Creativos, ingeniosos, torpes: qué hay de cierto en los clichés sobre los zurdos

Qué hay de cierto en los clichés sobre los zurdos

En tu opinión, ¿qué tienen en común Einstein, Mozart, Steve Jobs, la reina Victoria de Inglaterra, Rafael Nadal, Jimi Hendrix, Miguel Ángel y Barack Obama? ¿No lo sabes? Al igual que entre un 8 % y un 15 % de la población mundial, todos estos personajes son o fueron zurdos. Pero, ¿cuál es la razón por la que algunas personas utilizan la mano izquierda en lugar de la derecha? El misterio que rodea la “lateralidad” del ser humano lleva décadas siendo motivo de experimentos científicos. Pero no te inquietes, este término simplemente designa el hecho de realizar determinadas actividades, como escribir, cepillarse los dientes, dibujar o lanzar cosas, con una mano en vez de con la otra. Sin embargo, ¿es cierta la creencia de que los zurdos tienen más probabilidades de ser genios que los diestros? Distingamos entre mitos y realidad.

1ª creencia: los zurdos son mejores deportistas que los diestros

Todos tenemos los mismos músculos, órganos, tendones, etc. No obstante, una minoría de seres humanos emplea su mano izquierda en lugar de la derecha. ¿Por qué motivo? ¿Qué dice esto de nuestras predisposiciones naturales? Más que una simple preferencia, esta singularidad conocida comúnmente como lateralidad o zurdera, es un indicador interesante de cómo se organiza la división de tareas en el cerebro, tal y como señala el profesor Sebastian Ocklenburg, del departamento de investigación neurocientífica de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania). “Para ver un ejemplo concreto, observemos el lenguaje: los diestros utilizan principalmente el hemisferio izquierdo (95 %) para gestionarlo, y son muy pocos los que emplean el derecho (5 %). En el caso de los zurdos, el número de personas que gestiona el lenguaje desde el lado derecho del cerebro es más considerable: un 25 %”.

Pero esto no es todo. Según un estudio australiano publicado en 2006 en la revista Neuropsychology, las conexiones entre los hemisferios del cerebro también son más rápidas y numerosas en las personas zurdas, lo que podría darles ventaja a la hora de tratar la información. No obstante, “todavía no se ha demostrado nada en ese sentido”, atenúa el investigador alemán. Al mismo tiempo, algunos científicos estiman que el funcionamiento distinto del cerebro podría ser la explicación del buen rendimiento de los zurdos en determinadas disciplinas.

De hecho, el 25% de los jugadores de béisbol profesionales son zurdos, mientras que este porcentaje debería ser muy inferior, ya que solo entre un 8 % y un 15 % de los seres humanos presenta esta característica. Algo que es todavía más sorprendente es que, en el caso de los deportistas de alto nivel que participan en competiciones donde el tiempo de reacción es corto, como el tenis de mesa o el bádminton, el porcentaje de zurdos es todavía más elevado. ¿A qué se debe esto?

Si bien hay estudios que consideran que los zurdos son más hábiles a la hora de encontrar soluciones diversas e ingeniosas para un determinado problema (lo que se conoce también como pensamiento divergente) gracias a unas facultades cognitivas particulares, otros defienden que se trata simplemente de un efecto sorpresa. Al no estar acostumbrados a entrenar con zurdos, los diestros se pueden encontrar en desventaja frente a estos adversarios que, por su parte, sí están acostumbrados a estar rodeados de competidores diestros. Entonces, ¿a quién creer? Parece lógico que el pez (también existen animales zurdos y diestros) que gira a la izquierda cuando todos los demás giran a la derecha tiene más posibilidades de escapar de los depredadores, ya que los perturba. Sin embargo, la hipótesis que sugiere una superioridad cognitiva todavía no ha sido demostrada.

Leer también en : Trabajadores

Miedo a convertirse en el empleado ‘difícil’: ¿podemos acabar con él?

2ª creencia: los zurdos tienen una predisposición natural para las disciplinas artísticas

Algunos científicos defienden que el hemisferio derecho del cerebro, donde residen nuestras funciones de análisis espacial y artístico, está generalmente más desarrollado en el caso de los zurdos, lo que haría que, inevitablemente, fueran más creativos. Siguiendo este razonamiento, no es extraño que entre los zurdos exista una mayor representación de músicos, pintores, arquitectos, diseñadores, etc. Después de todo, Pablo Picasso, Leonardo da Vinci o Rembrandt, por citar algunos, eran zurdos. Sin embargo, ¿existen pruebas científicas sólidas que confirmen esta tesis?

“Es cierto que existen estudios bastante antiguos que defienden esta idea”, recuerda el profesor Sebastian Ocklenburg. “Una investigación realizada en 1979 en la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) revelaba que la proporción de estudiantes zurdos en música y artes visuales era superior que en ciencias”. Dos años más tarde, en 1981, el estadounidense Anthony Newland, de la Universidad de Virginia, publicaba un estudio después de haber realizado una prueba de creatividad a 96 zurdos y 96 diestros que demostraba, una vez más, que los zurdos presentan una mayor creatividad.

Por desgracia, un estudio realizado con una pequeña muestra no representativa no significa apenas nada científicamente. Pero una encuesta en línea a 20.539 personas organizada por la Universidad de Groninga (Países Bajos) trató una vez más de evaluar la creatividad de zurdos y diestros. ¿Cuál fue el resultado? No hubo diferencia alguna entre ambos. No obstante, el estudio reveló que los individuos totalmente diestros o zurdos (raras son las personas que son diestras o zurdas de la mano, el ojo y el pie al mismo tiempo) dedican más tiempo a actividades artísticas y poseen más “talento” que los demás. ¿Coincidencia? Es un misterio. “Por tanto, volvemos a ver que la prevalencia artística de los zurdos es infundada”, según concluye el investigador de la Universidad de Bochum.

3ª creencia: los zurdos son más torpes

Tendríamos que preguntarnos por qué los seres humanos nos obstinamos en pensar que hay grandes diferencias entre zurdos y diestros. ¿No has oído nunca decir que los zurdos presentan más problemas de salud mental, que viven menos tiempo o que están menos satisfechos sexualmente que los diestros? ¿No serán simplemente estigmas que afectan a aquellos que simplemente prefieren utilizar su mano izquierda?

Durante siglos, y en la actualidad todavía en algunos países, la mano izquierda estuvo asociada al vicio y al pecado. En la mayor parte de los textos sagrados de las religiones monoteístas, las prohibiciones relacionadas con la mano izquierda, “la mano del diablo”, son numerosas, en especial en lo que se refiere a usos de gran valor simbólico, como santiguarse o consumir alimentos. Incluso la Biblia precisa que los justos estarán a la derecha del Señor y entrarán al paraíso, mientras que los pecadores se situarán a su izquierda e irán al infierno. Estas ideas preconcebidas, grabadas en el inconsciente colectivo, han tenido un impacto importante en la vida de los zurdos.

No hace tanto, por ejemplo, en España aún se les obligaba a escribir con una mano atada a la espalda, se les golpeaba en los dedos con una regla en la escuela, se les insultaba, etc. Si bien algunos aprendieron a adaptarse llegando a ser, de algún modo, ambidiestros, para las personas totalmente zurdas era muy difícil respetar esta norma social. Además, esta es la razón por la que en el lenguaje común seguimos asociando la zurdera con la torpeza, pues hay quien considera que un zurdo tiene tendencia a perder sus puntos de referencia al utilizar la mano derecha y, por lo tanto, tiene más probabilidades de que todo le salga mal si le obligamos a utilizar su mano “mala”.

En Europa, el final de la estigmatización contra los zurdos es bastante reciente: coincide con el final de la Primera Guerra Mundial. Cuando decenas de miles de soldados volvieron del frente mutilados y con la mano derecha amputada, tuvieron que adaptarse a su nueva vida utilizando la mano que no habían usado nunca. “Estos hombres, que volvieron como héroes, se pusieron a hacerlo todo con la mano izquierda, incluso la señal de la cruz, ya que no les quedaba otra opción”, recuerda el historiador Pierre-Michel Bertrand.

A un estudio le sigue otro

Aunque las investigaciones recientes sobre la lateralidad demuestran que los estereotipos que existen en torno a los zurdos no tienen justificación alguna, a menudo surgen otros estudios que tratan de demostrar lo contrario, como es el caso del realizado por Joshua Goodman en 2014. De hecho, según este profesor de la prestigiosa Universidad de Harvard, los zurdos tienen más probabilidades de presentar facultades cognitivas débiles, son menos numerosos entre el grupo de población con titulación universitaria y, por lo tanto, es más probable que tengan salarios más bajos que los diestros. A la espera de que venga el siguiente científico a hacer justicia a los zurdos, de momento estos siempre pueden dejar de lado los resultados de este estudio, ya que Bill Gates, zurdo de pura cepa y el hombre más rico del mundo en 2017, no parece estar muy afectado por esta situación.

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: