Guía para ser creativo en el trabajo (sea cual sea tu puesto)

Guía para ser creativo en el trabajo

Si acudir a tu puesto de trabajo te genera apatía por lo repetitivo de la labor, si pasas ocho horas en la oficina con cara de estar haciendo la declaración de la renta y que te salga a pagar, si estás en ese punto en el que todo te da igual y eres incapaz de disfrutar de la jornada y tu única motivación para ir al trabajo es cobrar la nómina a final de mes… tranquilo, no estás solo. Hay muchos como tú, pero por suerte, hay una salida: la creatividad. Aunque tu puesto no tenga, a priori, un perfil creativo y te pueda parecer una idea lejana, la creatividad puede convertirse en tu mejor aliada.

1. Rompe con la rutina

Dejarte caer en la monotonía cada vez que pisas la oficina o enciendes el ordenador para empezar a trabajar es el equivalente profesional a morir en vida. Caerás antes en el agotamiento, los resultados de tu trabajo empeorarán y te irás acercando a la insatisfacción vital. Para incorporar algunas novedades que harán que tu jornada deje de ser idéntica día tras día y te harán sentir que aportas elementos nuevos, piensa en:

  • Cambiar de herramientas de trabajo. Algunas son inamovibles porque no dependen de ti, sino de la empresa y de tu puesto. Pero hay multitud de formas de organizarse, dispositivos que usar y métodos que aplicar.

  • Modificar el orden de tus tareas: Hay tareas inamovibles: seguramente no podemos ponernos a revisar el correo al final del día, pero quizás sí intercambiar el orden de muchas otras para tener esta sensación de ruptura con la rutina, como pasar las reuniones al mediodía o preparar informes tras la comida.

  • Incorporar tareas nuevas: ¿Hay en tu empresa algún otro equipo al podrías echar una mano con tu experiencia? ¿Algún proyecto nuevo en el que te gustaría participar? No dudes en comentarlo con tus compañeros o con tus superiores.

  • Trabaja desde otro lugar: Si tu puesto te lo permite, puedes trabajar desde otro espacio distinto dentro de la empresa o, si todavía no lo has hecho, empezar a practicar el teletrabajo de vez en cuando.

Simplemente, recuerda que hay docenas de cambios que puedes incorporar a tu día a día y que te ayudarán a dejar atrás la monotonía: trabajar de pie durante unas horas en lugar de pasar toda la jornada sentado, cambiar la decoración de tu mesa, hacer nuevos planes con tus compañeros, o ir a pie hasta la oficina y aprovechar para despejarte y tomar un café por el camino.

“La rutina mata el pensamiento creativo” - Scarlett Thomas, escritora inglesa.

2. Propón ideas

Aunque pueda parecer que para poder proponer ideas es necesario ser creativo, la creatividad también puede fluir en sentido contrario. Tener la intención de proponer nuevas ideas te empuja a pensar de forma distinta, a mirar tu entorno con otra perspectiva en busca de esa posible novedad que haga encenderse tu bombilla.

Para ello, es necesario un cambio de actitud: dejar de mirar tu entorno de una manera conformista y aceptar que tienes la capacidad de darle a tu día a día en el trabajo. ¿Un ejemplo? Nadie pensaba en los años 50 que los caramelos pudiesen mejorar en algo que no fuese su longevidad antes de deteriorarse o su sabor. Solo a Enric Bernat (el fundador de Chupa-Chups) se le ocurrió ponerles un palo para poder sacarlos y meterlos en la boca sin mancharse las manos. Y el resto es historia.

Empieza por repensar las situaciones del día a día. Por ejemplo, ¿es esa herramienta de software la mejor alternativa para organizar el trabajo colectivo? Y si lo es, ¿la estamos usando de la forma más eficaz o podríamos optimizar una parte del proceso?

“Formular preguntas y posibilidades nuevas, ver problemas viejos desde un ángulo nuevo, requiere imaginación creativa y es lo que identifica el verdadero avance en la ciencia” - Albert Einstein.

3. Fija fechas límite

Aunque la ley de Parkinson nos recomiende prudencia a la hora de fijar periodos de tiempo para completar una tarea, ya que con frecuencia tendemos a utilizar todo el tiempo disponible aunque en realidad no lo necesitemos, fijarse fechas límite puede tener efectos muy positivos sobre la creatividad.

El truco es ser realistas, pero ligeramente ambiciosos, a la hora de fijar esa fecha límite: esto hará que nuestra creatividad se dispare para poder lograr los mejores resultados antes de que sea demasiado tarde.

Por el contrario, tener tareas sin fecha concreta de finalización hace que no sintamos la necesidad de terminarlas con la misma intensidad con la que lo hacemos cuando vemos que el deadline se va acercando.

Haz la prueba: fija fechas límite para tareas que no las tengan y en las que veas una necesidad particular de aplicar la creatividad. El hecho de tener una cuenta atrás a menudo te ayudará pensar de una forma distinta.

“La mayor inspiración es la fecha límite” - Nolan Bushnell, fundador de Atari, creador del videojuego Pong y considerado uno de los pioneros en la industria de los videojuegos.

4. Sigue aprendiendo

Las mejores ideas vienen de las personas inquietas y curiosas, pero también de aquellas que se esfuerzan por seguir ampliando sus conocimientos. De hecho, pocos métodos para disparar la creatividad son tan efectivos como el aprendizaje y la formación. No hay una única vía, así que puedes elegir la que mejor te encaje:

  • Lectura de libros: Piensa en incorporar la lectura a tu rutina, por ejemplo, biografías de personajes que te apasionen o ensayos sobre temas que te interesen. Esta actividad genera una sensación de aprendizaje constante y te aporte ideas que luego puedas aplicar al trabajo.

  • Películas y documentales: Hay títulos que dejan huella y nos impulsan a ser más creativos, a eliminar la conformidad. Si buscas empezar a ver las situaciones de tu día a día desde otra perspectiva, ver películas centradas en grandes personajes (artistas, emprendedores, activistas…) o documentales sobre temáticas variadas, no necesariamente relacionadas con tu sector, puede serte de gran ayuda.

  • Cursos: Internet ha puesto a nuestro alcance una infinidad de cursos online, seminarios, webinars, MOOCs, etc. a los que podemos apuntarnos, incluso en muchos casos de forma gratuita. Los nuevos conocimientos que adquieras te abrirán las puertas a nuevas posibilidades creativas que aplicar en tu trabajo.

“La creatividad es pensar cosas nuevas. La innovación es hacer cosas nuevas” - Theodore Levitt, economista estadounidense y profesor de Harvard.

5. Utiliza la creatividad de tus compañeros como trampolín

Utilizar el talento de tus compañeros para disparar tu propia creatividad es una herramienta más que recomendable (sin caer en la copia de ideas, claro está). Es muy sano buscar la inspiración en lo que hacen otros miembros de la empresa y aplicar sus ideas a tu área.

Esto significa que dejarte caer por otro departamento para ver qué tal se organizan y trabajan sus miembros, o escuchar cómo interactúan para luego aplicar sus métodos a tu entorno, pueden ser buenas costumbres que empezar a adoptar.

Work4, una empresa de reclutamiento, lanzó un programa de intercambio entre sus trabajadores llamado Live My Life (“Vive Mi Vida”) para que empleados de cualquier puesto, incluso los becarios, pasaran una jornada aprendiendo el trabajo de otro compañero con un puesto distinto o en un departamento distinto. De esta forma, no solo se familiarizaban con los procesos de otros puestos y entendían mejor sus necesidades y plazos, sino también conseguían salir de la rutina y tomar inspiración creativa para cuando volvieran a su espacio habitual.

“La creatividad consiste simplemente en conectar cosas. Cuando preguntas a las personas creativas cómo hicieron algo, se sienten un poco culpables porque en realidad no saben cómo lo hicieron, simplemente vieron algo que los demás no veían” - Steve Jobs, cofundador de Apple

La creatividad no está ligada en exclusiva a puestos con un componente artístico. Cualquier trabajador la necesita para evitar caer en la monotonía, mantenerse activo y tener una actitud que le proteja del aburrimiento. Este podría ser tu propósito para 2020: reemplazar la rutina por la creatividad.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Javier Lacort

Redactor freelance especializado en tecnología y startups

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Creatividad

Tengas o no un perfil creativo, estos son todos nuestros consejos para ayudarte a impulsar tu creatividad en el trabajo.

Para ser más creativo, ¡abúrrete!

Quienes pueden aburrirse sin remordimientos desarrollan las ideas más originales. ¿Cuáles son los beneficios del aburrimiento para la creatividad?

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: