“¿Cómo te ves dentro de cinco años?”: qué quiere saber de ti el entrevistador

Cómo responder en la entrevista a “¿Cómo te ves en cinco años?”

Aunque la mayoría de nosotros no sabría cómo contestar a una pregunta sobre su futuro, es importante que pienses detenidamente en tu respuesta antes de tener una entrevista de trabajo. Quizás te veas en plena reconversión profesional para ser monitor de pádel, dirigiendo una innovadora startup tecnológica o ejerciendo el puesto de tu posible futuro jefe, pero puede que estas respuestas no sean del agrado del entrevistador. Así pues, ¿cómo debes contestar cuando surge esta pregunta? Y lo que es más importante, ¿por qué la hacen?

1. Saber si eres capaz de proyectarte en el futuro

Uno de los objetivos del entrevistador al hacerte esta pregunta es comprobar si tú también te lo has preguntado. No poder dar una respuesta adecuada indica que no tienes un proyecto profesional en mente y que quizás hayas enviado tu candidatura a ciegas, sin saber precisamente por qué has elegido la empresa o el puesto en cuestión. Para tranquilizar a tu interlocutor, demuéstrale que has reflexionado sobre tu trayectoria profesional y que eres capaz de proyectarte en el futuro y estructurar tus objetivos. Asimismo, esfuérzate por mostrar que eres flexible y hazle entender que aunque le estás contando tu plan ideal, eres consciente de que las cosas pueden cambiar.

2. Evaluar tus aspiraciones

Por supuesto que tienes aspiraciones, pero es importante que estas sean realistas. Así pues, señala la relación que existe entre el puesto al que aspiras y aquel en el que te proyectas dentro de cinco años. Para lograrlo, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Deseas convertirte en mánager?
  • ¿Quieres ser un experto en tu ámbito?
  • ¿O quizás te gustaría desarrollar una habilidad concreta?

Sé realista y encuentra el equilibrio entre una ambición desmedida y una modestia excesiva. A los entrevistadores les gusta que los candidatos tengan ganas de avanzar. Sin embargo, debes contestar con honestidad, no digas que sueñas con convertirte en mánager si este no es realmente tu objetivo.

3. Poner a prueba tu compromiso

Las empresas invierten tiempo y dinero en contratar y formar a sus colaboradores, por lo que es normal que no deseen que se marchen poco tiempo después. Tu respuesta debe dar a entender que deseas alcanzar tus objetivos a largo plazo dentro de la empresa en cuestión: quieres aprender y desarrollarte profesionalmente, pero sin cambiar de compañía. Mejor aún, argumenta que tu proyecto profesional podría aportar un gran valor añadido a la empresa en los próximos años. Por el contrario, evita decir que tus objetivos futuros están relacionados con otra organización, sector o con un puesto diferente a los que ofrece la compañía en la que estás probando suerte. Una buena idea sería averiguar, antes de la entrevista, cuáles son los objetivos de la sociedad para ver con qué proyectos te gustaría colaborar, así como echarle un vistazo al organigrama para identificar los puestos por los que podrías interesarte en el futuro.

4. Verificar la coherencia de tu proyecto profesional

El puesto al que aspiras actualmente debería ser un trampolín hacia aquel que deseas ejercer en el futuro. Por lo tanto, una buena respuesta sería explicar cómo superarte en el puesto en cuestión te ayudará a alcanzar tu objetivo a largo plazo. A los entrevistadores les interesa conocer el camino que deseas tomar para cumplir con tus metas y comprobar si tienes el sentido común y la capacidad de organización necesarios para lograrlas. Por otra parte, esto también les permite ver si la empresa podría ayudarte con tus aspiraciones o si existe el riesgo de que te frustres y te marches a medio camino.

5. Comprobar tu perseverancia

Cuando el entrevistador te hace esta pregunta, no espera una respuesta directa sin más. Aprovecha esta ocasión para hacer hincapié en tus ganas de aprender y progresar, así como para explicar que no deseas precipitarte ni saltarte etapas. Por ejemplo, puede que a la empresa no le guste escuchar que deseas escalar posiciones demasiado rápido o, peor aún, que te gustaría ocupar el puesto de tu superior. Por lo tanto, no debes dar la impresión de que podrías ser una amenaza para la carrera de alguien más, sino explicar que comprendes que pasar al siguiente nivel requiere tiempo y mucho trabajo. Tampoco dudes en hablar de los aspectos en los que te gustaría trabajar para cumplir con este objetivo, pues esto demuestra al entrevistador que eres consciente de tus defectos y que estás dispuesto a hacer el esfuerzo necesario para avanzar.

6. Entender tu visión del éxito

Cuando hablas de tu futuro dices mucho sobre tu visión del éxito y tu personalidad. Para tu interlocutor, es una manera indirecta de descubrir otros rasgos de tu personalidad. Así que ya te habrás dado cuenta de que responder que te ves tomando mojitos en una playa seguramente no sea la mejor idea.

Si llega el momento de enfrentarte a esta pregunta, lo más recomendable es responder con honestidad, pues el objetivo no es en realidad obtener el puesto en cuestión, sino el más adecuado para ti y que más te convenga. ¡Buena suerte!

Traducido por Andreína Gil

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Sarah

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: