Welcome to the Jungle - Logotipo

Director financiero (CFO)

Oh My Job es la webserie que te ayuda a descubrir las profesiones de la mano de quienes las ejercen. En este episodio, Christ, CFO, comparte su visión de la profesión y nos cuenta cómo es su día a día en la plataforma de fotografía Meero.

El CFO (Chief Financial Officer) o director financiero se encarga de gestionar la tesorería y la deuda, y de realizar los análisis financieros y fiscales de una empresa. Su responsabilidad es presentar las cifras a los directivos y proponer estrategias tales como planes de financiación, inversiones, etc.

Tareas:

Conocido como CFO, director financiero o incluso como DAF (Director Administrativo y Financiero), el Chief Financial Officer es la mano derecha del CEO (presidente ejecutivo). Está a cargo de la gestión financiera de la empresa y sus tareas consisten en garantizar un buen balance financiero y trabajar con el CEO en la creación de estrategias de gestión a largo plazo.

Sus responsabilidades son muy diversas: definir los KPI (indicadores clave de rendimiento), los pronósticos y los presupuestos, implementar herramientas de seguimiento, mantener buenas relaciones con los financiadores (accionistas o bancos) y a la vez contribuir a la formación financiera dentro de la empresa. Se trata pues de un puesto clave con una visión cuantitativa de todo lo que ocurre en la empresa.

“La tarea principal del CFO es proporcionar una contabilidad fiable: publicar de forma periódica cifras de negocios, resultados y balances financieros fiables. Además, si trabajas en una empresa como la mía (que está experimentando un fuerte crecimiento), es necesario prestar una atención especial a la liquidez y a la tesorería. Luego hay tareas más puntuales, como la recaudación de fondos o la gestión de una eventual fusión o una adquisición. El campo de acción del CFO a veces también se amplía y puede incluir responsabilidades del ámbito jurídico o de los Recursos Humanos”.

Recorrido:

Aunque es una profesión que requiere habilidades especializadas que solo se adquieren mediante estudios de Finanzas o Contabilidad, muchos CFO han estudiado en grandes escuelas de Comercio, Economía y Administración de empresas. Sin embargo, contar con experiencia en auditoría es una auténtica ventaja, pues permite poseer un ojo crítico, una gran rigurosidad y, sobre todo, un conocimiento profundo de los distintos tipos de documentos de contabilidad (balances, cuentas de resultados y flujos de caja). También suele ser común haber trabajado en una de las llamadas Big Four (Ernst & Young, Deloitte, PwC y KPMG) para adquirir experiencia en auditoría o servicios de transacciones. La experiencia en el ámbito de las transacciones permite a la vez desarrollar habilidades analíticas.

“La profesión de CFO es relativamente técnica. Requiere una buena base de conocimientos contables y financieros, por lo que una experiencia en una empresa de auditoría, asesoría, banco de inversión o consultoría estratégica es increíblemente útil para adquirir los conocimientos técnicos necesarios de cara al futuro”.

Habilidades:

A pesar de lo que muchos piensan, no basta con que un director financiero tenga habilidades analíticas y sea bueno con los números: este puesto también requiere una mente creativa, pues esto es lo que diferencia a un buen CFO de un CFO del montón. Debe estar dispuesto a cuestionar los métodos internos (y enfrentarse a la resistencia inherente al cambio), vender la empresa ante inversores y bancos, y salirse de lo habitual para incrementar la eficacia. También debe demostrar iniciativa y ser consciente de que crea valor: ser capaz de inventar y desplegar desde cero un nuevo proceso en tan solo unas horas le permite conservar la agilidad necesaria para mantener el crecimiento.

Por otra parte, al CFO tiene que apasionarle su trabajo y debe tener ganas de entender la parte operativa. Si una persona enfoca esta profesión solo desde la perspectiva contable y administrativa, no aprovechará todos los beneficios que le puede brindar.

“Puedes ser el mejor contable del mundo, pero un pésimo CFO”.

La humildad y la responsabilidad son las condiciones necesarias para el éxito. En una start-up, el CFO desempeña un papel esencial, pues la liquidez es un bien escaso: una buena gestión y uns pronósticos positivos aumentarán la confianza de los directivos y facilitarán la toma de decisiones.

“La confianza: ser CFO es como ser portero de un partido de fútbol. Es decir, si cometes un error, todos lo verán rápidamente, y este tendrá consecuencias relativamente graves para la tesorería y la viabilidad de la empresa”.

“Creo que los errores más graves son los que ponen en riesgo la viabilidad de la compañía, en especial cuando se trata de estimaciones de tesorería”.

Colaboraciones:

A nivel interno, el CFO está en contacto continuo con el CEO. Este aporta la dirección estratégica y operativa que servirá de base al CFO a la hora de tomar sus decisiones financieras. También trabaja con casi todos los equipos operativos, ya sea con el Comercial, para validar que lo que la empresa vende es realmente rentable, con Recursos Humanos, para aprobar todas las contrataciones, o con el equipo de Producto.

Fuera de la compañía, un director financiero deberá colaborar tanto con abogados y especialistas tributarios, como con empresas de auditoría o contabilidad, en especial durante los períodos de recaudación de fondos.

Remuneración:

Perfiles júnior: alrededor de los 27.000 euros al año.
Perfiles sénior: entre 90.000 y 288.000 euros anuales.
Internacional: en Estados Unidos, el salario medio es de 102.000 dólares al año, aunque esta cantidad varía en función del contexto y del tamaño de la empresa.

Evolución:

Si bien ser CFO puede ser considerado como la cumbre de una gran carrera, en las start-ups hay directores financieros que se interesan por los aspectos operativos y que pueden llegar a ocupar puestos directivos y convertirse en director general de una de las sedes de la empresa o de alguna de sus filiales.

¡Descubre más vídeos sobre empleos y sectores en Oh My Job de Welcome to the Jungle o en Facebook!

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Oh My Job: las profesiones administrativas

La serie Oh My Job de Welcome to the Jungle te cuenta las distintas profesiones administrativas por medio de entrevistas en vídeo con profesionales d…

Office Manager

El 'office manager' es un asistente que cuida el bienestar de los trabajadores en una empresa. También ayuda en las cuestiones administrativas.

Director de Recursos Humanos

Entre el trabajo en equipo y las labores administrativas, las labores del DRH van mucho más allá de la selección de candidatos.

Director de operaciones

El COO o director de operaciones es el encargado del buen desarrollo de una empresa y de la introducción de mejoras en el día a día.

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: