Cómo hablar de un despido en una entrevista de trabajo

Cómo hablar de un despido en una entrevista de trabajo

El momento de hablar de tu experiencia profesional en una entrevista de trabajo puede disparar tus niveles de ansiedad cuando vienes de un despido. En esta situación, el miedo a ser juzgado puede dar lugar a que te sientas inseguro, pero ha llegado el momento de que sepas a hablar de ello: ¿Qué he aprendido de esta experiencia? ¿Y si, simplemente, no encajabas en esa empresa en aquel momento? En Welcome to the Jungle te ofrecemos nuestros consejos para afrontar esta situación incómoda y que ofrezcas a tu entrevistador una una respuesta convincente que te ayude a reforzar tu candidatura.

En la actualidad, si atendemos a los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), España mantiene una dinámica engañosa: la bolsa de desempleados se reduce lentamente, pero la calidad del empleo mantiene su precariedad o incluso empeora. Son los los jóvenes españoles menores de 25, con una tasa de paro del 33%, los que más sufren la incertidumbre de un mercado laboral repleto de temporalidad y, como consecuencia, con una alta probabilidad de tener que afrontar un despido.

De hecho, en el año 2018 un 53% de las empresas españolas han llevado acabo despidos. El departamento peor parado ha sido el área comercial, objeto de reducción en el 36% de las compañías, seguida por la de administración (25,8%) y la de atención al cliente (21,5%). Pero no todo está perdido: durante el segundo semestre de 2019 y en 2020, el 79% de las empresas ya tiene en previsión la contratación de más empleados (¡un 30% más que en el ejercicio anterior!). En estos, los departamentos que más profesionales demandarán seguirán siendo los de comercial y ventas, ingeniería y producción, y tecnología. Así que si te han despedido, no estás solo. Con toda seguridad, muchos otros candidatos se encontrarán en la misma situación que tú y solo es cuestión de tratar el tema de forma adecuada.

Prepárate para hablar del tema

Pensar que el entrevistador no te preguntará por un despido en alguno de tus anteriores puestos no solo es arriesgado, sino poco conveniente: te expones a tener que tratar esta cuestión sin estar preparado. Así que, cuando te dispongas a preparar tu entrevista y para evitar que una mala expresión o una incongruencia en tu relato te deje fuera del proceso de selección:

  • Normaliza la situación y enfócala con perspectiva. Aunque sea frustrante, un despido pasado no debería desmoralizarte. No eres el primero que se enfrenta a ello, así que lo mejor es entenderlo como un aprendizaje.

  • Ten preparada una explicación breve y contextualizada para que el entrevistador entienda lo que pasó lo mejor posible. Sé concreto con los datos y ofrece siempre la misma versión, para evitar confundirte al responder.

  • Sé preciso y ten en cuenta los aspectos legales. Al hablar de tu despido, prestar atención a los detalles es fundamental. Tu explicación requerirá que estés al corriente de la terminología exacta y los aspectos técnicos, como tu tipo de contrato, causas y posibles indemnizaciones.

Explica las causas de tu despido

Es el momento decisivo, tu interlocutor espera que le cuentes qué provocó que te despidieran de tu anterior empresa. No te preocupes, explicar los motivos adecuadamente puede ayudarte a fortalecer tu candidatura. Habla de las causas, según la situación:

  • Si la empresa cerró, debes explicar brevemente los motivos del cierre, dado que esto demuestra conocimiento e interés por la empresa y el sector en el que trabajabas. El entrevistador verá hasta qué punto estabas involucrado en la evolución de tu anterior compañía.

  • Si la empresa redujo plantilla, una situación similar al cierre, el entrevistador tratará de averiguar por qué fuiste tú, y no otros compañeros, quien tuvo que abandonar la empresa. Lo más conveniente es ser honesto y educado, sin por supuesto recurrir a hablar mal de antiguos jefes o compañeros.

  • Si te despidieron y no se debió a ninguno de los casos anteriores, debes tener una prudencia extrema para explicar los motivos de tu cese. Lo recomendable es centrarse en la experiencia adquirida y los conocimientos enriquecedores que aportó esa etapa a tu carrera profesional.

En general, lo importante es que seas claro y que evites cualquier respuesta que parezca esconder los motivos de tu despido, pues el entrevistador podría dudar de nuestra fiabilidad y sinceridad. Por esta misma razón, no utilices tópicos o frases vacías (“no salió muy bien”, “la empresa quería otra cosa”, “prefiero no comentarlo”…).

Aprende a contar tu historia (y evita mentir)

Que te despidieran no debe ser un motivo para fustigarte: puesto que el objetivo final es demostrar tu capacidad para sobreponerte a algo tan duro en el contexto laboral como un despido, muéstrate sincero al hablar de tus debilidades, pero no te olvides de destacar también tus habilidades. Debes demostrar que has analizado y entendido las causas de tu despido, y que has reflexionado sobre lo que este supuso para ti.

  • Nunca escondas el motivo de un cese laboral. Aunque la verdad no sea agradable, la mentira no es la solución. Piensa que para el entrevistador será muy fácil comprobar los motivos de tu despido, por lo que de nada sirve ocultarlos. Si encaras los hechos y abordas el tema de forma transparente, crearás un clima de confianza durante la entrevista, y el interlocutor percibirá tu sinceridad.

  • Explica que el fracaso te ha permitido ganar experiencia y adquirir nuevas habilidades. La honestidad es importante porque demuestra que aceptas los hechos. Por ejemplo, puedes comentar que tu despido te ha enseñado a afrontar una situación difícil o a optimizar tu tiempo libre para adquirir nuevos conocimientos. Trata de hacer un balance positivo y tu reclutador entenderá que eres una persona proactiva, resolutiva y con capacidad para salir adelante.

  • Vigila tu lenguaje corporal. En un momento tan delicado de tu entrevista de trabajo, cuida que tus manos, el tono de tu voz o tu mirada no entren en contradicción con tus palabras. Prueba a ensayar tu respuesta para evitar mostrarte encogido, atemorizado o intranquilo.

No te líes: sigue el ritmo de la entrevista

Es natural que el entrevistador se interese por conocer ese capítulo de tu vida laboral y las circunstancias de tu marcha, pero piensa que solo se trata de una pregunta más: la entrevista no va girar sobre este tema. Así que no intentes evitarlo ni respondas de forma evasiva o vaga. Una actitud dudosa puede aumentar la inquietud de tu entrevistador. Para que los nervios no te traicionen, recuerda:

  • No saques el tema antes de que el entrevistador lo haga.
  • Aborda la conversación de forma natural y responde a las preguntas de manera concisa y con confianza.
  • No entres en explicaciones largas y complejas que saturen a tu interlocutor y le hagan dudar de tu capacidad de síntesis.
  • Resérvate tu opinión sobre los acontecimientos, así que evita los calificativos.
  • Una vez hayas respondido, evita abordar el tema o referirte a él de nuevo si no es pertinente.

Como ves, afrontar la explicación de un despido no es tarea fácil. Deberás armarte de motivos y preparar un discurso honesto y sin fisuras. Debes entender que el entrevistador quiera conocer los detalles: los despidos son duros y complejos, y por eso cobran un alto interés para los seleccionadores en el momento de la entrevista personal. Al final, la cuestión de por qué le despidieron es, una vez más, cosa de sentido común y previsión. Simplemente recuerda estar atento y elegir las palabras que puedan abrirte la puerta a tu próximo contrato.

Foto de WTTJ

¡Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook y abónate a nuestra newsletter para recibir nuestros mejores artículos!

Joe Pachorra

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Preparar una entrevista

La clave para realizar una buena entrevista de trabajo es estar bien preparado. Por ello, te damos nuestros mejores consejos para que estés tranquilo…

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: