Resiliencia en tiempos de crisis: cómo seguir viendo el vaso medio lleno

¿Podemos hablar de resiliencia en el trabajo?

El término “resiliencia” se utiliza de forma habitual en el periodismo anglosajón de finanzas para referirse a economías sólidas y flexibles capaces de capear temporales. Pero más recientemente ha empezado a utilizarse en el mercado laboral como sinónimo de capacidad para manejar bien el estrés y adaptarse a los cambios. Repasamos el concepto y sus límites, y descubrimos por qué es una característica cada vez más valorada por las empresas actuales a la hora de elegir a sus nuevos empleados.

Qué es la resiliencia

La Real Academia Española define resiliencia como “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. Aplicado al trabajo, la resiliencia consistiría en la capacidad de un trabajador para responder a la presión y las demandas que se derivan de las responsabilidades de su puesto.

Pero, entonces, ¿qué tipo de respuesta puede ser considerada como una señal de resiliencia? Para Rafaela Santos, presidenta del Instituto Español de la Resiliencia, son aquellas que nos permiten“afrontar la adversidad y adaptarnos” hasta lograr las metas que nos habíamos propuesto.

Por ejemplo, imaginemos que tu empresa consigue un nuevo cliente y te han propuesto a ti para que te encargues de presentarles un proyecto. Se trata de un nuevo mercado en el que no eres experto, pero tu empresa considera que, por tu experiencia, eres la persona adecuada. Tienes dos opciones:

  • Persona poco resiliente: El estrés y la preocupación por no dar la talla te acabarán sobrepasando y probablemente acabes pidiendo que encarguen el proyecto a otra persona.

  • Persona resiliente: Verás este desafío como un proceso de aprendizaje y una oportunidad de desarrollar nuevas habilidades. Solo es cuestión de documentarse, entrevistarse con los nuevos clientes y fomentar la interacción con los miembros de tu equipo.

Se trata pues de afrontar con positividad una situación que a priori podría presentarse como una fuente de estrés. Además, un trabajador resiliente será capaz de fijarse objetivos alcanzables y realistas que le permitan adaptarse a la nueva situación.

Resiliencia en el trabajo y sus límites

En 2002, se fundaba The Resilience Institute, un equipo global y multidisciplinar de médicos y psicólogos de todo el mundo con sede física en Nueva Zelanda dedicados a asesorar y trabajar con empresas para formar a equipos de trabajo resilientes. “La realidad actual es un mundo de creciente incertidumbre. La globalización, la irrupción de los avances tecnológicos y los cambios geopolíticos ponen a las personas bajo una presión cada vez mayor, y es por ello que las presiones sobre nosotros para transformarnos y adaptarnos requieren agilidad. En un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo, la resiliencia se convierte en un activo estratégico”.

Hasta hace poco se había asumido que, para triunfar y prosperar en un empleo, había que trabajar con intensidad, tanto en horas como en dedicación. Hoy, esta idea empieza a cambiar. Recruiters y responsables de recursos humanos buscan cada vez más a empleados capaces de recuperarse de una crisis, de controlar sus emociones ante una situación complicada y de salir reforzados de los desafíos.

Sin embargo, esta idea de los empleados y empleadas para todo, que responden bien según las expectativas de productividad y eficiencia, y que manejan adecuadamente el estrés y las tensiones que se generan en el lugar de trabajo, plantea varios problemas. ¿Cuestiona realmente nuestra capacidad como empleados eficientes el hecho de no saber gestionar un problema en un momento dado?

Según el psicólogo Eparquio Delgado, que en octubre de 2019 publicó un artículo titulado Se busca empleado de hierro, hundirse ante las adversidades no está permitido, la respuesta es no. Todos podemos flaquear en lo que respecta a nuestra capacidad para gestionar problemas en el trabajo, pero lo que sí es importante recordar es que cultivar una actitud positiva y una cierta flexibilidad en el entorno laboral resulta positivo para todos.

5 consejos para reforzar tu resiliencia en el trabajo

El informe Empresas Humanas y Saludables elaborado por la fundación Máshumano, que trabaja para promover la necesidad social de conciliación entre la vida personal, familiar y profesional, afirma que el 60% de las bajas laborales en Europa son por estrés. Para que seas capaz de afrontar de manera más positiva las situaciones de estrés en el trabajo y logres ver siempre el vaso medio lleno, toma nota:

  1. Crea una comunidad con tus compañeros. Los retos y obstáculos serán menores si existe una cultura de cooperación.

  2. Esfuérzate por ver el lado positivo de las dificultades y los fracasos. Recuerda que de ellos aprendes y te permiten crecer evolucionar.

  3. Proponte metas realistas, pero que supongan un esfuerzo y un reto.

  4. Acepta que el estrés forma parte de la vida y que lo que marca la diferencia es cómo nos enfrentamos a esas situaciones de estrés.

  5. Celebra tus éxitos y no los compares con los de los demás. Cada uno tiene su línea de aprendizaje, su carrera.

Recuerda: nada es del todo bueno o malo y el hecho de que la balanza se incline hacia uno u otro lado dependerá en gran parte de tu actitud ante cada situación. Esfuérzate por interpretar los cambios y las situaciones complicadas de manera positiva y te resultará más fácil mantenerte concentrado y optimista cuando las circunstancias sean adversas.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Bea González

Periodista

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Salud mental en el trabajo

Aquí nuestra selección de artículos para ayudar luchar contra las situaciones que afectan a nuestra salud mental y consejos para ayudar a preservarla.

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: