.

Vacaciones pagadas

En la UE se establece el derecho a un mínimo de cuatro semanas de vacaciones pagadas al año, sin incluir festivos. Los países donde más vacaciones pagadas se ofrecen son Suecia, Francia y Dinamarca (cinco semanas). No obstante, el número de días festivos varía en función del país. El calendario español sale ganando con 14 días festivos, seguido por Austria (13), Italia (12), Suecia, Finlandia y Grecia (11), Francia (10), y terminando con Suiza, donde solo disfrutan de cuatro días.

Baja por enfermedad

La remuneración por baja por enfermedad no está regulada en Europa, y varía considerablemente entre los distintos países. La más interesante se disfruta en los Países Bajos, donde los trabajadores pueden ausentarse durante 104 semanas (dos años) y percibir el 70% de su salario. Por el contrario, la remuneración solo está garantizada durante 28 semanas en Reino Unido (con unos 100 euros por semana), y durante 26 semanas en Francia (con un 50% del salario).

Subsidio por desempleo

En los países europeos, tanto la cantidad recibida por el subsidio por desempleo como el periodo que este abarca pueden variar. En general, este subsidio es muy generoso en Europa. En el podio encontramos a Dinamarca con un 90% del salario durante un máximo de 104 semanas, seguido por Bélgica, que garantiza el subsidio por desempleo durante un periodo indefinido, empezando por el 65% del salario durante las primeras trece semanas. Francia garantiza el 60% del salario durante un periodo de entre 16 y 52 semanas. Los salarios menos protegidos son los de Reino Unido e Irlanda, donde los trabajadores solo disfrutan de entre 66 y 84 euros por semana (dependiendo de la edad) durante unas 26 semanas, en el caso de Reino Unido, y de 188 euros por semana durante entre 22 y 33 semanas, en Irlanda.

Salario mínimo y desigualdades salariales

Las desigualdades salariales son el principal problema al que se enfrentan los trabajadores en Europa desde que comenzara la crisis financiera en 2008. Esta importante disparidad es particularmente visible en Portugal, Rumanía e Italia. A principios de 2019, el salario mínimo mensual superaba los 1.000 euros en solo ocho de los países europeos (España, Francia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Irlanda y Luxemburgo). El más elevado se encuentra en Luxemburgo, donde está fijado en 2.071 euros, y el más bajo lo encontramos en Bulgaria, con 286 euros.

Desigualdades entre hombres y mujeres

A pesar de que las desigualdades entre hombres y mujeres en Europa tienden a reducirse, siguen existiendo importantes diferencias entre ambos. El porcentaje de mujeres y hombres diplomados en estudios superiores en Europa es un claro indicador de ello. Según Eurostat, la media de las mujeres se estima en un 29,9% frente al 25,9% de los hombres, lo que supone una diferencia del 4%. Esta diferencia varía sensiblemente entre un país y otro: un 11% en Bulgaria, un 4,7% en Francia y un mínimo del 2,1% en Luxemburgo.

Jubilación

La mayoría de países de la Unión Europea establecen como edad mínima de jubilación los 65 años. Actualmente, solo Letonia permanece al margen con una edad mínima de 62 años. La remuneración bruta anual por la pensión de jubilación comprende entre un máximo de 8.000 euros en Luxemburgo y un mínimo de poco más de 400 euros en Malta. España, Grecia, Bélgica y Suiza ofrecen a sus ciudadanos una pensión de cerca de 2.000 euros brutos.

La remuneración bruta anual por la pensión de jubilación oscila entre un máximo de 8.000 euros en Luxemburgo y un mínimo de poco más de 400 euros en Malta.

Calidad de vida laboral

Según el estudio The Workforce View in Europe 2018, realizado cada año por ADP con casi 10.000 trabajadores de Francia, Alemania, Italia, Polonia, Holanda, España, Suiza y Reino Unido, casi una quinta parte de las personas interrogadas (el 18%) afirma sufrir estrés cada día, y tres de cada diez (el 30%) se sienten tan estresadas que se plantean cambiar de empleo. Polonia se lleva la palma como el país más estresado, donde más de una cuarta parte (el 27%) de los trabajadores declaran padecer estrés cotidiano, seguidos de cerca por los franceses y los británicos (el 20%). Los Países Bajos son los que menos sufren de estrés, con solo un trabajador de cada diez (el 10%). Sin embargo, en el momento en el que se realizó la encuesta, todos los países que participaron en la encuesta han experimentado un crecimiento económico y una bajada del desempleo. La buena noticia es que, en todo el continente europeo, el 79% de las personas interrogadas dicen sentirse optimistas. Una vez más, los trabajadores neerlandeses son los más optimistas (el 85%), mientras que los franceses ocupan la última posición (el 74%).

Francia, campeona en gasto social

“La solidaridad no supone un coste, sino una inversión que deriva en una sociedad más fuerte” - Louis Gallois, presidente del consejo de administración de PSA Groupe

Según un estudio de la Dirección de Investigación, Estudios, Evaluación y Estadísticas (DREES, por sus siglas en francés) sobre el importe y la repartición de ayudas destinadas a la jubilación y a la salud en Francia, publicado el 21 de junio de 2018, Francia es campeona de Europa en el gasto en prestaciones sociales. A título indicativo, en 2016 Francia invirtió más de 714.000 millones de euros en prestaciones sociales, lo que supone un 32,1% del PIB, frente a una media del 27,5% en los 28 países de la Unión Europea.

Encabezan la lista de gastos la salud y la jubilación, que suponen el 81% de los gastos en protección social, seguidos por las prestaciones familiares (8%) y los gastos laborales (6%). Según un informe publicado en 2016 por la agencia Glassdoor en colaboración con la OCDE, Francia es el segundo país más generoso en términos de ventajas sociales relacionadas con el trabajo (vacaciones pagadas, baja por maternidad/paternidad, permiso parental, baja por enfermedad, subsidio por desempleo), solo por detrás de Dinamarca.

Un modelo para los países de Europa del Este y del Sur

Los derechos sociales en Europa no son iguales entre los 28 países. Los sistemas más generosos se encuentran en el norte de Europa. Por el contrario, la mayor diferencia entre el 20% más rico y el 20% más pobre se observa en la Europa mediterránea, mientras que los salarios más bajos se encuentran en Europa del Este. Paradójicamente, es en esos países donde los ciudadanos asocian más la Unión Europea con el ideal de protección social. Según el Eurobarómetro, un sondeo realizado en abril de 2018 entre 27.601 ciudadanos procedentes de los 28 países europeos, el 60% de las personas interrogadas estimaba que la adhesión de su país a la UE es algo bueno, y el 32% consideraba que el sistema de protección social debería ocupar un lugar central en las elecciones europeas (celebradas en mayo de 2019). El “modelo social europeo” se está integrando por tanto entre los 28 países de manera progresiva y se encuentra en plena expansión.

Traducido por Rocío Pérez

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Gabrielle

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Trabajar en el extranjero

¿Siempre soñaste con trabajar fuera de tus fronteras? Encuentra en nuestras guías de ciudades internacionales toda información útil sobre el mercado …

Irse a trabajar a Ámsterdam

Ámsterdam no son solo bicis, queso gouda, canales y tulipanes. Es también una ciudad muy dinámica y cosmopolita en la que casi no hay paro.

Irse a trabajar a Kuala Lumpur

Descubre el sudeste asiático entre rascacielos e islas paradisíacas. Calidad de vida envidiable, ambiente de trabajo cosmopolita y buenos sueldos.

Irse a trabajar a París

La capital francesa no necesita presentación, pero para que tu mudanza y la búsqueda de empleo sean un éxito, te contamos todo lo que necesitas saber.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: