Welcome to the Jungle - Logotipo

Profesión de director de logística, eje central de la cadena de distribución

  • September 2, 2019

A sus 41 años, y con toda una década de experiencia en ventas, Wilfried Doucet ocupa el puesto de director de logística de la marca de “prêt-à-porter” Ba&sh. Como responsable de un almacén de 9.000 metros cuadrados que suministra a más de 300 tiendas, Wilfried supervisa la llegada de mercancías procedentes de las fábricas de la marca, la gestión de inventario y el envío de pedidos tanto a las tiendas como por Internet. Es una profesión que requiere una gran capacidad para gestionar el esfuerzo, las prioridades y saber trabajar bajo presión.

¿Qué recorrido has seguido hasta llegar a ser director de logística?

Di mis primeros pasos en ventas en Office Dépôt, donde trabajé como director de tienda durante ocho años. Tras esta primera experiencia, trabajé para el grupo Auchan y posteriormente para la empresa Cultura, donde, como director de operaciones logísticas de Internet, me encargué de poner en marcha el servicio de comercio electrónico. Mi trabajo consistía en desarrollar la venta online de artículos culturales y de ocio. Me encargaba de organizar la cadena logística del recorrido físico de la mercancía, desde la recepción de productos procedentes de nuestros proveedores hasta la distribución de los pedidos a los clientes. Tras más de cuatro años en Aldi y un breve periodo en Servair, en octubre de 2018 me contrataron como director de logística en Ba&sh, una marca de prêt-à-porter femenino.

¿En qué consiste exactamente la profesión de director de logística?

Mi misión es supervisar y coordinar las operaciones logísticas de un almacén de 9.000 metros cuadrados que suministra a nada más y nada menos que 300 puntos de venta. Eso quiere decir que soy responsable de la gestión de inventario y del flujo de mercancía entrante y saliente que llega al almacén para después ser enviado a nuestros propios puntos de venta, distribuidores multimarca o clientes online.

image

¿Cuáles son tus responsabilidades en el día a día?

Como director de logística, actúo como intermediario entre el departamento de compras, que coordina la recepción de la mercancía, el departamento de suministro, que gestiona las cantidades que se envían a los puntos de venta, y el departamento comercial, que vende los productos de la marca. En el mundo del comercio en general, y en el del prêt-à-porter en particular, las ventas están influenciadas por una cierta estacionalidad. Existen periodos clave, como eventos de ventas privadas, las rebajas, la campaña de Navidad, y también picos de ventas a principios de cada mes, que coinciden con el momento en que muchos consumidores cobran la nómina.

Como director de logística, actúo como intermediario entre el departamento de compras, […] el departamento de suministro,[…] y el departamento comercial.

El objetivo reside en adaptar el planning de los equipos (recepción de pedidos, gestión de inventario, preparación de pedidos…) en función de estos picos de actividad. De esta forma, todos los departamentos de la empresa (especialmente compras, suministro y tiendas) cuentan con la máxima visibilidad y pueden organizarse con tiempo suficiente. Nuestra prioridad es garantizar que se respeten los tiempos de entrega, así como la calidad y cantidad de los pedidos. El quid de la cuestión es, fundamentalmente, el control del inventario.

image

¿Podrías decirnos cómo es una jornada habitual en el almacén?

Siempre soy el primero en llegar, hacia las 5:30 de la mañana. Empiezo por observar el volumen de ventas realizadas durante la noche en el sitio web, así como las cantidades que debemos enviar a los puntos de venta. Después, cuando llegan mis equipos, a las 6:30, establecemos las prioridades de la jornada para cada departamento (recepción de mercancías, preparación de pedidos, gestión de devoluciones, envío de los pedidos por Internet…). La reunión matinal es un momento crucial, pues es cuando aprovecho para dar a mis empleados el empujón de energía necesario para sobrellevar la jornada, que a menudo es intensa.

A lo largo de la mañana preparamos todos los pedidos procesados durante la noche, y también reponemos el inventario de las tiendas. Buscamos los artículos en el almacén, los empaquetamos y los enviamos. Repetimos la operación a la 1 de la tarde para los pedidos que nos llegan antes de mediodía. En función del volumen, repetimos el proceso una vez más a media tarde, y así evitamos ir con retraso al día siguiente. Al final del día, envío a la dirección un informe de actividades del almacén, que incluye, entre otros, el número de artículos enviados, agotados y recibidos, además de las devoluciones realizadas. Suelo marcharme entre las 7 y las 8 de la tarde.

La reunión matinal es un momento crucial, pues es cuando aprovecho para dar a mis empleados el empujón de energía necesario para sobrellevar la jornada, que a menudo es intensa.

¿Quiénes son tus clientes y cuáles son sus necesidades específicas a nivel logístico?

Tengo varios tipos de clientes: el cliente final que compra en el sitio web de la marca, los clientes internos (que son las tiendas de Ba&sh) y los mayoristas, que son distribuidores multimarca, como las Galerías Lafayette, que compran una selección de productos cada temporada. El enfoque logístico para cada uno de estos clientes es muy diferente. Si un distribuidor externo se queda sin existencias de un artículo, pierdo una venta. En cambio, si el artículo se agota en una tienda de la marca, dispongo de otros medios para resolver la situación, como por ejemplo transferirlo desde otra tienda, si está disponible, u organizar un reabastecimiento del producto.

En cuanto al sitio web, la misión del departamento logístico consiste en reducir al mínimo el tiempo que pasa entre la realización del pedido y su envío desde el almacén. Cuando el cliente recibe su artículo antes de lo previsto, esto mejora su experiencia de compra y el servicio al cliente. Si está satisfecho, es más probable que vuelva a comprar en nuestro sitio web. Es una auténtica carrera contrarreloj.

¿A qué dificultades se enfrenta un director de logística?

Cada jornada es diferente, y no hay un solo día en que no tengamos nada que hacer. Cada mañana descubrimos cuál va a ser el programa para las horas siguientes. Por eso es importante saber gestionar los volúmenes de pedidos rápidamente, ser reactivo y controlar la calidad de los productos.

image

El aspecto humano es fundamental, ya que dirijo a un equipo de unas 50 personas con perfiles muy variados y niveles de formación muy diferentes. Debo saber hablarles de forma que sea comprensible para todo el mundo. Además, el trabajo de almacén es intenso y bastante físico, por lo que hay que saber motivar a los trabajadores y comunicarse con ellos cada día de una forma dinámica e inspiradora.

El aspecto humano es fundamental, ya que dirijo a un equipo de unas 50 personas con perfiles muy variados.

¿Cómo consigues aguantar el ritmo?

No es que tenga poderes sobrehumanos, pero siempre me ha gustado trabajar en entornos dinámicos. Necesito moverme, estar en contacto con mis equipos. Sería incapaz de pasar todo el día sentado frente al ordenador, no forma parte de mi ADN. Mi secreto consiste en tomarme pequeños descansos a lo largo del día, para cambiar de aires y cargar las pilas. En el almacén solemos organizar actividades que nos aporten un momento de calma y nos ayuden a crear lazos y fomentar las buenas relaciones entre los empleados. Creo que esto es fundamental.

¿Qué cualidades crees que debe tener un buen director de logística?

Hay que ser capaz de cuestionarse a sí mismo en todo momento y saber resolver los imprevistos, como puede ser un retraso de la entrega debido a una huelga de transportes o a un problema de fabricación en nuestras instalaciones. Es importante saber escuchar y entender los problemas, tanto de los equipos del almacén como del resto de departamentos de la empresa, a fin de mejorar continuamente los procesos y conseguir que todo el mundo trabaje en armonía.

image

¿Qué es lo que más te gusta de esta profesión?

Lo que más me motiva es trabajar por el bienestar de mis equipos y ayudar a mis empleados a evolucionar. Para mí es especialmente gratificante rodearme de gente que disfruta siguiéndome, que tiene ganas de trabajar conmigo y confía en mí. En el almacén, suelo decir que somos como una familia, donde cada victoria es un éxito colectivo que nos une.

Además, se trata de una profesión en continua evolución. Siempre hay que intentar mejorar, perfeccionando nuestra organización y nuestros métodos de trabajo. Cuando los equipos de tienda nos dicen que su día a día ha mejorado gracias a nosotros, esto nos da una verdadera satisfacción.

¿Qué consejos darías a un joven interesado en convertirse en director de logística?

Contrariamente a ciertas profesiones, la logística siempre será una parte indispensable del comercio, y aún más con el comercio electrónico. Pero esto no quiere decir que debamos quedarnos estancados en nuestros conocimientos. En lo referente a transporte, mecanización y digitalización de los procesos, las nuevas tecnologías evolucionan sin descanso, y esto tiene un impacto directo sobre nuestra actividad diaria. Por eso es necesario saber adaptarse rápidamente. Cualquier persona que desee trabajar en logística debe tener en cuenta que la realidad actual y la del mañana no tienen nada que ver.

image

Traducido por Rocío Pérez

Fotos de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Mélanie Rostagnat

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

¿Buscas respuestas? Recibe tu dosis de inspiración semanal y las ultimas tribus de la jungla.

Y en nuestras redes sociales: