Mapa mental: organiza tus ideas de forma creativa y eficiente

¿Cómo organizar tus ideas con un mapa mental?

Nos pasamos la vida con la mente ocupada y, en ocasiones, incluso atormentada. Nuestro cerebro rebosa de ideas, creamos conexiones de una forma que ni siquiera logramos entender y estas se entrelazan hasta tal punto que a veces nos impiden ver las cosas claras. La creación de un mapa mental, conocido en inglés como ‘mind mapping’, es una forma de presentar el curso de tus pensamientos de forma clara y sintetizada, por escrito y en forma de árbol. El método del mapa mental te permite explorar y sacar el máximo partido de tus pensamientos, en lugar de sentirte abrumado por el flujo incesante de ideas. Te lo contamos todo sobre esta herramienta, muy útil tanto en situaciones personales como profesionales.

La historia del mapa mental

El psicólogo inglés Tony Buzan estudió durante décadas las funciones cerebrales, el aprendizaje y la memoria, y fue él quien creó el mapa mental en los años 70. En aquella época presentaba un programa en la BBC en el que explicaba su concepto del mind map. La idea se basaba en el hecho de que el hemisferio derecho del cerebro está más preparado para la estimulación y la síntesis visual que el hemisferio izquierdo, y consideraba que los métodos pedagógicos deberían tenerlo más en cuenta en los procesos de aprendizaje y memorización. De esta forma, Buzan concibió el mapa mental como un medio para reconciliar el hemisferio derecho de nuestro cerebro, más creativo, con el hemisferio izquierdo, más lógico y analítico. Este principio adquiere la forma de un diagrama que permite representar de manera visual los vínculos entre varios conceptos.

El mapa mental permite agrupar ideas que a priori parecen desconectadas mediante el uso de colores, diagramas, enlaces o cualquier otro elemento que ayude a darles sentido. Se organiza en torno a una palabra o tema central, a los que se añade una estructura de ramas a su alrededor con el objetivo de evocar ideas mediante palabras clave o dibujos. Cada rama o idea principal puede conducir a ideas secundarias, y de esta forma multiplicarse como ocurriría con un árbol genealógico. Como dice Buzan, el mapa mental es como un reflejo porque sigue el curso natural del pensamiento.

¿Cómo usar el mapa mental?

El mapa mental es una síntesis visual que facilita la resolución de problemas y la optimización de situaciones, además de promover la concentración, la memoria y la búsqueda de soluciones. Por lo tanto, puede utilizarse en la gestión de proyectos, no solo individuales sino de grupo, puesto que también es posible elaborar mapas de manera colaborativa, en equipo. Se trata de una herramienta que puede ayudarte para la preparación de un discurso, una sesión de lluvia de ideas y para la comunicación en general, a nivel personal o empresarial. También puedes utilizar el mind mapping para compartir el progreso de un proyecto con un cliente, sobre todo si eres autónomo o trabajas en un sector creativo como el diseño gráfico, la publicidad o la arquitectura. Quentin, creativo en una agencia de Burdeos, comenta: “A menudo trabajo en proyectos largos y, a pesar de que las fechas de entrega se comunican con antelación, siempre llega un momento en que los clientes se impacientan. Con frecuencia comparto mapas mentales con ellos para que puedan seguir el progreso de su proyecto. Esto les tranquiliza y les ofrece una mejor visión de conjunto, y además aprecian este vínculo entre proveedor y cliente.”

Un mapa mental también puede ser de gran ayuda a la hora de tomar notas y memorizar información. Aunque quienes más lo utilizan son los estudiantes, resulta igualmente práctico en una reunión o durante una conferencia para conectar conceptos e ideas que a priori no guardan relación alguna.

Leslie, estudiante de Medicina, comenta: “Suspendí la primera vez que me presenté al MIR. Obviamente me lo había currado mucho y había estudiado como una loca, pero me daba la sensación de que mi mente me estaba jugando una mala pasada. Estaba dispersa”. Leslie cuenta que un amigo le habló del principio de los mapas mentales y que lo intentó aplicar a sus estudios. “Conseguí estructurarlo todo a mi manera y establecer vínculos entre conceptos para así memorizar de una manera más eficiente. Incluso ahora, en mi sexto año, sigo teniendo cuadernos llenos de mapas mentales por toda la casa y en el bolso. Es una herramienta poderosa que realmente sigue el funcionamiento natural del cerebro, permite organizarse, dar un paso atrás y encontrar soluciones que de otra manera no veríamos”.

“Es una herramienta poderosa que permite organizarse, dar un paso atrás y encontrar soluciones que de otra manera no veríamos”. Leslie, estudiante de Medicina.

¿Cómo proceder?

  1. En primer lugar, tómate el tiempo de identificar la idea central. ¿Estás buscando una solución para un proyecto? ¿Una nueva trayectoria profesional? ¿Unas prácticas?

  2. Consigue el material necesario y asegúrate de tener suficiente espacio para dar vía libre a tus ideas. Por ejemplo, si estás usando papel, utiliza como mínimo un folio de tamaño A3 y en horizontal.

  3. Dibuja las ramas que corresponden a cada idea y asegúrate de elegir un color diferente para cada una.

  4. Hazte las preguntas adecuadas para poder abarcar todos los elementos que desees tratar: tus habilidades, tus opciones, organismos con los que deseas contactar, personas que son tus modelos a seguir, o cualquier otra cosa que guarde relación con tu tema central.

  5. Detalla las ideas secundarias, revisando una por una cada rama principal.

  6. Ilustra tu mapa mental con diagramas, dibujos o símbolos para hacerlo más dinámico. Estimular todos los sentidos te ayudará tanto en la memorización como en la creación de nuevas ideas.

Las mejores herramientas y programas para crear mapas mentales

Aunque puede que te valga con un folio y unos cuantos bolígrafos o rotuladores, también existen programas para crear mapas mentales que ofrecen muchas opciones para sacar el máximo partido a tus ideas. Todas las herramientas siguientes son gratuitas y te permiten crear un mapa mental a tu medida.

  • Wisemapping: este programa en línea te permite construir tu mapa mental y exportarlo, ya sea a un blog o adonde prefieras.

  • MindMeister: aprender a utilizar esta herramienta es muy sencillo. Comienzas con una plantilla base de un mapa mental y luego lo puedes personalizar con facilidad.

  • Coggle: esta herramienta colaborativa es ideal para la gestión de proyectos o el trabajo en grupo. Permite crear un mapa entre varias personas y seguir su evolución por medio del historial de modificaciones.

  • MindMap: una extensión de Chrome que se sincroniza con Google Drive. Puedes añadir todo tipo de archivos a tu mapa y organizarlos sin salir del navegador.

  • LucidChart: una herramienta muy completa que ofrece muchas posibilidades para organizar ideas y gestionar proyectos. También dispone de un modo colaborativo, así como de mensajería instantánea y una sección para comentarios.

Buzan, que falleció en abril de 2019, nos dejó un rico legado. A día de hoy, su concepto de los mapas mentales es cada vez más popular y su valor es evidente. Los mapas mentales puede adaptarse a cualquier situación, tanto personal como colaborativa, y te permiten hacer un balance general, estimular tu creatividad y exprimir al máximo tu capacidad mental. Así pues, ¿estás listo para que tus dos hemisferios empiecen a trabajar juntos?

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Aglaé Dancette

Fondateur, auteur, rédacteur @Word Shaper

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Productividad

Encuentra todos nuestros artículos y consejos para mejorar tu productividad en el trabajo.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: