Cómo obtener ‘feedback’ en el trabajo (también en remoto)

Cómo obtener ‘feedback’ en el trabajo (también en remoto)

El ‘feedback’ es una herramienta de desarrollo muy valiosa que te servirá como guía en tu carrera profesional: te permite comprobar en qué puedes estar fallando para así poder mejorar. Si en circunstancias normales pedir ‘feedback’ ya es complicado, la presión aumenta si la coyuntura te obliga a hacerlo a distancia. Te contamos por qué comunicarte con tu mánager y recibir críticas constructivas es igual de necesario en tiempos de teletrabajo y cómo ponerlo en práctica de forma eficaz.

Recibir feedback en el entorno laboral es un elemento clave para tu futuro: te ayudará a crecer en tu carrera e incluso a desarrollar tus soft skills. Para ello, saber cómo pedirlo es tener la mitad de la batalla ganada y, aunque parece simple, la realidad es que a la mayoría de las personas nos cuesta enfrentarnos a una conversación difícil. Y si a esto le añadimos que el entorno digital no facilita este tipo de encuentros, las cosas se complican.

Sin embargo, encontrar el momento para solicitar feedback cuando estás trabajando en remoto puede beneficiar tu carrera no solo a largo plazo, también en el día a día. Las razones son varias: te ayudará a ser más eficiente y lograrás implementar cambios en tu rutina laboral de manera gradual y ordenada. Pero, sobre todo, tendrás una opinión crítica acerca de tu trabajo, tan necesaria cuando trabajas solo desde casa. ¿Las claves para pedirle a tu jefe una crítica constructiva? La práctica y la preparación.

1. Propón una reunión o una videollamada

Seamos claros, pedirle una reunión a tu mánager es complicado. Muchas veces las reticencias pueden deberse a la timidez (para no molestarle o no abusar de su tiempo) o al temor a escuchar un feedback negativo. Pero ha llegado el momento de asumir la responsabilidad, echar mano de tu iniciativa y encontrar el momento adecuado para tener esa conversación.

Es preferible que el encuentro sea cara a cara, pero si no se dan las circunstancias idóneas para realizarla en la oficina, plantea una videollamada. Un encuentro virtual de este tipo es 34 veces más efectivo que un simple correo electrónico. Esto se explica porque los gestos, el tono de voz o la mirada, es decir, los elementos de la comunicación no verbal, persuaden mucho más a tu interlocutor que el propio mensaje. En cualquier caso, huye de las llamadas telefónicas y la mensajería instantánea.

Y si estás teletrabajando, lo más conveniente es hacerlo a través de un correo electrónico donde especifiques el objeto de la reunión y tus intenciones. Lo ideal es aclarar que no será una reunión larga ni formal, sino una charla que te sirva para valorar tu rendimiento y mejorar en el futuro.

2. Explica por adelantado sobre qué aspectos necesitas feedback

Dejar claro sobre qué temas necesitas feedbackfacilitará a tu mánager ajustarse a tus necesidades y preparar la reunión de la manera más eficiente posible. Incluye en el mensaje una pequeña lista de aspectos que desearías tratar durante la reunión o videollamada. Intenta ser concreto y no irte por las ramas.

Si os reunís de forma periódica para charlar sobre cómo van las cosas en el trabajo, una buena idea es tener una libreta actualizada donde vayas apuntando los temas que deseas abordar en los próximos encuentros. Incluso puedes tener una especie de diario de trabajo, si eso te ayuda a mantenerte organizado y a recordar todas aquellas cuestiones que no quieres que te pasen por alto.

Por lo general, los aspectos sobre los que necesitarás feedbackse concentran en tres grandes bloques.

  • Relación: cómo han sido los contactos que has tenido con tu mánager.
  • Producto o servicio: el grado de satisfacción con el trabajo entregado.
  • Objetivos: si has cumplido las expectativas con respecto a tu puesto.

3. Prepara dudas y preguntas

Al planificar la reunión, redacta una lista con las preguntas o dudas que quieres plantearle a tu mánager. Te ayudará a sentirte mentalmente preparado.

  • Lleva contigo una lista de preguntas que puedan servirte como punto de partida. Por lo general, se irán contestando conforme la reunión avance, pero tenerlas escritas te ayudará a reconducir la charla si esta no avanza en la dirección que esperas.

  • Además de emplear un lenguaje positivo, conviene evitar las frases con sentido vago, abstracto o ambiguo. Mejor formular preguntas concretas. Por ejemplo, ¿cómo valoras el resultado general de este proyecto y mi papel en él? ¿Cómo crees que podría haber ido mejor? ¿En qué crees que debo mejorar?

  • No te ciñas a los aspectos negativos y pregunta por aquellos positivos. No se trata simplemente de corregir errores y problemas, sino también de tomar el pulso de aquellos aspectos que podrían mejorar la experiencia del equipo, para poder potenciarlos o pulirlos.

4. Prepárate para recibirlo

Si pides feedback, debes estar preparado para recibirlo. Puede que tengas que escuchar escuchar críticas sobre algunos aspectos de tu trabajo, pero recuerda que no son gratuitas y analízalas desde un punto de vista pragmático, no emocional. Así evitarás darle alas al síndrome del impostor y ayudará a que mantengas una actitud realista.

Una de las claves para que el intercambio con tu mánager sea positivo es crear un ambiente de cooperación que ayude a que la comunicación sea eficiente y constructiva. Para ello, te será muy útil poner en práctica algunas de las claves de la CNV (Comunicación No Violenta), por ejemplo:

  • No juzgues a tu interlocutor. Si comienzas a hacer juicios de valor se establecerá un clima incómodo con el que saldrás perdiendo. Recuerda que no se trata de un enfrentamiento.

  • Identifica y expresa tus sentimientos. Expresar tu propia vulnerabilidad puede ayudar a resolver conflictos o situaciones de comunicación difíciles. No intentes ser perfecto: si no entiendes algo, lo mejor es preguntar.

  • Distánciate de la crítica. Si en algún momento de la reunión te sientes menospreciado o humillado, concédete un minuto para marcar distancia y tomar las riendas de tus emociones. Piensa que están juzgando tu trabajo, no a ti como persona.

5. Qué hacer con el feedback recibido (también en remoto)

Durante la reunión, apunta los pensamientos y observaciones que te vayan surgiendo para poder reflexionar sobre ellos más adelante. No tengas miedo de apuntar también cómo te has sentido durante la reunión: te ayudará con tu proceso de crecimiento. Al terminar con la reunión, lo ideal sería tener una lista de preguntas y dudas respondidas sobre cómo mejorar en tu trabajo.

  • Repasa todo lo que habéis hablado y subraya aquello que puedas implementar de inmediato.

  • Piensa en aquellos cambios que vayan a requerir más tiempo y traza una estrategia para implentarlos.

  • Propón otra videollamada o reunión, transcurrido un tiempo, para valorar cómo has ido aplicando esos cambios a tu trabajo.

  • Si estás teletrabajando, solicita un seguimiento por chat donde puedas comentar con tu mánager pequeñas metas o logros que te ayuden a saber que vas por el camino correcto hasta la siguiente videollamada.

Mantener un contacto fluido y constructivo con tu mánager es fundamental para poder seguir avanzando en tu carrera. Así que no dudes en solicitar feedback con regularidad, aunque estés trabajando desde casa. Hay una gran variedad de plataformas que te ayudarán a seguir en contacto de manera virtual, así que no esperes más y empieza a anotar todas aquellas cuestiones que te gustaría comentar con tu mánager.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Olga Tamarit

Freelance Content Creator

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

La EdTech ha llegado para quedarse

La EdTech es un sector en expansión, pero aún estamos lejos de poder decir que tecnología y educación van de la mano en España.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: