Cómo vencer el síndrome de la página en blanco

Cómo vencer el síndrome de la página en blanco

Cuando alguien menciona el síndrome de la página en blanco, lo primero que nos viene a la mente es un escritor. De hecho, este síndrome también se denomina “bloqueo del escritor” o “leucoselofobia”, es decir, miedo a la página en blanco. Sin embargo,hoy en día existen cada vez más profesiones creativas y, quien más quien menos, ha padecido este síndrome. Comunicadores, diseñadores, empresarios, entre otros, saben que hay que renovarse constantemente para que surja una idea nueva, aquella que va a marcar la diferencia. Así pues, ¿cómo vencer este síndrome? y ¿cómo ser creativo día tras día en la jungla del empleo? Te ofrecemos algunos consejos para que lo consigas.

¿Qué es el síndrome de la página en blanco?

¿Alguna vez has tenido ganas de hacer algo tan perfecto que todas las ideas que se te ocurren terminan pareciendo malas en cuanto empiezas a analizarlas? Al principio, parece que la idea sea factible y hasta pueda ser la solución adecuada… pero cuando empiezas a evaluarla de cerca, encuentras imperfecciones que parecen evidentes y se te van las ganas de materializarla. Entonces se te hace imposible continuar pensando en lo mismo y te pones a trabajar en algo completamente diferente, para pasar página.

Si alguna vez has tenido este tipo de “miedo” o “angustia”, ya conoces el síndrome de la página en blanco.

En la actualidad, las profesiones requieren cada vez más creatividad. En un contexto de robotización e inteligencia artificial, no hay nada más importante que la inteligencia humana. Y como lo que nos diferencia de los robots es nuestra imaginación, la creatividad nunca había sido tan imprescindible. A medio plazo, todo apunta a que las tareas repetitivas desempeñadas por los humanos serán ejecutadas por los robots. De ahí surge la necesidad de apostar por las profesiones creativas que requieran la capacidad de reflexionar, crear e innovar.

El problema es que la creatividad y la imaginación no se pueden controlar, y el síndrome de la página en blanco y la procrastinación ante una nueva idea bien podrían ser los grandes males de nuestro siglo.

¿Qué consecuencias tiene este síndrome?

Hace una semana que no logras escribir, sientes una profunda falta de inspiración y cada idea que se te ocurre termina pareciéndote mala. Cuanto más tiempo dura el síndrome de la página en blanco, más exasperación acumulas y más confianza pierdes en ti y en tus ideas.

No lograr escribir causa un sentimiento de culpa en las personas cuya profesión consiste en tener ideas.

El miedo a no ser capaz puede provocar depresión. Este temor de no encontrar inspiración inhibe el intelecto del autor y le evita crear.Es este miedo a no tener ideas lo que saca de quicio a la persona y produce el bloqueo. Así que en lugar de pensar en cómo va a ser la creación final, el proyecto terminado o la idea materializada, lo mejor es concentrarse en el proceso de producción y, sobre todo, en las condiciones creativas.

¿Cómo eliminar el bloqueo creativo?

Cambia tus hábitos

Por ejemplo, elige otro camino para ir al trabajo por la mañana o despiértate temprano un domingo y ve a un sitio a donde no vayas con frecuencia.

Observa a tu alrededor

Deléitate con los pequeños detalles del día a día e inspírate en los acontecimientos comunes y corrientes. En otras palabras, haz algo que no tenga nada que ver con crear.

Oblígate a hacer una pausa

Sal a disfrutar del sol o a ver cómo los niños juegan en el parque. Tómate tiempo para ti y no te presiones por escribir o crear. La idea llegará en el momento indicado, así que confía en ti mismo.

Habla con alguien que sea diferente de ti

Sal de tu círculo de amigos y tu microuniverso. Habla con tu abuela, por ejemplo, porque ella no tiene la misma visión de la vida que tú y podría inspirarte.

Elimina toda fuente de distracción

Pon el móvil en modo avión, desconecta Internet y apaga el televisor. Conéctate contigo mismo y escúchate.

No revises el móvil

Cuando estés en el transporte público, el coche o esperando el autobús, no utilices el móvil. Obliga a tu mirada y tu cerebro a deambular, a observar y anticipar las cosas que ocurren a tu alrededor. Por otra parte, se ha demostrado que los teléfonos inteligentes perjudican la creatividad.

¿Cómo ser creativo en tu día a día?

Establece fechas límites

Una de las consecuencias de la procrastinación puede ser el síndrome de la página en blanco, puesto que no existe un objetivo concreto. Tener una meta y fijarse objetivos permite estimular el cerebro.

Describe un objeto común de la manera más detallada posible

Es un ejercicio muy conocido que te obligará a encontrar adjetivos precisos y desarrollar tu imaginación.

Sigue de cerca los medios de comunicación de tu ámbito

Y no solo las páginas españolas. Todas las mañanas, revisa las mismas fuentes e inspírate en lo que está ocurriendo fuera de tu microuniverso, ciudad o país.

Utiliza post-its

Otro ejercicio muy popular consiste en anotar todas las ideas que se te ocurran en post-its, pegarlos en la pared e intentar combinarlos como si fuera un rompecabezas para estructurar un proyecto y, de este modo, encontrar inspiración.

Anota todo lo que te pase por la mente

Llevar siempre un cuaderno encima y escribir todo lo que te venga a la mente puede ser una buena forma de no olvidar las ideas que se te ocurran. Escribe también sobre cómo te sientes, sobre el bloqueo como tal y sobre el síndrome que padeces.

No te detengas ante el primer obstáculo

Por último, no te bloquees ante la aparición de una idea que no sabes exactamente cómo completar. Sigue escribiendo, incluso si no se te ocurre la primera frase, ya que esta surgirá más tarde de forma natural. Por algo se enseña a los periodistas a escribir la entradilla de un artículo en último lugar.

¿Y si el síndrome de la página en blanco no existiera?

Según el autor parisino Antoine Blondin, “un escritor es una persona a la que le cuesta escribir un poco más que a los demás”. Lo mismo ocurre con las profesiones creativas, que conllevan el desafío de tener que generar ideas. En un artículo que trata sobre este tema, el periódico francés Le Monde cita al autor francobelga François Weyergans, que considera que este miedo a la página en blanco es “inventado, sin duda para ocultar el hecho de que escribir es difícil. Escribir una novela no es lo mismo que enviar una postal”.

Por lo tanto, es completamente normal que te falte la inspiración. Pero que no cunda el pánico: algunos grandes escritores han tardado veinte años en escribir de nuevo un libro de éxito, y no por falta de motivación.

Por último: ¿has oído hablar del principio de Pareto?

La ley de Pareto, cuyo nombre proviene de un economista italiano de finales del siglo XIX, explica que, para un amplio número de fenómenos, aproximadamente el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas. Podríamos extrapolar este principio a la búsqueda de la creatividad y afirmar que el 80% de nuestro trabajo creativo surge del 20% de nuestro tiempo (los momentos en los que estamos más inspirados y nos sentimos más creativos). Por lo tanto, debes ser consciente de cuáles son tus mejores momentos del día para escribir. Si eres una persona matutina, levántate temprano y escribe al despertarte. Por el contrario, si eres de los que están más inspirados en la noche, dedícate a tus responsabilidades durante el día y enciende el ordenador después de la medianoche, pues de nada sirve que malgastes el día empeñándote en encontrar una idea.

Traducido por Andreína Gil

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Maylis Haegel

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Creatividad

Tengas o no un perfil creativo, estos son todos nuestros consejos para ayudarte a impulsar tu creatividad en el trabajo.

Para ser más creativo, ¡abúrrete!

Quienes pueden aburrirse sin remordimientos desarrollan las ideas más originales. ¿Cuáles son los beneficios del aburrimiento para la creatividad?

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: