Síndrome del 'boreout' o por qué te aburres en el trabajo

El 'boreout' o síndrome del aburrimiento laboral

“Sea cual sea la importancia de nuestro trabajo, su sentido deriva de nuestros valores, de aquello que gobierna en lo más profundo de nuestro corazón y nuestro espíritu”. Alex Pattakos, autor.

Seguramente has oído hablar del ‘burnout’, el síndrome de desgaste profesional, pero ¿has oído hablar del ‘boreout’? Este síndrome de aburrimiento laboral afecta aproximadamente a un 32% de los empleados europeos. Es una cifra muy alta, pero que no cunda el pánico. No tiene por qué tratarse de algo grave, duradero e inalterable. En este artículo, hablaremos sobre sus causas, consecuencias y posibles soluciones.

¿Qué es el boreout?

El boreout fue conceptualizado por primera vez en 2007 por Rothlin y Werer, dos consultores suizos que revelaron las causas y consecuencias de este síndrome, que todavía se considera un tabú social. Ellos definen el boreout como un desequilibrio entre el tiempo de trabajo y el volumen de tareas a realizar, pero eso no es todo. Otros autores precisan que el síndrome del agotamiento profesional debido al aburrimiento también puede ser causado por:

  • La sensación de que tu trabajo no tiene sentido
  • La falta de estimulación intelectual
  • Las pocas perspectivas de progreso

Es decir, al contrario del burnout, en este caso es la ausencia o falta de trabajo y no el exceso de este lo que tiene un efecto nocivo sobre el bienestar psicológico del empleado. Aunque hay diferencias individuales relativas al nivel de tolerancia ante el aburrimiento, la aparición del sentimiento de boreout está directamente relacionada con no tener suficientes tareas laborales o al hecho de que estas sean aburridas o sin un sentido, durante un período de tiempo considerable.

El boreout también puede ocurrir, por ejemplo, cuando se deja de lado a los empleados o se les da cada vez menos tareas a realizar (o tareas significativas), con el fin de empujarlos a que se vayan. De esta manera, el empleado, despojado de su trabajo, se ve obligado a dimitir. Sin embargo, los casos de síndrome de aburrimiento laboral se producen en muchas situaciones y no parecen limitados a un ámbito de actividad concreto.

Leer también en : Trabajadores

Crítica a la productividad: qué podemos aprender de la filosofía

¿Cómo saber si sufro el síndrome de boreout?

Si bien las causas del boreout son muy diferentes a las del burnout, sus consecuencias son bastante parecidas. Si te sientes afectado por este síndrome, quizás experimentes estos síntomas:

  • Baja autoestima
  • Sentimiento de vergüenza y de culpabilidad
  • Estrategias de evasión para “matar el tiempo”
  • Falta de compromiso con el trabajo
  • Perturbación de la identidad social
  • Sensación de inutilidad social
  • Depresión

Además de estos síntomas, que pueden ser catastróficos para el bienestar del empleado, el boreout también representa un precio a pagar para la empresa, la cual tiene que batallar con empleados poco comprometidos, absentismo, una mayor rotación de personal, bajas laborales y renuncias.

Sin embargo, es importante recordar que el boreout está ligado a la duración. Es poco probable sufrir este síndrome si el aburrimiento laboral es solo puntual y provoca solo una disminución temporal de la actividad.

¿A quién afecta el boreout?

Hay pocos estudios sobre el tema, por lo que es difícil tener una idea exacta del número de empleados afectados o del tipo de perfil que puede tener mayor riesgo de sufrir este síndrome. Sin embargo, un estudio realizado en 2008 por StepStone con 11.238 personas de siete países europeos indica que “el aburrimiento laboral afecta a un 32% de los empleados europeos”. Por otra parte, en España, un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo concluyó que el aburrimiento afecta a uno de cada diez trabajadores. Esta diferencia entre los resultados demuestra la dificultad de obtener datos precisos y hace que nos preguntemos el alcance real de este fenómeno.

Por otra parte, parece que los sectores más afectados son aquellos que tienen períodos con una gran carga laboral seguidos de otros con poca actividad, como los trabajos de temporada. También se cree que algunos sectores de la población tienen un mayor riesgo, en especial, los jóvenes activos. Esto podría explicarse por la brecha que existe entre las expectativas de los jóvenes relativas a su primer empleo, sus valores personales y la realidad. El contraste resultante podría llevarles a un estado de boreout, en especial si no se sienten lo suficientemente estimulados.

¿Qué debo hacer si padezco el síndrome del boreout?

Apenas se están empezando a tener pistas para prevenir este síndrome, debido a que a menudo se le ve como un simple “trastorno de perezosos”, por lo que no es un tema de sensibilización ni de prevención en las empresas.

Si crees que de verdad padeces el síndrome del boreout, es importante que rompas el silencio hablando al respecto y haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto hace que me siento así?
  • ¿Cuáles son las causas?
  • ¿Qué puedo hacer para cambiar esta situación de manera positiva?

Una solución puede ser solicitar la ayuda del departamento de Recursos Humanos de tu empresa, para ver cómo podrían mejorar la situación. Por ejemplo, cambiar de puesto dentro de la misma empresa puede ser algo positivo. Otra solución posible es cambiar de trabajo, de compañía, o incluso de proyecto profesional, para así encontrar un empleo que se adapte más a tus habilidades, valores y verdaderos intereses.

También es muy importante tener en cuenta el equilibrio entre la vida personal y la vida profesional. Una solución para el boreout puede ser realizar actividades en tu vida personal que correspondan a tus verdaderos intereses y que compensen el sentimiento de pérdida de identidad y de inutilidad social.

¿Por qué nos quedamos en un trabajo que nos aburre?

El contexto actual de crisis social y económica puede explicar el hecho de que las personas soporten una situación de aburrimiento permanente en su trabajo y en general en su vida profesional. Así, el miedo a no encontrar otro empleo podría ser otro de los factores que propician el boreout. Otro factor es el miedo a ser juzgado por los demás: decir a otras personas que nos aburrimos en el trabajo puede ser difícil en un entorno social que valora enormemente el éxito profesional. Esta coyuntura social explica por qué el síndrome de desgaste profesional (el burnout) puede parecer más políticamente correcto que el boreout, así como el hecho de que aún no se sepa mucho sobre este último.

El boreout es un síndrome ligado al sentido de nuestro trabajo que muestra la importancia de actuar de acuerdo con nuestros verdaderos intereses, aquellos que permiten que nos sintamos realizados. Así pues, todavía estás a tiempo de preguntarte: ¿qué es lo que tiene sentido para tí?

Traducido por Andreína Gil Cabrera

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Psychologue du travail et psychologue clinicienne

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Descubrir más

Los últimos artículos

No es síndrome del impostor, es acoso

Si te falta confianza en el trabajo, es posible que lo achaques al síndrome del impostor. Pero ¿seguro que eres tú el origen del problema?

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: