Las 10 claves para redactar un buen currículum en inglés

Las 10 claves para redactar un buen currículum en inglés

“If you’d like to apply for this job, please submit your resume and cover letter”.

Si tu objetivo es solicitar un puesto de trabajo o unas prácticas en el extranjero o en una empresa internacional con sede en España, necesitarás presentar un currículum en inglés. Y si crees que una simple traducción de tu currículum en español será suficiente, estás muy equivocado. La cultura anglosajona es muy diferente a la nuestra y también lo son las expectativas de sus entrevistadores. Esta es la oportunidad perfecta para demostrar al entrevistador que dominas a la perfección sus códigos culturales. Teniendo en cuenta la estructura, la forma, las frases y el vocabulario típicos que se deben conocer, a continuación te mostramos las reglas fundamentales a seguir para redactar con facilidad y en pocas horas un currículum en inglés que destaque entre los demás.

1. Personal data (Datos personales, presentación general)

Aunque tu currículum en español probablemente incluye tu fecha de nacimiento, tu dirección, si tienes carné de conducir, etc. Esta información no es necesaria en los currículums ingleses e incluso podría llegar a incomodar al entrevistador. Por lo tanto, lo mejor es que incluyas únicamente tu nombre y apellidos y tus datos de contacto (correo electrónico, teléfono, usuario de Skype, etc.). Esto es especialmente cierto en Estados Unidos, donde las medidas antidiscriminatorias son muy estrictas y, en consecuencia, los currículums presentan un aspecto muy neutro. En Reino Unido, en cambio, suelen ser más flexibles.

También te desaconsejamos incluir una foto en tu currículum en inglés (a menos que el puesto lo requiera).

2. Professional objective (UK) / Career Planning (USA) (Tus objetivos profesionales)

Aquí lo principal es venderse lo mejor posible en dos o tres frases. Si estás preparando un currículum al estilo estadounidense, esta parte debe comenzar con las cualidades que te hacen merecedor del puesto de trabajo deseado, ya que para una empresa americana, tus cualidades son aún más importantes que tu experiencia profesional.

En cambio, si estás redactando un currículum al estilo británico, ve directo al grano y presenta tus objetivos profesionales, centrándote especialmente en lo que puedes aportar a la empresa. Consejo: introduce palabras clave extraídas del anuncio del puesto de trabajo, de forma que tu perfil coincida con el deseado.

3. Work experience (Experiencia laboral)

Los entrevistadores anglosajones buscan, ante todo, la acción. A diferencia del currículum español, que suele ser bastante descriptivo, en un currículum en inglés lo que prima es la ejecución, la iniciativa… ¡y los resultados! En un currículum estadounidense, puedes evitar extenderte demasiado y acompañar este punto de la frase: “References available on request”.

Sin embargo, en un currículum de estilo británico, esta sección debe detallarse cuidadosamente. No te olvides de incluir todas tus experiencias profesionales, de forma que destaque la tan deseada “cultura de los resultados”. Los entrevistadores dan especial importancia a los verbos de acción o power verbs. Tampoco dudes en incluir números y cifras que respalden tus palabras. Por ejemplo:

  • Increased site traffic and conversion KPI’s with targeted SEO strategies
  • Wrote and published 5 articles per week totaling 50 posts
  • Increased Facebook following by 40% and total Facebook reach by 600%

Para describir las acciones que hayas emprendido, puedes informarte sobre las “palabras de moda” o buzzwords relacionadas con el sector de actividad de la empresa para incluirlas en tus descripciones. Por ejemplo, para un puesto de marketing podrías utilizar: surveys, target audience, trend analysis, consumer insights… Esto es de especial importancia si quieres destacar una experiencia profesional en una empresa española desconocida para el entrevistador.

Si todavía no tienes demasiada experiencia, céntrate en destacar la buena gestión de tus actividades universitarias, o las responsabilidades que tuviste durante la organización de un evento, por poner un ejemplo.

4. Education (Formación)

Organízala cronológicamente, comenzando con la más reciente, y sin olvidarte de indicar el año en que se obtuvo. Si aún no te has graduado, simplemente añade “(expected)” después del año esperado de graduación. Como el sistema educativo español suele diferir bastante del de otros países, no dudes en añadir una breve descripción del contenido de tu formación, tus asignaturas principales (“Main subjects: …”) o tu especialidad (“Major in…”). Los anglosajones también son muy aficionados a los premios, concursos, etc., así que asegúrate de incluirlos si quieres captar la atención del entrevistador.

Ten mucho cuidado a la hora de traducir tu diploma. Aquí te ofrecemos algunos ejemplos para ayudarte:

  • Título de bachillerato = High School diploma, equivalent to A Levels
  • Técnico superior en… = Advanced vocational training in
  • Grado en… = Four-year university degree in
  • Máster en… = Master’s degree in

Consejo: consulta los sitios web del British Council y del NARIC para encontrar posibles equivalencias para tus titulaciones.

5. Professional skills (Competencias)

Indica tus competencias en informática, en los programas y herramientas especificados en la oferta y/o en los idiomas que hablas. Respecto a estos últimos, no te olvides de mencionar el nivel: mother tongue, bilingual, fluent, moderate, basic.

Un consejo: a menos que seas un estadounidense born and raised (o sea, de pura cepa), hayas pasado varios años en un país anglosajón o te apasione realmente el inglés, probablemente no deberías indicar un nivel “fluent” en tu currículum. Sin embargo, existen otras alternativas:

  • Native or bilingual proficiency: competencia bilingüe o nativa
  • Full professional proficiency: competencia profesional completa
  • Limited working proficiency: competencia básica profesional
  • Elementary proficiency: competencia básica

También puedes incluir tu puntuación en uno de los tres exámenes conocidos a nivel internacional: TOEFL, TOEIC o Cambridge y tus estancias lingüísticas o tus viajes al extranjero si son pertinentes. Como última opción, puedes autoevaluar tu nivel siguiendo una de las escalas de niveles desarrolladas por agencias gubernamentales. En Inglaterra y en Europa en general, el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER, o CEFR en inglés) es la escala de nivel estándar (que va del nivel A1 al C2), mientras que en EE. UU. existen dos estándares: ACTFL e ILR.

6. Miscellaneous (Otros datos de interés)

En Estados Unidos, más del 75% de los entrevistadores afirman dar preferencia a los candidatos que han participado en actividades extracurriculares y 9 de cada 10 piensan que esto demuestra dotes de liderazgo. Así que no dudes en incluir actividades como pequeños trabajos, asociaciones, deportes de alto nivel, aficiones, proyectos personales…

En esta categoría, todo cuenta. Solo hay una regla que debes respetar: al igual que con tus experiencias, asegúrate de destacar la acción y los resultados, o como mínimo dar indicaciones sobre el alcance del proyecto (tamaño del equipo, presupuesto gestionado, etc.). Y un consejo: evita las trivialidades y sé preciso a la hora de indicar, por ejemplo, el nombre de tus autores predilectos —en caso de mencionar la lectura— o del equipo del que eres hincha.

7. Referencias

Los entrevistadores anglosajones tienen por costumbre contactar con las antiguas empresas o profesores de los candidatos, así que asegúrate de proporcionar dos o tres nombres —y los respectivos datos de contacto— de personas que puedan interceder a tu favor. Consejo: si prefieres no incluir recomendaciones, especifica que tus referencias están disponibles a petición (de nuevo, “References available upon request”). De todas formas, esta práctica no es demasiado común en EE. UU., por lo que no es necesario que incluyas este apartado en caso de solicitar un trabajo allí.

8. Estilo

Antes de enviar tu solicitud, deberás elegir el idioma específico antes de redactar tu currículum. Aunque no lo parezca, existen varios tipos de “inglés”, siendo los más conocidos el del Reino Unido (británico) y el de EE. UU. (estadounidense). Si deseas presentar tu solicitud en alguno de estos dos países, no hay nada que sopesar. Pero ¿y si quisieras presentarla en Asia, por ejemplo? En ese caso te recomendamos que uses el formato y el vocabulario de EE. UU., que es más internacional. Estos son algunos ejemplos de diferencias entre ambos tipos (palabras, formato de fecha, etc.):

  • Organize, Analyze (EE. UU.) frente a Organise, Analyse (Reino Unido)
  • Fulfill (EE. UU.) frente a Fulfil (UK)
  • Behavior, Favorite (EE. UU.) frente a Behaviour, Favourite (Reino Unido)
  • Program (EE. UU.) frente a Programm (Reino Unido)
  • Internships (EE. UU.) frente a Placements (Reino Unido)
  • Fechas: mm/dd/aaaa (y no dd/mm/aaaa como en Europa)

Si decides redactar tu currículum en inglés estadounidense, emplea frases cortas, cifras clave y gráficos. En cambio, si prefieres escribir un currículum en inglés británico, céntrate mejor en incluir párrafos más largos.

9. Maquetación

En países como el Reino Unido, los entrevistadores suelen apreciar que el candidato personalice el currículum con los colores de la empresa en la que aspira entrar. En EE. UU. no solo lo aprecian, sino que lo consideran algo esencial, ¡así que no lo pases por alto si quieres ganar puntos!

Y aunque en España el currículum no debería exceder una página, los entrevistadores británicos aceptarán sin problema un currículum de dos páginas si las experiencias profesionales lo justifican. En cuanto al currículum estadounidense, se aconseja no exceder la página, salvo en caso de haber sobrepasado los 15 años de experiencia profesional.

10. Bonus: Perfil en LinkedIn

Y un último consejo: una vez que lo hayas completado, no olvides actualizar tu perfil de LinkedIn creando un perfil en inglés.

  1. En la pestaña “Yo” de la parte superior de la pantalla, haz clic en el botón “Ver perfil”.
  2. En “Añadir sección”, selecciona “Idiomas compatibles” del menú desplegable.
  3. Haz clic en la opción “Añadir perfil en otro idioma”.
  4. Rellena los campos y haz clic en “Crear perfil”.

¿Ya has redactado tu currículum en inglés? Ahora solo te queda adaptarlo al sector en el que vas a presentar tu solicitud, ya que algunos, como el del lujo, tienen sus propios códigos.

Traducido por Rocío Pérez

Foto de WTTJ

Sigue a Welcome to the Jungle en Facebook, LinkedIn, Instagram o Twitter y suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos artículos.

Florence

  • Añadir a favoritos
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en LinkedIn

Redactar tu currículum

30 segundos: ese es el promedio de tiempo que un entrevistador puede dedicar a un currículum. En esta sección te explicamos cómo crear un currículum …

¿Se puede mentir en el currículum?

Maquillar el currículum para inclinar la balanza a tu favor puede ser muy tentador. Pero ¿qué riesgos corres si no eres honesto?

¡Síguenos!

Cada semana en tu bandeja de entrada, una selección de consejos y de nuevas empresas que contratan

Puedes darte de baja en cualquier momento. No somos susceptibles, prometido. Para saber más sobre nuestra política de protección de datos, haz click aquí

Y en nuestras redes sociales: