‘Femtech’: así funciona la tecnología al servicio de la mujer

Sector ‘femtech’: tecnología y medicina al servicio de la mujer

La salud femenina es un sector al que, desafortunadamente, se le ha prestado escasa atención tanto en términos de investigación médica como de avances tecnológicos. Al menos, hasta ahora. En la actualidad, están llegando al mercado una ola de soluciones digitales de alta tecnología dedicadas a la salud femenina: desde aplicaciones para monitorizar el ciclo menstrual o extractores de leche materna inalámbricos, hasta prendas o accesorios para aliviar los síntomas de la menopausia. Por ello, analizamos el auge de la llamada ‘femtech’ (tecnologías femeninas) y lo que el futuro le depara a esta industria floreciente.

Estamos en 2020, pero la brecha de género en el sector sanitario aún es impactante. Basta con echar un vistazo a las investigaciones realizadas en los últimos años: los investigadores han realizado cinco veces más estudios sobre la disfunción eréctil (que afecta a un [20%] de los hombres españoles), que sobre el síndrome premenstrual (que afecta a un 80% de las mujeres). En el caso de España, por ejemplo, a pesar de que aproximadamente el 20% de las mujeres españolas tienen problemas de fertilidad, “la financiación para la investigación y la innovación en salud sexual es escasa por parte de la mayoría de las CCAA y las CEA”.

Este era el panorama que Ida Tin, CEO de la aplicación de control de la menstruación Clue, deseaba cambiar cuando empezó su negocio en Berlín, en 2012. Clue se convirtió rápidamente en una aplicación revolucionaria, pero no fue hasta años más tarde, durante su participación en la conferencia de startups Techcrunch Disrupt que se celebró en 2016 en San Francisco, cuando Tin acuñó el término femtech. En aquel encuentro, la CEO se encontró sorprendida y frustrada de que hubiera áreas completas del evento dedicadas a subgrupos como la fintech (tecnología financiera) o la cleantech (tecnología limpia), mientras que los productos para la salud femenina se encontraban dispersos por toda la sala de exposiciones, “como si estuvieran perdidos y fuera de lugar”.

¿Qué es la femtech?

Gracias a Tin, femtech se ha convertido rápidamente en un término global que hace referencia a las innovaciones diseñadas para brindar apoyo, mejorar y promover la salud femenina, un área que muchos podrían afirmar que se ha pasado por alto históricamente, sobre todo en un campo tan predominantemente masculino como el de la tecnología (según la página estadounidense de tecnología empresarial TrustRadius, en 2019 había tres veces más hombres que mujeres en el ámbito tecnológico). “Me di cuenta de que, para que las personas se tomaran estos productos en serio, era necesario definir un mercado, por lo que sugerí que empezáramos a llamarnos un compañía de femtech”, explica Tin.

“Me di cuenta de que para que se tomara a estos productos en serio, era necesario definir un mercado, por lo que sugerí que empezáramos a llamarnos una compañía de femtech”.*

“Los nombres son herramientas muy poderosas. Así pues, al definir la femtech (y tomar la decisión de referirnos a Clue como una compañía de femtech), legitimamos el mercado e hicimos que fuera más fácil hablar de la salud femenina”. Tin afirma que esto ha ayudado a allanar el camino para eventos como las conferencias de femtech y para que las empresas de capital riesgo inviertan cada vez más en tecnologías dirigidas específicamente a las mujeres.

Al igual que Clue, muchas otras aplicaciones o productos similares especialmente creados para las mujeres han visto la luz en los últimos años. Las femtech han dado lugar a una explosión de soluciones innovadoras para los problemas de salud femenina, que incluyen soluciones de fertilidad, atención a la salud reproductiva, seguimiento de los días fértiles y del ciclo menstrual, cuidados prenatales y posnatales, productos sanitarios para la menstruación y el bienestar sexual de las mujeres, así como de atención médica general. Todos estos problemas se abordan con soluciones nuevas y basadas en data science.

Un ejemplo de ello es Ava Women, una pulsera tecnológica que ha tenido un gran éxito, pues permite monitorizar la fertilidad. La pulsera se basa en datos relativos a la temperatura y el ciclo menstrual de la mujer para dar una visión general de los niveles de fertilidad y ayudar a las parejas a concebir un bebé, con estimaciones que aseguran tener una precisión del 89%.

El tamaño de la femtech

Según la compañía estadounidense de salud digital HITLAB, actualmente hay más de 200 startups femtech en todo el mundo, muchas de las cuales han sido fundadas y son dirigidas por mujeres. Esta industria está abriendo el mercado laboral tecnológico, hasta ahora predominado por los hombres, a empresarias, desarrolladoras, programadoras y creadoras. Aparte de las vacantes tradicionales en tecnología, las compañías femtechtambién buscan profesionales médicos y personas con experiencia en el ámbito de ciencias de la salud, en especial en la salud sexual y reproductiva de la mujer.

Aparte de las vacantes tradicionales en tecnología, las compañías femtech también buscan profesionales médicos y profesionales de la salud sexual y reproductiva de la mujer.

Esta nueva industria de la salud digital ha pillado al mundo de la tecnología tan de sorpresa que hasta los gigantes de la tecnología sanitaria, como Fitbit y Apple, están empezando a tomar conciencia de la importancia del bienestar de la mujer. Un ejemplo de ello es la aplicación de Apple HealthKit, una app que permite llevar el control de los datos relativos a tu salud. Cuando se lanzó en 2014, no incluía ningún parámetro para el seguimiento de la salud reproductiva de la mujer y, sin embargo, para junio de 2019, la compañía añadió una funcionalidad que permite monitorizar el ciclo menstrual para los usuarios de iPhone y Apple Watch.

Así se invierte en femtech

Un estudio reciente demostró que las compañías femtech han recaudado más de 220 millones de dólares desde 2011. La CEO de Clue estima que, desde entonces, se han invertido más de 200.000 millones de dólares cada año (un poco más de 178.000 millones de euros) en femtech.

Las cifras hablan por sí solas: según HITLAB, la industria femtechrecaudó aproximadamente mil millones de dólares de financiación en 2019, frente a 650 millones en 2018. Y estas empresas no son las únicas interesadas en resolver los problemas de salud de la mujer: Tin considera que los inversores están empezando a darse cuenta de que las femtech abarcan herramientas y servicios que benefician a toda la sociedad, sin importar el género. “Desarrollar e invertir en tecnologías hechas por y para la mujer es una buena decisión de negocios” afirma Tin. “Ser conscientes de este hecho, junto a la definición del espacio que dedicamos a la femtech, es lo que ha permitido el auge de estas tecnologías”.

¿Son de verdad las femtech tan buenas como parecen?

Muchas personas en esta industria afirman que los negocios no deberían capitalizar los problemas relacionados a la salud femenina. Después de todo, entre quienes fundan o invierten en startups femtech también hay muchos hombres. Por ejemplo, la aplicación Glow, que permite monitorizar el ciclo menstrual y la fertilidad, fue fundada por el cofundador de PayPal Max Levchin junto con otros cuatro hombres, y es también el caso de la aplicación para el seguimiento de la ovulación Flo, creada por dos hermanos bielorrusos, Dmitry y Yuri Gurski.

También hay informes que revelan violaciones de la privacidad y la manera en que estas aplicaciones utilizan los datos personales de las mujeres. Según el periódico estadounidense The Wall Street Journal, la aplicación Flo utilizó los datos de salud confidenciales de sus usuarias para compartirlos con Facebook y crear anuncios publicitarios dirigidos a un público específico.

Sin embargo, la CEO de Clue considera que no todo es negativo cuando se trata de ganar dinero gracias a la salud femenina: “Al fin se están creando negocios para resolver problemas y abordar áreas que se han pasado por alto durante mucho tiempo (…) y eso no es algo malo”, explica. “Me complace que las compañías estén trabajando duro para satisfacer la demanda desarrollando este tipo de productos, además de que se trata de una buena decisión de negocios”.

“Al fin se están creando negocios para resolver problemas y abordar áreas que se han pasado por alto durante mucho tiempo (…). Me complace que las compañías estén trabajando duro para satisfacer la demanda desarrollando este tipo de productos”.

Y los médicos, ¿qué opinan?

Entonces, ¿son realmente tan útiles los productos femtech? La mejor respuesta es la de los profesionales de la salud, que utilizan cada vez más estas innovaciones avanzadas para abordar los problemas de salud de las mujeres. Por ejemplo, la Dra. Shirin Lakhani, de la clínica Elite Aesthetics en Reino Unido, explica que utiliza varios dispositivos de alta tecnología para ayudar a tratar los síntomas de la menopausia. Uno de estos dispositivos es la silla Emsella, de BTL Aesthetics, que ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar el control de la vejiga. Otro ejemplo es el láser Ultra Femme 360º, que ayuda a tratar los síntomas de la menopausia como la laxitud vaginal y la incontinencia.

El futuro del sector

La femtech está orientada a la mitad de la población mundial y, con el tiempo, seguramente será capaz de explotar al máximo su gran potencial económico. Según los datos publicados en marzo de 2018 por la consultora estadounidense Frost & Sullivan, la femtech podría convertirse en una industria de 50.000 millones de dólares (casi 45.000 millones de euros) para el 2025.

Aunque está evolución puede resultar muy favorable para los negocios, lo más importante es que se trata de un paso más hacia la mejora de las vidas de las mujeres. Lea Von Bidder, CEO y cofundadora de Ava, cree que los estándares de atención para la salud femenina todavía dejan mucho que desear y que muchas áreas, como los cuidados prenatales, los anticonceptivos y la menopausia “requieren soluciones modernas, adecuadas y precisas”. “Todos, sin importar el género, la demografía o la edad, deberían aspirar a que la femtech tenga éxito y logre mejorar las vidas de las mujeres y de sus seres queridos”. Y añade que las femtech están intentando abordar esos problemas y mejorar los estándares de atención médica.

“Todos, sin importar el género, la demografía o la edad, deberían aspirar a que la femtech tenga éxito y logre mejorar las vidas de las mujeres y de sus seres queridos”.

En cuanto a lo que esto puede significar para las generaciones futuras, la actitud de Bidden es optimista: “Veremos más compañías exitosas centradas en las mujeres y se demostrará que este tipo de empresas pueden alcanzar una importancia significativa” afirma. “Pero, sin duda, lo más importante es que podamos eliminar el sesgo de género en la medicina”.

Illustration de Heidi Berton para Welcome To The Jungle

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Lee Bell

Technology and lifestyle journalist

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: