¿Cómo puede un desarrollador web crear un buen blog personal?

Desarrollador web: cómo crear un buen blog personal

Este artículo forma parte de la sección Behind the Code, dirigida especialmente a programadores. Para leer otros artículos similares –que incluyen experiencias, entrevistas a personas conocidas del mundo del desarrollo de software, o artículos de reflexión sobre la programación–, no dudes en consultar nuestra sección Behind the Code, disponible íntegramente en inglés.

Son muchos los desarrolladores que en algún momento se plantean empezar un blog, pero muy pocos lo hacen, a menudo por falta de tiempo o por miedo. Los temores más comunes son: “¿de qué voy a hablar?”, “no soy el más indicado para hablar de ese tema”, “no sabré aceptar los comentarios negativos” o “soy programador, no escritor, y no soy capaz de redactar artículos”.

Sin embargo, tener un blog te podría aportar muchas ventajas y tendrías más visibilidad en Internet publicando artículos que creando expresiones Lambda. Tanto si tu objetivo es destacar entre tus futuros compañeros, en una entrevista de trabajo o ante el comité de selección de speakers de una conferencia en la que te gustaría participar, seguro que tus habilidades técnicas y editoriales van a interesar. Además, ¿hay una forma más eficaz de aprender que explicando?

Si has tomado la decisión de comenzar un blog y estás convencido de que es una buena idea para tu carrera como desarrollador web, te explicamos cómo debes hacerlo ¡para que sea todo un éxito!

Decide dónde vas a publicar tus artículos

Antes de ponerte a escribir, piensa dónde te gustaría alojar tus artículos. ¿En una plataforma externa como Medium? ¿En una plataforma open source como WordPress? ¿O prefieres crear tu propia plataforma? Las tres opciones tienen sus ventajas… y desventajas.

En una plataforma externa

Medium es una plataforma muy popular en la que escribe mucha gente sobre temas interesantes. No tendrás que configurar nada, de forma que podrás empezar inmediatamente. Además, tu blog será accesible para los miles de lectores que ya utilizan la plataforma.

Pero no tener que configurar nada significa que tampoco podrás personalizar nada. ¿Quieres usar StackBlitz o GitHub? No podrás hacerlo si el equipo de Medium no ha desarrollado la opción que lo permite. Tampoco olvides que tus lectores no serán tus usuarios, sino los de Medium. Leerán tus publicaciones, pero le darán su dinero a Medium, lo que significa que trabajarás gratis (o casi). El último punto a tener en cuenta relacionado con Medium, y también muy importante, es que no serás propietario de la página web. Así, si un día Medium decide expulsarte de su plataforma (ya les ha pasado a algunos), lo perderías todo: el acceso a su plataforma y a sus miles de lectores, con todo lo que conlleva. A Medium no le importa tu business model.

En una plataforma open source

Sin duda, las soluciones open source resultan una buena opción. Suelen ser fáciles de utilizar, aunque requieren un poco de configuración. Aquí solo hablaremos de WordPress y Ghost: la primera sigue siendo la plataforma más popular (en marzo de 2018, la utilizaban más del 30% de las páginas web) y Ghost, es un segundón que va apoderándose poco a poco de usuarios de WordPress.

Si utilizas WordPress o Ghost (o cualquier otra plataforma open source), serás el propietario de tu contenido. Evidentemente, no podrás beneficiarte del público de Medium y tendrás que trabajar duro para crear tu propia comunidad pero, por otro lado, tus lectores serán tus usuarios y tu actividad no dependerá de una empresa externa.

A la hora de elegir entre las diferentes opciones de plataformas open source, te aconsejamos que tengas en cuenta el tipo de contenido que piensas publicar. WordPress fue concebida para blogueros, aunque ha evolucionado de tal manera que hoy en día se puede hacer cualquier cosa con ella, pues su sistema de plugins hace que se adapte perfectamente a todo tipo de proyectos.

Sin embargo, si solo quieres bloguear, te aconsejamos utilizar Ghost, que solo sabe hacer una cosa, pero la hace realmente bien. Todas las funciones del blog vienen integradas: un editor potente y eficaz, y ayuda en materia de indexación y redes sociales, todo ello a gran velocidad y con buen rendimiento.

En una plataforma propia

La tercera opción consiste en crear tu propia plataforma empezando desde cero. Esta opción solo te conviene si sabes exactamente lo que quieres y dispones de tiempo. Crear una plataforma requiere invertir mucho tiempo, pues no solo tendrás que crear contenido y construir tu propia comunidad, sino también codificar la página web en la que publiques lo que escribas. Resultado: tu página funcionará exactamente como quieras, ya que tendrás el control absoluto del contenido y la manera en la que este se presenta y se publica.

Rápidamente, tu página web se convertirá en una especie de side-project. Aprenderás mucho y mejorarás tus habilidades como programador. Además, esta opción te permitirá demostrar de lo que eres capaz a tu comunidad y otras personas (como posibles entrevistadores en un proceso de selección). Crear tu propia plataforma te otorgará mucha credibilidad si hablas de temas técnicos en tu blog.

Si piensas que crear una plataforma te llevará demasiado tiempo, puedes optar por un proyecto híbrido que combine las opciones mencionadas anteriormente. Por ejemplo, puedes crear una plataforma con una aplicación front-end que funcione con una API open source (o una plantilla de WordPress o Ghost). Un proyecto híbrido puede tener muchas ventajas. Si quieres saber más, no dudes en consultar webs como JAMstack, por ejemplo.

Leer también en : Trabajadores

La science du parfait timing : comment choisir le bon moment pour chaque tâche ?

Escribe sobre temas que conozcas

Cuando hayas decidido dónde vas a publicar tus artículos, piensa en qué tipo de contenido quieres escribir. Te damos algunos consejos a tener en cuenta antes de empezar a trabajar el fondo del contenido.

Intenta que todos tus artículos incluyan una introducción y una conclusión que resuman las ideas principales. Pídele también a alguien que lea lo que has escrito antes de publicarlo, así evitarás que tenga faltas de ortografía o gramática. Por último, trata de mantener el mismo tono en todos tus posts, para conservar cierta coherencia.

Vas a escribir sobre asuntos técnicos, y tus lectores tendrán ganas de descubrir temas variados e interesantes. Para conseguirlo, deberás encontrar la inspiración necesaria para poder alimentar tu blog regularmente y durante mucho tiempo. Al principio, te será más fácil escribir sobre lo que más sabes. Sentirás que tienes muchas cosas que decir, ¡y eso está muy bien! Pero llegará un momento en que te dará la sensación de que se te han acabado las ideas. Y será precisamente en ese momento, cuando sigas programando, cuando más te enriquecerás.

Si tienes un trabajo apasionante, te será más fácil encontrar ideas. Échale un vistazo al blog personal de Dan Abramov, el principal desarrollador de React.js. Solo habla de… ¡React.js! Si por el contrario no tienes un trabajo muy interesante, tus side-projects serán los que te inspiren para publicar. Si lo que quieres es crear un blog sobre temas puramente técnicos, busca proyectos interesantes que te proporcionen contenido. Bastará con que tomes notas mientras realices las búsquedas que necesites y luego las transformes en posts. Por último, si lo que pretendes es crear contenido exclusivo, tendrás que escribir sobre temas que no se traten a menudo. ¡Tu blog te va a hacer crecer! Y, sea cual sea el tema de tus posts, es importante que sigas programando de manera paralela, así cada vez hablarás con más propiedad en tus artículos.

Pequeño recordatorio: no tienes por qué escribir únicamente sobre temas técnicos por el simple hecho de ser desarrollador web. También puedes hablar sobre cosas que te inspiren que estén relacionadas, por ejemplo, con la industria de la tecnología.

Publica a menudo

A la hora de construir una comunidad, evidentemente deberás tener cuidado con la calidad del contenido que publiques, pero también con la frecuencia de tus publicaciones.

A los motores de búsqueda les gusta el contenido exclusivo. Cuanto más contenido original publiques, más les gustará tu blog y mejor lo posicionarán. Ahora bien, no es necesario publicar diez veces al día. Muchos blogueros publican entre una y tres veces a la semana. Decide con qué frecuencia quieres publicar semanalmente, pero ten en cuenta que la regularidad es la clave del éxito.

De hecho, no olvides que tus lectores son, ante todo, humanos (muy pocos son robots) por lo que debes facilitarles la tarea: establece una rutina. No nos queda otra que insistir: sé constante. Elige un día y una hora a la que siempre puedas escribir y publica tus posts a la misma hora cada semana. Tus lectores se acostumbrarán al horario ¡y visitarán tu web para leer tus posts todas las semanas! En poco tiempo, verás en tus estadísticas que el número de visitas es mayor el día en que sueles publicar, aunque por lo que sea no hayas publicado nada.

Hay un truco que te ayudará a respetar tu rutina sin sentirte desbordado: planifica tus sesiones de escritura. Evidentemente, el tiempo que tendrás que dedicar a esta tarea dependerá del número de posts que quieras publicar cada semana. Puede ser una hora los domingos, ¡o una hora al día! ¡Tú decides!

Una vez que tengas establecido tu planning de escritura, debes ser constante y respetarlo, aunque ya hayas asegurado tu cupo semanal de publicaciones ¿Por qué no dedicas ese tiempo libre que te queda a redactar los posts de la semana siguiente? Cuanto más trabajo dejes hecho de manera anticipada, menos estresado estarás cuando se vaya acercando el deadline. No olvides que el estrés es un verdadero obstáculo para la creatividad y necesitarás mucha creatividad para escribir contenido de calidad a largo plazo.

Para reducir (o evitar que aumente) tu nivel de estrés y conservar un buen ritmo de publicaciones, evita utilizar herramientas de analítica web cuando empieces a bloguear. Evidentemente, puedes instalarlas, pero te aconsejamos que no las consultes durante los primeros meses. Al principio no tendrás mucho tráfico, y las cifras podrían desmotivarte. Concentra tus esfuerzos en el contenido.

Comparte tus publicaciones

Las redes sociales resultan esenciales para que los blogs tengan éxito. Pero no es necesario que compartas lo que publiques en muchas plataformas. Algunas no resultan apropiadas, pues los desarrolladores no las visitan para leer sobre temas tecnológicos. Sería pues una pérdida de tiempo hacer malabares con 36 redes sociales. Si tenemos en cuenta el tiempo que vas a tener que pasar buscando temas y escribiendo artículos, te aconsejamos que no te disperses.

Compartir significa implicarse, así que acostúmbrate a hacerlo a menudo. A nadie le gusta hablar solo. Al principio, para evitar sentirte decepcionado ante la reacción de tus lectores y tener ganas de tirar la toalla, comparte tus publicaciones con tu familia, amigos y conocidos en las redes sociales.

Cada red social tiene su propia manera de funcionar. En Twitter, por ejemplo, los posts desfilan muy rápido y muchas veces no llegan a ser leídos. Por esta razón, debes compartir los enlaces que redirigen a tu blog varias veces al día, pero debes cambiar el texto descriptivo cada vez, por si alguno de tus seguidores se pasa el día en Twitter, y de esta forma evitarás que lea el mismo enlace varias veces.

También puedes retuitear los tuits de las personas que retuiten o comenten tus posts, así aparecerán en tu timeline. Se trata de una buena manera de mantener un tráfico regular de lectores. No olvides que aunque ya hayas publicado un post en las redes sociales dos meses antes, seguramente no todos tus seguidores interesados en el tema lo hayan visto, así que puedes volver a compartirlo.

En LinkedIn, las reglas son diferentes. Un enlace al día que redirija a tu blog es suficiente; puedes reservar el resto de los posts para conversar con tus compañeros.

Con el tiempo y la experiencia, conseguirás sacar el máximo partido de cada red social.

Utiliza tu red de contactos

Los desarrolladores juegan con una enorme ventaja: la programación es un mercado de nicho compuesto por miembros muy comprometidos. Numerosas webs como Hacker News, Dev.to, Medium, y otras subreddits sobre tecnología son visitadas por programadores ávidos de artículos técnicos de calidad, así que dales lo que buscan y aprovecha este tipo de páginas para darte a conocer.

Hacker News y otras subreddits permiten enviar los enlaces con una descripción. Si utilizas Medium o Dev.to tendrás que escribir un post: copia y pega el contenido de tu publicación (con un enlace canónico hacia el artículo original) para atraer la atención de los programadores que leen estas plataformas y redirigirlos hacia tu blog. También puedes compartir guest posts en Medium, o publicaciones en webs que ya cuentan con muchos lectores, como Dev.to o HackerNoon. Existen muchas en Internet y te animamos a que las uses.

Comunícate con tu comunidad

¡Publicar no lo es todo! También tendrás que hacer preguntas, responder a los comentarios, hablar de tu trabajo, de tu vida diaria, e incluso crear vídeos si te sientes cómodo haciéndolo. Tus lectores son desarrolladores, seres humanos. Deben tener la sensación de que están conectados contigo y forman parte de una comunidad. Un lector comprometido te será de gran ayuda si comparte tus publicaciones en las redes sociales, las comenta, o te da feedback. ¡Hazle saber lo importante que es para ti dándole las gracias! Y si recibes comentarios negativos o el contenido de tus publicaciones no parece interesar a tus lectores, prueba con otra cosa.

¿Cómo empiezo?

  • Elige una plataforma teniendo en cuenta tus necesidades.
  • Organiza un calendario de publicaciones que incite a tus lectores a seguir tu blog.
  • Redacta tu primer post y compártelo con tus amigos en las redes sociales.

¡Accede a más contenido dirigido especialmente a programadores en nuestra sección Behind the Code!

Illustration par Brice Marchal

Etiquetas

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: